Crisis de los misiles

Se conoce como crisis de los misiles, a los trece días de octubre de 1962, en los que Estados Unidos y la Unión Soviética estuvieron a punto de comenzar una guerra nuclear por Cuba. En marzo de 1962, la Comisión Taylor, planteó medidas para justificar la intervención militar en Cuba. Cuba había sido un país estrechamente ligado a los intereses norteamericanos desde su independencia de España en 1898. La revolución de Fidel Castro en 1959, que en un principio no se definía como comunista pero que tenía una clara orientación nacionalista, comenzó a tomar medidas que lesionaban los intereses estadounidenses. La reacción de Washington fue inmediata: ruptura de relaciones en 1961, imposición de un bloqueo económico, excluyó a Cuba de la OEA (Organización de Estados Americanos) y organizó, mediante operaciones secretas de la CIA, una fallida invasión de emigrados anticastristas en Bahía de Cochinos o Playa Girón en abril de 1961.

En octubre de 1962, aviones espías norteamericanos U2 detectaron la construcción de rampas de misiles y la presencia de tropas soviéticas. El 22 de octubre, con el apoyo claro de sus aliados occidentales, Kennedy toma una medida de gran dureza: establece una "cuarentena defensiva", es decir, un bloqueo de la isla, desplegando unidades navales y aviones de combate en torno a Cuba. Si los navíos soviéticos intentaran forzar el bloqueo, el conflicto armado entre las dos superpotencias estaba servido.

Fue el momento de la guerra fría en que más cerca se estuvo del enfrentamiento directo entre la URSS y EEUU y de la hecatombe nuclear. Finalmente, tras negociaciones secretas, Kruschev lanza una propuesta aceptada por Kennedy: la URSS retiraría sus misiles de Cuba a cambio del compromiso norteamericano de no invadir la isla y de la retirada de los misiles Júpiter que EE.UU. tenía desplegados en Turquía. El mes siguiente la URSS desmonta y repatría su material bélico ofensivo y EE.UU. levanta el bloqueo sobre la operación militar, pero en la actualidad ya han pasado 60 años y el bloqueo económico a Cuba continua.

La situación realmente no ha cambiado después de esta crisis EE.UU, se convierte en el super policía mundial, interviene sin ninguna autorización en los países con recursos naturales que necesitan, quitan y ponen gobiernos títeres para poderlos manejar a su antojo, En Venezuela ocurrió igual después del derrocamiento del General Marcos Pérez Jiménez, comienza un periodo de democracia representativa, tres partidos políticos dominan la escena Acción Democrática, COPEI y URD, la izquierda el partido comunista fue relegado y proscripto, igual ocurre en toda América Latina, pero el dato que quiero hacer referencia es que en 1962durante el bloque los buques soviéticos fueron detenidos en aguas internacionales y se quiso incautar su carga, Hoy 60 años después vuelven a querer hacer lo mismo con Venezuela, la republica de Irán, está suministrando combustible y equipos para que las refinerías de Venezuela puedan funcionar pero las corporaciones o el imperialismo norteamericano se lo impiden.

El bloqueo contra Venezuela es brutal, asesino y criminal, han bloqueado cuentas bancarias negando el acceso a la compra de medicinas, alimentos y materiales para la industria venezolana, lo de la gasolina es una forma de cómo nos arrodillan para que traicionemos nuestros principios. Al presidente Chavez se la hicieron lo atacaron hasta el cansancio pero contra el presidente Maduro el ataque ha sido peor, ahora como hemos podido soportar estos ataques, pues algo muy sencillo en Venezuela hay recursos y países importantes como China, Rusia, India, Irán, no han permitido que Venezuela quede aislada, de lo que si estamos completamente seguros es que en Noviembre habrá elecciones en EE.UU y el ataque contra Venezuela será brutal.

Caracas, 13 de septiembre 2020
Gilberto Díaz
C.I 4.417.256


Esta nota ha sido leída aproximadamente 628 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter