Carlos Lanz Rodriguez, un maestro cimarrón en la encrucijada

I

Oímos al Fiscal General de la República, Abogado Tareck William Saab, declarar sobre la angustiosa desaparición ya casi por un mes del conocido analista político y de la comunidad de inteligencia, luchador y teórico social Sociólogo Carlos Lanz-Rodríguez (quien siguió los cursos regulares de la Escuela de Sociología y Antropología, UCV, seguramente hacia mediados de 1960); pero es un personaje relevante de la ciencia social emergente y decolonial, a quien más allá de los lauros académicos formales, se debería llamar "Un Maestro Cimarrón" ahora en una encrucijada grave de su vida u otra más. Sistematizador de variadas experiencias de organización, educación popular y transformación de las conciencias en espacios comunitarios amplios de Venezuela; desde la perspectiva de la teoría crítica ha entregado importantes aportes sobre aspectos de identidad y pertenencia nacional venezolana y latinoamericana y caribeña; de hecho si uno se topa con alguna de sus obras escritas tendrá garantizado una excelente lectura acerca del entorno social del presente así como sus conexiones ancladas en el pasado y cómo se proyectan eventualmente hacia el futuro, en un ejercicio de eso que llaman análisis prospectivo.

Volviendo a la noticia vista en la Tv, señaló el alto funcionario, no sin extrañeza de nuestra parte, que su Despacho abrió una línea de investigación sobre este evento que tiene movilizado a buena parte del país; una de cuyas características es que no se trata de un secuestro, no hay violencia en su hogar ni en la calle, pedido de rescate o reivindicación de ciertos grupos terroristas, como es costumbre y su teléfono celular tuvo señal hasta el mediodía del 8 de agosto de 2020, día de su desaparición; lo que configura al menos un rasgo del hecho socio-político-policial; la Fiscalía, acotó, ha emprendido más de 60 diligencias, 20 entrevistas a conocidos y amigos.

Entonces lo raptaron ¿quiénes? ¿Un fenómeno extraordinario? Por otra parte, cabe también preguntar: Cómo es que un tipo tan avezado o entendido tanto en la teoría como en la práctica en cuestiones de seguridad personal y en el ámbito de las organizaciones políticas con unidades especiales, va a caer como decía Víctor Morillo, "El Tricolor de Venezuela", ¿manso como un corderito?

Claro, se entiende que como alguien que vive en las catacumbas del pueblo nunca tenía asignado escoltas especiales y tampoco se podía sospechar que lo asechaban grupos de presa, ¿una operación sorpresa?

II

Ya hemos contado que conocemos al Profesor Lanz de vista, así como se conocen a las figuras públicas, pues, hemos participado con este maestro en jornadas académicas especiales. Primero por ahí hacia 1994 en la UPEL-IPB, cuando dictara unos seminarios sobre investigación –acción y teoría crítica, en un ambiente intelectual para la época al parecer signado por modelos de investigación educativa empírico-analítica o positivista, con sus trabajos de campo y estadísticas de prueba típicas de la tradición en ciencias sociales de origen norteamericano, cuando por cierto señaló: -compañero, nadie puede negar que aquí tiene mucha ascendencia un autor muy prestigioso en el campo de la estadística. Probablemente se refería a un distinguido profesor experto en esa disciplina de procesamiento y presentación de datos que, en el Instituto Pedagógico de Barquisimeto, efectivamente fue muy estimado, tanto en pregrado como en postgrado y la Teoría Crítica, en cambio, se aplicaba sólo en algunos cursos denominados Trabajo Comunitario, con lecturas de Paulo Freire, Fals-Borda y el mismo Lanz con su Método Invedecor, al menos.

Posteriormente, hacia 1998 o 99, lo encontramos cuando ya iniciábamos el ejercicio profesional en El Porvenir, municipio Urdaneta del estado Lara, manejando él por cierto un auto europeo pequeñito, llamado precisamente Minicord o algo así; también en el Centro Regional de Formación del Maestro del estado Lara, por ahí en 2010, creemos, cuando actuábamos como colaboradores docentes de Misión Sucre, Aldea de Siquisique, volvimos a participar en unas jornadas donde Carlos Lanz-Rodríguez discurrió sobre la transformación universitaria y sobre el Proyecto de Ley Orgánica de Universidades. Inmediatamente después que el comandante Chávez denegó la aprobación de la ley y hasta el sol de hoy seguimos sin un instrumento legal actualizado para las casas de estudios venezolanas, que han seguido funcionando con reformas parciales por vía de decretos y hasta alguien que seguramente para entonces apenas concluía bachillerato y luego egresó en Derecho en la Universidad Bolivariana de Venezuela, UBV, hoy es Ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria. Ergo, las cosas han cambiado, aunque tal vez no como uno quisiera y con sorpresas extraordinarias, para bien y para mal.

III

La incógnita Lanz debe ser resuelta pronto y en esa línea es que va trabajando el Ministerio Público, según el poeta Tareck William Saab. Reveló también un aspecto inquietante, a saber, que detectaron una extraña llamada con origen en Toronto, Canadá, de tal suerte que este es un caso extraño, que para aliviar la tensión diremos que parece similar a la serie policiaca española conocida como Los misterios de Laura, en que la variable que desencadena los hechos resulta ser de los más vulgar e intrascendente, una venganza o retaliación; cualquier cosa, por esas realidades insondables del alma humana, la psicología profunda de que habla Edith Stein en "La estructura del alma humana" (Biblioteca de Autores Cristianos. Madrid. 1998).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 522 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: