¡Me sigue latiendo el alma…!: ¿Y si la invasión a Venezuela empezara por Macanao?

«Makatao; es nombre…,» ¡escribía en el pizarrón y leía el oficial gringo en su mal hablar del español cuando fue interrumpido!

«¿Macarao, Manaos, Maicao…?» expresaban, extrañados, cada uno de los doce sujetos presentes.

«No, ‘coño’; Makatao, en la Península, del lado occidental en la Isla de Margarita» «¿Entienden?» les replicó el gringo con absoluta claridad lingüística y en manifiesto disgusto.

«Makatao, es nuestra palabra clave para toda comunicación y acción sobre la Península de Macanao, fachada occidental de la Isla de Margarita, mientras el régimen se distrae con Colombia…» Continuó diciendo en perfecto y muy fluido lenguaje…

Penetrados hasta el alma, como está el accionar del hostil gobierno colombiano, su insistencia clara, abierta, propagandística, sobre entrenamientos y gestación de una incursión militar, de mediana y gran escala, contra Venezuela, más que rayar en lo ridículo, expresa sin duda; en primer lugar un mal manejo de la situación por parte del gobierno colombiano, sus cuerpos de inteligencia y contrainteligencia involucrados. En segundo lugar; de mayor preocupación, una abierta y muy evidente distracción sobre la preparación y ejecución de objetivos alternos como la fachada oriental, norte costera-atlántica, entre la Isla de Margarita y el Delta del Orinoco, con proyección sobre todo el norte costero, desde Paria hasta Miranda con base en la Isla de Margarita. Desde Trinidad y Tobago sobre la fachada atlántica, con proyección sobre Güiria (Sucre), Maturín (Monagas), Puerto Ordaz, San Félix, Ciudad Bolívar (Bolívar) a través del Orinoco y el Caroní, penetrando por el Delta (Tucupita). En respaldo y distracción a la acción, sobre el estado Bolívar, contra el complejo eléctrico nacional allí instalado, se sugiere una incursión aérea hostil desde Brasil con salida a Guyana. La incursión colombiana desde Riohacha sobre Maracaibo contiene una acción aérea sobre el estado Falcón y las instalaciones petroleras con salida hacia Aruba y Curazao.

La ubicación excepcional de la Isla de Margarita en el Mar Caribe, de costa norte abierta hacia el resto del mundo, la colca como objetivo primordial en cualquier acción de avanzada importante y prolongada sobre territorio continental. Difícilmente, en este tipo de campañas a largo plazo, las fuerzas nacionalistas tendrían oportunidad alguna para combatir y abatir tal amenaza instalada sobre territorio margariteño. Así dibujada; la Isla de Margarita representa un bastión de honor, como plataforma natural inexpugnable desde la cual actuar con absoluta libertad y dominio sobre el resto del territorio venezolano y ¡más lejos!

¿Por qué Macanao, la Península?

Desde hace tiempo, casi desde el mismo comienzo de la Revolución Bolivariana, durante el paro petrolero (2002-2003), la Península de Macanao, hacia el lado oeste de la Isla de Margarita, ha sido señalada y colocada en el escenario mediático, propagandístico, de guerra psicológica, «como bastión y refugio de elementos terroristas al servicio del régimen» Su importante flota pesquera; señalada de «colaboradora, participe y responsable de todo el narcotráfico hacia el Caribe oriental». Con tal expediente, sin duda alguna, que la causa bellis expuesta en justificación de una eventual invasión militar a Venezuela, de tal magnitud, pasa por considerar, exponer, señalar, la lucha contra el narcotráfico, el terrorismo y el lavado de activos, dinero, que preconcebida, maliciosa e intencionalmente se ha elaborado durante todos estos años. Desde la Isla de Margarita, Macanao, tras ser bombardeadas de manera inclemente y devastadora, las poblaciones de ‘Chacachacare’ a la entrada de la península, Boca de Río (capital municipal), Boca de Pozo y Robledal, serán presentadas como trofeos de guerra donde «se ocultaba el terrorismo y el narcotráfico en Venezuela que sostenía al régimen» Se intuye que la acción sobre Margarita tiene asiento logístico y coordinación en Santa Lucia con enlace en Trinidad y Tobago, desde la publicitada lucha antinarcótica en el Caribe oriental, aviones caza de acción rápida, en vuelo rutinario Santa Lucia-Trinidad-Tobago, eventualmente se desprenden a baja altura, buscando evadir los radares de la propia Isla de Margarita, en sorpresivo pasaje, desde el noreste se bombardea Juan Griego, Chacachacare, Boca de Río, Boca de Pozo, Robledal, poblaciones intermedias, con salida hacia Aruba y Curazao.

¡Lo demás es: «devastación y muerte; casas, escuelas, embarcaciones, centros de salud, arrasados por las bombas del ejercito invasor, un estado, un territorio fallido, de población inexistente, exterminada por quienes dijeron ser sus salvadores»! ¿No lo ven?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 691 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: