Diario de una Cuarentena. Capítulo Cuarenta y cinco: amenazas de agresión militar y la beatificación de José Gregorio Hernández

En esta entrega, además del resumen internacional y nacional de la pandemia del Covid-19, haré algunas consideraciones sobre las más recientes amenazas de agresión militar y de nuevas incursiones mercenarias sobre Venezuela, pero cerraré con una nota en positivo, y es con respecto a la beatificación del doctor José Gregorio Hernández Cisneros, el santo de los pobres y de las pandemias en Venezuela.

Importante es recordar, como se ha hecho en entregas anteriores, que llevamos 97 días de cuarentena social y colectiva en Caracas, La Guaira, Táchira, Miranda, Cojedes, Zulia y Apure, y 96 en el resto del territorio nacional, para no perder la continuidad y dejando testimonio a la posteridad de cómo desde Venezuela sorteamos la pandemia del Covid-19, en un período histórico muy particular para la humanidad, y testimonio para las generaciones futuras. También nos encontramos en la semana 14 de esta contingencia desde el pasado 13 de marzo, cuando el Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó el estado constitucional por alarma desde el inicio de la contingencia en Venezuela producto de la pandemia global de la Covid-19, con la llegada de los dos primeros casos al país y dos días después, se decreta la cuarentena como la he planteado en las anteriores entregas y en ésta.

También para el momento en que escribo estas líneas, estamos cumpliendo nuevamente 7 días de flexibilización de cuarentena, en este caso del sexto día de la segunda tanda del mecanismo del 7 más 7 como lo denomina el presidente Nicolás Maduro. Esperando que se respete lo que se denomina la NRV (Normalidad Relativa y Vigilada) y que en la medida de que se den nuevas flexibilizaciones, se incorporen más sectores, pero que se reúnan a su vez las condiciones mínimas de bioseguridad, ya que durante mucho tiempo nos corresponderá convivir con esta "normalidad" hasta que se encuentre la vacuna y el tratamiento de la covid-19.

Pero, no perderé la costumbre de proceder a la actualización del avance del Covid-19 a nivel mundial y en Venezuela, colocando primero a los diez países con más casos de esta pandemia, luego Venezuela y las consideraciones y reflexiones que formularemos al día de hoy.

Para el momento en que escribo esta entrega, van 8.786.592 casos a nivel mundial, 1.116 casos por cada millón de habitantes, 4.646.976 personas curadas (52,89%) y 463.156 personas fallecidas (5,27%).

Este es el top ten de los países con mayor número de casos de Covid-19 en el mundo:

País

Casos

Casos x millón de hab.

Personas recuperadas

% recuperados

Personas fallecidas

% fallecidos

EEUU

2.297.360

6.873

956.077

41,62

121.407

5,28

Brasil

1.038.568

4.914

520.360

50,10

49.090

4,73

Rusia

576.952

3.932

334.592

57,99

8.002

1,39

India

396.661

290

214.346

54,04

12.971

3,27

Reino Unido

301.815

4.543

No publica**

No publica**

42.461**

14,07**

España

292.655

5.207

150.376*

51,38*

28.315*

9,68

Perú

247.925

7.716

135.520

54,66

7.660

3,09

Italia

238.011

3.951

181.907

76,43

34.561

14,52

Chile

231.393

12.110

191.491

82,76

4.093

1,77

Irán

202.584

2.403

161.384

79,66

9.507

4,69

**Las cifras pueden ser superiores, de acuerdo a las consideraciones realizadas por este servidor en la entrega 36.

*Desde hace algún tiempo el Reino de España no reporta cifras de la Covid-19.

En el caso de la República Bolivariana de Venezuela, hasta el viernes 19 de junio tenemos 3.591 casos confirmados, 111 casos por cada millón de habitantes, 835 personas recuperadas (23,25%) y 30 personas fallecidas (0,83%). Lo que hace que haya 2.726 casos activos solamente y que vienen siendo tratadas por el Gobierno Bolivariano. Ocupando el puesto 88 de más países en el mundo con más casos de Covid-19 de los 193 que están inscritos en la ONU.

Importante es de señalar que ahora el estado más afectado por la pandemia es el estado Apure con 891 casos, Bolívar pasa al segundo lugar en solitario con 481 casos, Zulia con 475 casos, Táchira 465 casos, Miranda con 331 casos, Distrito Capital con 216 casos, Nueva Esparta 152 casos, Aragua con 150 casos, La Guaira con 99 casos, Lara 63 casos, Falcón 46 casos, Mérida 32 casos, Barinas 29 casos, Trujillo 26 casos, Sucre 23 casos, Anzoátegui 21 casos, Carabobo 19 casos, Amazonas 16 casos, Portuguesa 15 casos, Delta Amacuro 10 casos, Yaracuy 9 casos, Cojedes 7 casos, Guárico 6 casos, Monagas 5 casos, Los Roques 4 casos.

De los 2.726 casos activos, 537 vienen siendo tratados en Centros Diagnósticos Integrales (CDI) (19,70%); 2.173 en hospitales (79,71%) y 16 en clínicas privadas (0,59%).

También es importante destacar que de los 2.726 casos activos, 2.331 son personas asintomáticas (85,51%), 380 están recluidos por insuficiencia respiratoria aguda leve (13,94%), 8 personas recluidas por insuficiencia respiratoria aguda moderada (0,29%) y 7 por insuficiencia respiratoria aguda grave (0,26%), ameritando recluirlas en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Por los puestos de atención fronterizos sociales integrales (PASI) se reporta el ingreso de 60.293 connacionales, de los cuales 2.261 (3,75%) han dado positivo a la prueba de Covid-19. Dicha distribución de esos ingresos y casos se da de la siguiente manera:

1.- Por el PASI Zulia, 5.999 connacionales, con 87 casos positivos por Covid-19.

2.- Por el PASI Táchira, 36.289 connacionales, con 889 casos positivos por Covid-19.

3.- Por el PASI Apure, 14.623 connacionales, con 848 casos positivos por Covid-19.

4.- Por el PASI Amazonas, 55 connacionales, con 10 casos positivos por Covid-19.

5.- Por el PASI Bolívar, 2.755 connacionales, con 294 casos positivos por Covid-19.

6.- Por el PASI La Guaira, 300 connacionales, con 112 casos positivos por Covid-19.

7.- Por el PASI Nueva Esparta, 82 connacionales, con 2 casos positivos por Covid-19.

8.- Por el PASI Lara, 90 connacionales, con 19 casos positivos por Covid-19.

Pero es importante destacar, que el Primer Mandatario Nacional, en fecha 18 de junio de 2020, señaló en alocución pública que, por los pasos ilegales de Colombia y Brasil, denominados "trochas", podía haber ingresado el 30% de la cifra que manejan los PASI (es decir, 18.088 connacionales) que habrían entrado sin ningún tipo de control sanitario ni de cumplimiento de cuarentena alguna, como lo hacen los que entran legales al país. Esto podría ser parte de la explicación del incremento de los casos comunitarios en Venezuela.

Además de ello, el profesor José Sant Roz señaló en uno de sus más recientes artículos, sobre la posibilidad de guerra biológica y que eso tenga que ver con este dato que estamos señalando, y del que nos hemos referido en entregas anteriores. De todas maneras, si debo volver sobre este punto en las entregas sucesivas, también lo haré sin problema alguno.

Asimismo, se han realizado 1.115.041 pruebas de despistaje de Covid-19, eso equivale a 37.168 pruebas por millón de habitantes, lo que ubica a Venezuela entre los primeros países del mundo en ese renglón.

Ahora, pasemos a entrar en el primer tema de esta entrega de este Diario de Cuarentena.

Desde el pasado 1 de junio de 2020, y de acuerdo a un informe de la Primera Brigada de Asistencia de Seguridad del Ejército de EEUU que ha llegado a Colombia, tropas élites de este componente militar serían desplegadas desde ese país en zonas muy cercanas a Venezuela (específicamente en los estados Zulia, Táchira y Apure). No se descarta la posibilidad de ocurrencia y de generación de condiciones para un incidente fronterizo en dicho corredor colombo- venezolano ("falso positivo") a los fines de legitimar una intervención militar contra Venezuela por parte de una coalición internacional liderada por EEUU.

A esto hay que concatenarlo con la recompensa que el Departamento de Estado de EEUU ha ofrecido por Jesús Santrich e Iván Márquez, de 10 millones de dólares por cada uno de ellos. . Tal anunció, concatenado a las operaciones del Comando de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega donde resultaron abatidos seis supuestos integrantes de la disidencias de las FARC-EP y la movilización de tropas élites en departamentos colombianos cercanos con Venezuela (Zulia, Táchira y Apure) como lo señalé en el párrafo anterior, concatenadas con las recompensas que el Fiscal General de EEUU, William Barr solicitó por la cabeza del presidente Nicolás Maduro, Vladimir Padrino López, Néstor Reverol, Diosdado Cabello, y otros integrantes del Gobierno, del Alto Mando Militar y del chavismo, advierten sobre la posibilidad de aceleración de los planes de intentar nuevamente una incursión mercenaria marítima desde Colombia, a los fines de deponer al actual Jefe de Estado venezolano, bajo el argumento de vincular a Maduro con grupos narcotraficantes y terroristas.

De igual manera, cabe destacar que la Fuerza Aérea de de los EE. UU desplegará temporalmente cuatro aviones y tripulaciones en Curazao para "apoyar las operaciones antinarcóticos ampliadas con socios internacionales que apuntan a los narcotraficantes en el Caribe". Tal situación advertiría sobre la posibilidad de generación de "falsos positivos" e incidentes con Venezuela, con el fin de legitimar una intervención militar de carácter "humanitario" al país y de erradicar a un "gobierno despótico y dictatorial" por sus supuestos nexos con mafias terroristas y del narcotráfico.

Por último, dentro de estas advertencias y alertas, tenemos que miembros de la denominada "Operación Aurora" dieron a conocer a través de diferentes plataformas tecnológicas y redes sociales digitales sobre el rescate de Darwin Balaguera, capturado por su participación en planes conspirativos en contra del gobierno de Nicolás Maduro y preso en Caracas. De acuerdo al reporte de CNW, aún no hay detalles de su rescate. Pero lo más probable es que haya sido rescatado por soldados venezolanos desertores que lo liberaron. Esto formaría parte de un conjunto de operaciones armadas en el marco de una nueva fase de las operaciones de cambio de régimen en Venezuela.

Ahora pasemos a la nota agradable de esta nota.

Se recordará como el 19 de junio de 2020 como el día de la beatificación del santo de los pobres y de las pandemias, me refiero al Dr. José Gregorio Hernández Cisneros. Ayer el Papa Francisco I finalmente firmó el decreto donde se ordena la beatificación de este emblema de la santidad, pero a su vez de lo mejor de la venezolanidad que no hizo ningún tipo de concesiones a la mediocridad.

En 1986 inició el proceso de beatificación del médico venezolano, cuando fue declarado Venerable por el papa Juan Pablo II. Pero ya en 1947 se habían comenzado a introducir documentos y recopilar escritos para su causa.

El 9 de enero de 2020, a las 9:00 am hora de Roma (Italia), la Comisión de Médicos de la Congregación para las Causas de los Santos del Vaticano aprobó el presunto milagro que le faltaba al "Médico de los Pobres". Solo faltaba la firma del sumo pontífice, para que éste fuera declarado beato, como en efecto ocurrió ayer.

José Gregorio Hernández es el cuarto beato venezolano después de la Madre María de San José, de la Madre Candelaria de San José y de Carmen Rendiles de Martínez, por cierto tía de Gustavo Cisneros.

El milagro que ha declarado beato a José Gregorio Hernández fue anunciado el 27 de abril de este año, en medio de la pandemia, por parte de la Arquidiócesis de Caracas, quien anunció que la Comisión Teológica del Vaticano aprobó el milagro del venerable doctor José Gregorio Hernández en la curación de una niña de 10 años de edad que recibió un tiro en la cabeza durante un asalto a su padre en fecha 10 de marzo de 2017. El nombre de la niña es Yaxury Solórzano Ortega.

Esta niña producto del disparo, y que tenía 10 años de edad al momento de este evento, había pérdido mucha sangre, masa encefálica y huesos. Su pronóstico era reservado, incluso se temía que muriera en la intervención quirúrgica que le fue realizada, y en caso de sobrevivir, quedaría con discapacidad motriz, lingüística, pérdida de memora y de la visión. Primero su madre quien pidió a José Gregorio Hernández, y luego el médico anestesiólogo en segundo lugar, se obró el milagro por intercesión de este nuevo beato.

Lo cierto del caso es que, Yaxury no sólo salió bien de la operación que le fue practicada, sino que además, salió completamente sana del hospital a los 20 días caminando y hablando con normalidad. Un verdadero milagro.

Coincido con el trabajo del portal web laiguana.tv, y específicamente del trabajo de Ian Carlos Torres Parra, al expresar que José Gregorio Hernández también debe ser considerado el santo de las pandemias, debido a que en vida, este ahora beato y héroe venezolano se hizo con los enfermos de la pandemia de la gripe española en Venezuela, en 1918 y que fue desapareciendo en 1919, es decir, hace 101 años. Esta pandemia hizo estragos en el país , causando entre 20 y 25 mil muertes, de las cuales 1.500 se registraron en Caracas, y alcanzando en la capital una letalidad de alrededor del 20% para noviembre de ese año; ante lo cual se crearon una Junta de Socorro, Comisiones para cada parroquia y 6 hospitales de aislamiento, según nos cuenta el profesor L.A. Angulo-Arvelo (Resumen cronológico de la Historia de la Medicina en Venezuela, Caracas 1979, p. 98).

A riesgo de ser contagiado se acercó a ellos, les visitó, diagnosticó, recetó y cuidó; hasta les compraba a algunos los medicamentos. Les atendió como a cualquier otro enfermo, en su consultorio, en las calles y en visitas casa por casa, a pie y en carro para atender más gente, prestando así un gran servicio sanitario en la ciudad de Caracas.

En ese duro momento nacional, José Gregorio Hernández decidió abocar su vida hacia los pobres desde el lugar de su profesión. Siendo poseedor de las credenciales médicas nacionales e internacionales y precursor en el uso de novedosos equipos científicos que él mismo trajo al país, como el primer tensiómetro; siendo amigo y muy cercano del presidente de la República de entonces, Juan Vicente Gómez; y siendo profesor universitario y distinguido ciudadano de la época, José Gregorio decidió optar por un servicio solidario hacia los más necesitados, pudiendo haber anhelado una exitosa vida profesional, política y social que lo habría conducido a ostentar grandes privilegios, comodidades y cuantiosas rentas por su invaluable trabajo médico, científico y comunitario.

José Gregorio fue un hombre de virtudes. Descubrió y cultivó las suyas y vivió la vida según éstas. La virtud, que tiene su origen en el espíritu, se desarrolla por la voluntad y puede verificarse en las acciones y sus efectos, conectaron la vida de José Gregorio con Dios y con la Patria. El ánimo de servir a los demás empujaron su deseo de ordenarse sacerdote, pero las circunstancias de su salud se lo impidieron; y cuando la patria estaba amenazada fue de los primeros en querer alistarse para defenderla. Gracias a sus virtudes pasó de ser enfermo a ser médico, curando a los demás sin descanso y sirviéndole a Dios desde la profesión de la medicina. Como buen venezolano transformó sus dificultades en oportunidades al servicio de los demás.

Hoy, a cien años de aquella pandemia de la gripe española, llegó también la del Covid-19. En estos duros días para todos nosotros, el doctor de los pobres es recordado y enaltecido ante los ojos del mundo. Mientras Venezuela está en riesgo, a causa de la expansión del virus, contándose miles de contagiados, cientos de enfermos y algunos ya fallecidos, el pueblo puede conseguir en José Gregorio la esperanza de la buena salud para la Patria; esperanza proveniente de uno de los suyos que vivió en estas tierras, estos fríos y calores, brisas y sequías, desastres e incertidumbres, y que de su mano, con fe y esperanza, este pueblo puede superar las dificultades de los estragos pandémicos.

Así que, tengamos a este nuevo beato como referencia, y para los que creemos en Dios, pidamos a través de su intercesión que podamos superar este difícil trance por el que estamos pasando en estos momentos en el país.

Aún faltaría un milagro para que José Gregorio Hernández sea declarado formalmente santo por la iglesia católica mundial, pero ya en Venezuela es nuestro santo. Y de hecho esta declaratoria, aunque muchos me critiquen por esto, se debe a las gestiones realizadas por Nicolás Maduro en su viaje a El Vaticano en 2014, y en entrevista con el Papa Francisco.

Dios quiera que esta beatificación contribuya a que aflore lo mejor de nosotros y nosotras, nuestra solidaridad, en este tiempo, característica propia de la gracia del Espíritu en la historia. Solo la experiencia de vivir el santo momento de su beatificación nos da el aliento de esperanza para atravesar esta hora amenazante con responsabilidad social, virtud personal y solidaridad hacia los demás.

En estas circunstancias pandémicas al médico de los pobres le llega su momento de reconocimiento, como todo aquel que dedica su vida a Dios y no vive del corto hedonismo de la inmediatez. Porque José Gregorio Hernández nos llega como el santo de las Pandemias, de aquella influenza española y de ésta del Covid-19. Así lo es para el pueblo de Venezuela, quien hoy se regocija de amor y orgullo nacional al saber que tiene en su beato la esperanza de su primer santo y un aliado más en las cuestiones divinas.

Venezuela, tierra de Libertadores para América, se convierte hoy también en cuna del médico beato de los enfermos en tiempos de pandemia.

¡Leales Siempre! ¡Traidores Nunca!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 579 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: