Fraude constituyente

Con el anuncio hecho por maduro de que la Constituyente se "disolvía" este mes de diciembre se consuma un fraude a la Constitución y al pueblo, el FRAUDE CONSTITUYENTE. maduro actúa como un reyezuelo, como "Yo el Supremo" de Roa Bastos, abrogándose una autoridad y un prestigio que no tiene; conduce al país "como le da la gana", mientras, utilizando a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y a un psuv enajenado, le ha impuesto al pueblo venezolano el peor paquete de "shock" económico, revirtiendo no sólo los avances y conquistas alcanzadas con el Presidente Chávez, sino, incluso, las pocas conquistas del pueblo durante el período de la IV República.

Bajo la vergonzosa consigna de que aquí se hace "lo que maduro diga", impuesta en el último "congreso" del PSUV, cuyo objetivo era la postulación de maduro como único candidato del partido para las elecciones presidenciales de 2014, a la vez que se expulsaba del partido, como sucedió conmigo, cualquier disidencia dentro de las filas del chavismo.

A partir de ese sismo que se produjo en el chavismo, dentro del espectro político tomó fuerza y forma por primera vez lo que hemos denominado "el madurismo": un conjunto variopinto de personajes, desde empresarios, férreos opositores a Chávez, dirigentes políticos de vieja data, periodistas y poetas bohemios, hasta ex comandantes rebeldes, caracterizados por una insospechada sumisión y subordinación a los dictámenes de maduro y los 5 gatos que manejan el país.

El madurismo como expresión política más acabada, se concretaba así en la acción del gobierno caracterizada por favorecer los intereses de una burguesía madurista ascendente y ávida de riquezas y poder, un gobierno de derecha profundamente antipopular y de su partido "vente Venezuela", un partido amorfo y difuso creado como una franquicia de los hermanos rodríguez.

El madurismo es la concreción en el poder de las fuerzas de derecha que siempre estuvieron agazapadas en el seno del chavismo y que, se conocían en el ámbito político como "la derecha endógena" y "el chavismo sin Chávez".

Es en este período de reconfiguración de fuerzas y clara definición del madurismo como expresión política, que surge la Constituyente. Ésta vendría a convertirse en un espacio donde se aprobarían las leyes y decretos que echaban por tierra las principales conquistas económicas y sociales de la Revolución Bolivariana, una de ellas, y la más importante sin duda, la Plena Soberanía Petrolera. El gobierno necesitaba, en medio de un ambiente de confrontación violenta en la calle, un espacio donde se pudieran concretar aspectos que eran parte de la negociación política en República Dominicana con factores de la oposición, es decir, por una vía aparentemente constitucional, vale decir, la Constituyente; y, peor aún, invocando al Poder Originario del pueblo, el madurismo aprovechó para emitir en su seno, leyes y decretos lesivos a la Soberanía Nacional, inconstitucionales, aprobados sin la discusión que hubiese tenido que darse en el seno de una Asamblea Nacional, fuera ésta de la composición política que fuera.

Es decir, en el seno de la Asamblea Nacional Constituyente, primero, presidida por delcy rodríguez; y, luego, por Diosdado Cabello, se fueron aprobando leyes como: "la Ley de la Promoción y protección de la inversión extranjera en Venezuela", una ley para establecer un "nuevo régimen para los inversionistas", la cual cede nuestra Soberanía Jurisdiccional, aprobando de manera expedita el mecanismo inconstitucional del arbitraje internacional de inversiones, exigencia esta hecha por las transnacionales del oro y petroleras; un nuevo régimen tributario para el "desarrollo soberano" del Arco Minero del Orinoco; el Decreto 3.068 mediante el cual se daba luz verde para que quevedo hiciera "lo que considerara necesario" en el manejo de la industria petrolera, abriendo la puerta a la privatización de la empresa y la aprobación de los "contratos de servicios petroleros" de quevedo, saltarse todos los procedimientos, leyes y procesos licitatorios en relación con la contratación y adquisición de bienes y servicios en PDVSA y un largo etcétera, cuya consecuencia real, ha sido el colapso de nuestra producción petrolera, que nos ha llevado a niveles de producción hoy día de sólo 339 mil barriles dia de petróleo, equivalentes a los que teníamos en 1930, cuando en el país señoreaba Juan Vicente Gómez. Igualmente, la ANC aprobó la exención de impuestos hecha por maduro a las empresas petroleras, así como la entrega del gas Costa Afuera en el oriente del país, a las transnacionales petroleras.

¿Cómo sucedió esto en el seno de la Asamblea Nacional Constituyente?¿Qué motivó a que dirigentes políticos y militares de tanta trayectoria, incluso, que estuvieron con el gobierno del Presidente Chávez, "escritores, poetas, bohemios, periodistas, militares, ex guerrilleros", para que hubiesen claudicado en su responsabilidad de preservar las conquistas del pueblo venezolano, las cuales, como decía el Comandante Chávez en lo relativo a la materia petrolera, nos costaron tanta lucha, tanto sacrificio, golpe de Estado, Sabotaje Petrolero y la muerte de venezolanos por la violenta reacción de la derecha en el país? No los juzgo, los juzgará la historia y el pueblo de Venezuela.

Todavía como Embajador ante la ONU, lo advertí en mi artículo "La Línea Roja", lo cual me costó, junto a mi permanente defensa de la Plena Soberanía Petrolera, ser víctima de una feroz campaña de linchamiento moral y persecución política, una campaña que se ha llevado por el medio la obra, la reputación, los logros y los éxitos innegables alcanzados durante la gestión petrolera, que me correspondió desarrollar por 12 largos años como Ministro de Petróleo y Presidente de Petróleos de Venezuela, durante el gobierno del Presidente Chávez, gestión que contó, como es hecho público y notorio, permanentemente con su pleno respaldo.

Ya desde el exilio, pero ya sabía, era evidente para mí, hacia dónde se dirigía el gobierno de maduro en la entrega de la Soberanía Económica en el área petrolera, el único sector estratégico y en disputa en el país; y, suponiendo que el silencio de la Asamblea Nacional Constituyente se debía a falta de conocimiento, continué alertando y comunicándome directamente con compañeros dentro de la misma sobre lo que estaba pasando; incluso publiqué un artículo "maduro entrega el petróleo mientras Diosdado aplaude", donde explicaba lo que estaba sucediendo en el sector petrolero, y lo único que obtuve de Diosdado, fue una respuesta grosera, ofensiva e innecesaria en su programa de animación, donde prefirió poner de lado el análisis reflexivo de lo que le estaba advirtiendo a él como Presidente de la ANC, para romper lanzas en apoyo a su amigo quevedo.

Hoy cuando maduro anuncia que "se disuelve la ANC" en diciembre, lo cual es un claro indicativo de que maduro sabe que va a controlar la Asamblea Nacional, en unas elecciones en la que hemos dicho que no se debe participar, se están sacando del medio, a una cantidad importante de cuadros políticos que ya fueron usados y son hoy desechados.

Me produce una mezcla de indignación y tristeza lo que ha sido la actuación de los Constituyentistas y cómo se han prestado a la consumación de este fraude a la Constitución , sobre todo que habiendo estado algunos de ellos en la Constituyente de Chávez y redactado y discutido ampliamente de cara al país la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, pudieron guardar un vergonzoso silencio, con algunos tímidos, muy tímidos intentos de discusión, que rápidamente fueron extirpados de su seno. Todos recordamos el caso de Isaías Rodríguez, político venezolano a quien respeto, sobre todo por su actuación valiente durante el Golpe de Estado contra el Presidente Chávez, quien, como Fiscal denunció que se consumaba un acto contra la Constitución. Al mismo Isaías, luego como vicepresidente de la ANC, se le ocurrió tan solo declarar, que la misma debía discutir el tema económico, lo cual, obviamente, era el meollo del problema, para que de una vez fuese atropellado por los voceros del madurismo y tratado con deshonor, lo sacaron de la Asamblea y lo devolvieron a una Embajada. También recuerdo algunas opiniones muy tibias de ex guerrilleros famosos, como la de Julio Escalona, pero nada más que eso, comentarios tibios. Quien sí asumió el protagonismo en la Constituyente fue Hermann Escarrá, el mismo que profirió graves insultos y amenazas al Presidente Chávez en su momento, convertido en vocero del madurismo, hablando de la "nueva Constitución" que él redactaba y que, por supuesto, nunca se discutió, y "es secreta". Da pena ahora escuchar a algunos Constituyentistas lamentarse de que se sienten utilizados por maduro y que se enteraron por televisión o tuiter, como seguramente sucedió con todos, que "estaban disueltos por maduro".

El fraude constituyente ameritaría muchos artículos para hablar de cómo se violaron el espíritu y los principios y valores de la Constitución, y cómo se impuso por encima de ella un cuerpo basado en el engaño y la manipulación del pueblo chavista que salió a votar ingenuamente, para elegir a los Constituyentistas; pero, más que un problema de orden legal, en un país donde no existe la legalidad, el fraude constituyente, es una vergüenza y una muestra más del desprecio que tienen por la Constitución los 5 que han llevado el país al abismo; el desprecio por Chávez y su legado, el mismo que tienen por el pueblo.

Han barrido el piso con un principio sagrado, que es donde reside la Soberanía del País, el Principio del Poder Constituyente, lo han convertido en un guiñapo, junto a la historia de todos esos Constituyentistas que se prestaron para esta farsa.

Conozco hombres y mujeres honestos que han participado como Constituyentistas en este proceso, sé de sus esfuerzos para tratar de abordar algunos temas, hoy día deben sentirse burlados y estafados por el madurismo. A todos les digo, el tiempo y los hechos me siguen dando la razón en mis denuncias y mis posturas, muchas veces incomprendidas, pero siempre hay tiempo para que rectifiquen, y se den cuenta de que el madurismo y su accionar, no tienen nada que ver ni con Chávez ni con el chavismo.

Mientras maduro continúa con sus torpes astucias profundizando el daño político y moral contra los venezolanos, y arrasando con cualquier posibilidad del ejercicio pleno de la participación política del pueblo, en la esfera de lo real, donde el 90% de los venezolanos son quienes sufren, siguen sucediendo cosas muy graves.

Al efecto, nuestra industria petrolera arrasada por el madurismo ha colapsado operacionalmente: no produce petróleo, no produce gas, no produce gasolina, no produce ingresos, pero además, comete permanentes violaciones a los derechos de los trabajadores petroleros; a la vez que, contamina a diestra y siniestra el país, como el caso del derrame de petróleo de la Refinería El Palito, cuyas emanaciones de gases no solo están cobrando vida de los trabajadores que intentan reactivarla, sino que los más de 25.000 barriles de petróleo vertidos en las Costas de los estados Carabobo y Falcón, provocan un daño ambiental, probablemente irreversible, nada más y nada menos que al Parque Nacional Morrocoy, a toda su fauna y su flora. Todo ello, mientras que PDVSA y el Ministerio de Petróleo, indolentes, no dicen ni hacen NADA al respecto.

Como tampoco hablan de lo que sucede en nuestra industria petrolera nacional y su flota de buques, cuando Petrochina, nuestro antiguo socio en materia petrolera, le arrebata al país tres grandes tanqueros, los VLCC ""Boyacá", "Junín" y "Carabobo", y el gobierno cede a operadores rusos el VLCC "Ayacucho", ahora renombrado "Maximo Gorky". Estos buques fueron puntales de nuestra propia flota, que hasta 2013 constaba de 81 buques, y que nos permitían manejar nuestras exportaciones petroleras.

Como lo expresé en mi artículo pasado sobre las elecciones, considero que el campo patriota, progresista y chavista del país debe dejar de lado las triquiñuelas del madurismo; ellos harán "lo que maduro quiera" con las elecciones para la Asamblea Nacional y con la Asamblea Nacional Constituyente, pero no podemos seguir dejando que "maduro haga lo que le da la gana" con nuestro país y nuestro pueblo. Viva Chávez. ¡Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2491 veces.



Rafael Ramírez Carreño

Ingeniero y político venezolano. Ex-embajador de la República Bolivariana de Venezuela ante la ONU. Ex-ministro de Energía y Minas y expresidente de empresa pública Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) hasta el año 2014. Militante Revolucionario, Chavista y Bolivariano.

 @RRamirezVE

Visite el perfil de Rafael Ramírez Carreño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Ramírez Carreño

Rafael Ramírez Carreño

Más artículos de este autor