Supuesto y solución

Decir supuesto y solución, es decir dicho y hecho, es decir hecho y Derecho, es hablar de trecho estrecho arrecho. Asina asín ansí así, lo ha dicho Andrés Bello en conjunción con Rufino J Cuervo, en la Gramática de la Lengua Castellana, con el prólogo y notas de Niceto Alcalá Zamora y Torres, de la Academia Española de la Lengua: "La forma suprema legítima de las leyes, formulan sus preceptos en dos partes, que completan el texto: el supuesto, que por experiencia o previsión enumera y define los casos; y la solución legal que da la norma, la cual por la permanencia de la ley para el porvenir emplea el futuro…El futuro expresa los más permanentes y trascendentes imperativos de la existencia humana…entre el imperativo y el futuro hay un entrecruzamiento explicable, y no una incompatibilidad absoluta, pues siendo el uno modo y el otro tiempo, no se excluyen por impenetrabilidad… ".

Con digresión y sin digresión, el supuesto es expresión, llevado por la experiencia definida figurada, y, decir supuestos experienciales definidos, es decir hecho. La solución, es advertencia venidera, y, decir solución advertida venidera, es decir dicho, y, es decir Derecho. De modo que de lo despertado por Andrés Bello, supuestos experienciales definidos, es decir hechos, y, decir soluciones advertidas venideras, es decir dicho, y, es decir Derecho. Lo que trae consigo, que supuestos experienciales definidos y soluciones advertidas venideras, son casos límite contradictorios caliginosos, que han de tener un medio aristotélico profundo en trecho estrecho arrecho. Lo que indica que supuestos y soluciones, como modo y tiempo, han de ser aspectos límbico antagónicos ambiguos, cuyo medio aristotélico profundo es la verdad entrecruza andresbelloiana profunda. Lo que explica y supone que todas las leyes, han de ser contradictorias y borrosas. Y, que ha de corroborarse con el Artículo Cuarto del Código Civil Venezolano, en que aparecen las palabras pareadas paradójicas, la evidencia y su contrapeso la duda, lo lógico y su contrapeso lo absurdo, el significado y su contrapeso el misterio, lo preciso y su contrapeso lo impreciso, los principios generales del derecho y su contrapeso la norma, el todo y su contraparte la parte, tanto como el supuesto y su contrapeso la solución, y, entre estos la verdad entrecruzada andresbelloiana profunda.

Con digresión y sin digresión, supuesto y solución han de ser casos límite contradictorios caliginosos, a mas y más, con las afirmaciones de Bart Kosko: "La teoría de la borrosidad se presenta como una teoría adecuada para la representación de la incertidumbre que hay en el significado de todas las palabras…las palabras son públicas y el conjunto de palabras son privadas, las palabras para lo civil y el conjunto de palabras para el magín, las palabras son comunales y el conjunto de palabras son cerebrales."

El estudioso de la borrosidad Bart Kosko, háblanos de la incertidumbre en todas las palabras y de contrapeso la certidumbre en todas las palabras, palabras pareadas paradójicas de las que nos hablara Luis Alberto Machado en la singularidad del ser, en que devienen los casos límite contradictorios caliginosos, la certidumbre y la incertidumbre, lo público y lo privado, asina asín ansí así, la tesis y la antítesis, el exceso y el defecto, tanto como el supuesto y la solución, cuyo medio aristotélico profundo es la verdad entrecruzada andresbelloiana profunda.

Con digresión y sin digresión, supuesto y solución han de ser casos límite contradictorios caliginosos, a mas y más, con las afirmaciones de Ferdinand Saussure: "El lenguaje es un fenómeno heterogéneo, y, hay que distinguir en él dos casos, la lengua y el habla. La lengua es pública comunal y el habla es privada particular."

Palabras pareadas paradójicas de las que nos hablara Luis Alberto Machado en la singularidad del ser, en que devienen los casos límite contradictorios caliginosos, la lengua y el habla, lo público y lo privado, lo comunal y lo particular, asina asín ansí así, la tesis y la antítesis, el exceso y el defecto, tanto como el supuesto y la solución, cuyo medio aristotélico profundo es la verdad entrecruzada andresbelloiana profunda.

Con digresión y sin digresión, supuesto y solución han de ser casos límite contradictorios caliginosos, a mas y más, con las afirmaciones de Julius Robert Oppehenheimer: "Diversas formas de explicar una experiencia física pueden tener cada una validez, ser cada una necesaria para una descripción adecuada del mundo a la par que se oponen recíprocamente en una relación de contradicciones mutuas."

Las diversas formas, las distintas maneras, los diversos modos de explicar, definir, describir, una experiencia física, un supuesto experiencial definido figurado, es contenido del principio contradictorio de la borrosidad, en que todo es cuestión gradiente valorativo medible entre los valores polarizados y los valores jerarquizados, llevado, el todo, por un tanto factual distintivo, en el medio aristotélico profundo, del exceso y del defecto, del todo y la parte, del algo y de la nada, tanto como el supuesto y la solución, cuyo medio aristotélico profundo es la verdad entrecruzada andresbelloiana profunda.

Con digresión y sin digresión, supuesto y solución han de ser casos límite contradictorios caliginosos, a mas y más, con la afirmaciones de Luiz A de Mattos, en el Compendio de Didáctica General, en que citara a Frank Gilbreth: "La didáctica moderna parte del postulado fundamental de que hay diversas maneras de realizar cualquier tarea, una de las cuales será siempre la mejor y la más eficiente, entre el armar y el desarmar, entre análisis y síntesis, entre el construir y el destruir, entre el componer y el descomponer."

La didáctica moderna es contenido del principio contradictorio de la borrosidad, en que todo es cuestión gradiente valorativo medible, llevado, el todo gradiente valorativo medible, por un tanto factual distintivo, en que ha de aparecer la verdad frankgilbrethiana profunda, entre el armar y el desarmar, entre análisis y síntesis, entre la tesis y la antítesis, entre el construir y el destruir, entre el componer y el descomponer, entre el puntillismo y el cubismo, tanto como entre el supuesto y la solución, cuyo medio aristotélico profundo es la verdad entrecruzada andresbelloiana profunda.

Con digresión y sin digresión, el supuesto y la solución han de ser casos límite contradictorios caliginosos, a mas y más, con la afirmaciones de Richard P Feynman: "El conocimiento es un conjunto de afirmaciones con grado variable de certeza".

El conocimiento es contenido del principio contradictorio de la borrosidad, en que todo es cuestión gradiente valorativo medible, llevado, el todo gradiente valorativo medible, por un tanto factual distintivo, en que ha de aparecer la verdad richardfeynmaniana profunda, una verdad dinámica equilibrada mutable abismal, entre el objeto y el sujeto, entre la certeza y la duda, entre el significado y la significación, entre la inteligencia y el objeto, entre el pensamiento y el objeto, entre el símbolo y el objeto, entre la verdad y la falsedad, tanto como entre el supuesto y la solución, cuyo medio aristotélico profundo es la verdad entrecruzada andresbelloiana profunda.

Si decir dicho y hecho, es decir hecho y Derecho. Entonces sea dicho que es decir, a mas y más, supuesto y solución, cuyo medio aristotélico profundo es la verdad entrecruzada andresbelloiana profunda. Ergo vergo sea dicho que en Andrés Bello, en Rufino J Cuervo, en Niceto Alcalá Zamora y Torres, en Ferdinand Saussure, en Luis Alberto Machado, en el Artículo Cuarto del Código Civil Venezolano, en Julius Robert Oppehenheimer, en Luiz A de Mattos, en Frank Gilbreth, en Richard P Feynman, y, en Bart Kosko, encuéntrase presente el principio contradictorio borroso. Ergo vergo sea dicho que el principio contradictorio borroso, dice que el todo es cuestión gradiente valorativo medible, en donde tócanse los extremos, en que el todo es tanto como la parte, llevado, el todo gradiente valorativo medible, por un tanto factual distintivo. Ergo vergo sea dicho que en el principio contradictorio borroso, tanto es la posición como la velocidad en el medio aristotélico abismal de la difuminación continua espectral en el trecho estrecho arrecho del dicho y del hecho, tanto como del hecho y del Derecho. Ergo vergo sea dicho que el principio de incertidumbre de Heisenberg es contenido del principio contradictorio de la borrosidad, en que ha de aparecer la verdad entrecruzada andresbelloiana profunda, entre el supuesto y la solución, tanto como entre la onda y la partícula del principio de la complementariedad de Niel Bohr, y, entre la onda y la partícula, como si fuera el supuesto y la solución, la verdad complementaria bohriana profunda, la verdad entrecruzada andresbelloiana abisal.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 395 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor