Intelectuales y políticos dando clases de flotación

Hoy Venezuela es un laboratorio para el estudio político, aquí se pueden apreciar las expresiones de las diferentes clases sociales, se ilustra el comportamiento de las capas intelectuales y los estratos políticos. Quizá la bonanza petrolera de tantos años talló en la dirigencia nacional una mentalidad sui generis, especial para flotar en el mar de la bonanza a la par que pescábamos en el cardumen de la renta; es así, más parecen una cuadrilla de cazadores y pescadores, lejos quedó el eco de las hazañas independentistas. Un buen ejemplo de esta conducta cómoda, gelatinosa, la presenciamos en ocasión de la ley antibloqueo. Veamos.

El comportamiento de intelectuales y políticos se asemeja al dicho aquel: si ronca como un cochino, tiene rabo de cochino, orejas de cochino, si produce chicharrón, es un… y aquí viene lo especial de Venezuela, ¡no es un cochino! ¡Es lo que diga aquel!

Así pasó con la ley, intelectuales y políticos dicen que no cumple con esto y con lo otro, que no es constitucional, que no es chavista, no puede desaplicar, lesiona la ideas socialista, es privatizadora, es antisocialista, entonces… no la condeno, tampoco la apoyo, pero ley es ley; juego tierrita y no juego más. Este escurrir el bulto a las responsabilidades, este ver para otro lado es propio de la conducta de petrolero, no correr riesgos, no restearse, flotar y esperar que la corriente nos lleve a algún lado, siempre habrá petróleo que mamar. No digo nombres, no es un asunto personal, es una cultura lo que hay que combatir, la cultura plastilina, este amoldarse a las circunstancias, este no asumir las consecuencias de las ideas, no enfrentar nada.

Hoy se descuartiza al legado de Chávez y pocos se resisten, cuesta conseguir dirigente chavista que hable del Plan de la Patria, de Socialismo con sinceridad, que no sea un relleno de ocasión, como aquellos que tienen el descaro de plantear que el Socialismo lo harán los burgueses, los que argumentan que necesitamos al capitalista para que cree riqueza que repartir, como si los capitalistas fueran pendejos para crear riqueza para que jorgito la reparta.

El país atraviesa una turbulencia ética, el ejemplo de sus dirigentes es nefasto, la conducta que chorrea desde las altas esferas de la conducción del país, del gobierno y la oposición gringa, es de la viveza, el truco, la zancadilla, la trampa como relación humana. Se inventan elecciones, se descalifica a personas, se usan los tribunales a conveniencia del pranato, la justicia estalló; los intelectuales y los políticos llegan hasta la orilla, no se meten para lo hondo. Así se comporta la población en general, indisciplinada, viva, todos contra todos. Unos, desesperados, se van del país; otros se enclaustran en sus vida, literalmente se encierran en sus casas, la sociedad se nos disuelve en nuestras narices.

Es necesario volver a Chávez, al coraje que tuvo para correr riesgos, para tomar partido, como el 4 de febrero, cuando el sabotaje petrolero. Se debe decir sin dudas: si traicionó el mandato de Chávez, si es capitalista, si quiere vender a PDVSA, entonces hay que tumbarlo, debe irse.

Es urgente seguir el ejemplo de Chávez estudioso de la historia y fiel con esa historia. No podemos dejar que aquella gesta heroica que comenzó en el Samán de Güere termine en el desastre del madurismo.

¡CHÁVEZ VIVE EN EL SOCIALISMO!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1167 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: