La espereranza está en la juventud

La juventud es una condición natural y social, una etapa de la vida donde reunimos vitalidad, energía, voluntad, sed de conocimiento, inexperiencia y ganas de comernos el mundo. Podemos decir que los jóvenes de Venezuela atravesamos por una encrucijada, por un lado desarrollar capacidades para crear, formarnos, emprender, establecernos y por el otro la dificultad de que esos derechos nos sean negados por la situación pais y el desastre a que nos tienen sometidos la élite politica, económica y militar.

La tormenta política y la crisis económica que atravesamos desde hace ya varios años ha impactado negativamente en todos los espacios de la juventud. Nuestros centros educativos y de enseñanza literalmente se caen a pedazos; las canchas, plazas y parques sufren los embates del abandono; la impunidad, la delincuencia y la violencia ha consumido a miles de jóvenes especialmente de los sectores populares.

Nuestro país siempre nos brindó cobijo, y por culpa de los políticos y los empresarios corruptos, muchos de nosotros fuimos obligados a irnos de nuestro país para buscar nuevos horizontes donde construir nuestros sueños.

Pareciera que hubiéramos retrocedido en el tiempo a ubicarnos en fechas posteriores a la Guerra Federal donde las luchas de facciones caudillistas desangraban al país durante casi 50 años, por una sed insaciable de disfrutar las riquezas de la nación sin importarles el futuro y la dignidad de nuestro país.

Pero no todo es negativo y aunque el cuerpo social de la juventud ha sido afectado se resiste a morir y es nuestra propia voluntad la que nos permite seguir andando y entender que hay algo que no podrán arrebatarnos, ni impedirnos y es la capacidad de rebelarnos, de organizarnos, y de luchar por recuperar la democracia.

Para nadie es un secreto que la popularidad de los políticos (quienes a su vez son los responsables de la crisis que vivimos por darle rienda suelta a sus ambiciones y poner de último a nuestro pais) hoy en día es la más baja en años y eso lo confirma por un lado la línea abstencionistas de la oposición radical que sigue insistiendo en la violencia para hacerse con el poder y por el otro todas las maniobras jurídicas que el gobierno ha realizado para afrontar las próximas elecciones con ventaja y tratar de evitar por todos los medios una posible derrota.

Pronto entraremos en campaña electoral pero ya los partidos políticos en Venezuela hacen gala de sus prácticas viciosas y oportunistas que han enlodado la política en nuestro país, negociaciones, intereses ocultos y sectarismo son sus prácticas comunes.

Por otro lado el partido Redes promueve la #UnidadNacional en la práctica con la alianza entre nuestro partido y el partido Soluciones Para Venezuela, llevando un claro mensaje de #reconciliación para todos los sectores de nuestra sociedad y la propuesta de superar la polarización y recuperar la democracia y la reinstitucionalización.

La juventud tiene frente a si la responsabilidad de jugar un papel fundamental en el escenario electoral que se acerca, participando y llevando a todos los rincones del país un mensaje de reconciliación y transformación. La Asamblea Nacional del futuro próximo debe ser un reflejo sintomático de la sociedad que exige unidad nacional frente a la violencia política y el desastre económico que vivimos.

Sólo una juventud consciente y que ha atravesado todo tipo de dificultades para llegar a este punto, sabe que tiene en sus manos la capacidad para democráticamente cambiar su propia historia.

Por eso decimos: La esperanza está en la Juventud, la esperanza está en el pueblo.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 908 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter