Crítica Ácida

Ese finado es mío

Con la mayor seriedad por la ineluctable realidad que no se puede devolver la vida, el coronavirus siglo XXI arriba a la existencia mundial para quedarse, mientras la humanidad encuentra la vacuna que Dios permita sea muy pronto. Lo insospechable es que una academia científica de cualquier parte del mundo, se caiga a mentiras a sí misma, por razones miserablemente politiqueras.

No me ha extrañado la "iniciativa" denunciante del escualidismo utilizando un grupo de científicos nacionales, que acusan de mentiroso al gobierno porque no confirma presunta muerte de 30 mil contagiados por coronavirus. No me parece que el rrrrrégimen tenga los occisos en los sótanos de Miraflores y el Palacio Blanco, cuarteles y comandos policiales, en celdas secretas o donde carajo puedan acomodarlos, los maduristas chavistas socialistas serían magos para la desaparición de cadáveres.

En la burbuja de redes sociales opositoras y medios de prensa nacional e internacional, con amarillismo sanitario informativo dejan colar excusas que provoquen la invasión extranjera, a fin de que nos ataquen con balas y bombas, misiles y cañones, aviones y buques de armamento telepático capaz de diferenciar entre chavistas para morir, y escuálidos salvadores. Imagino felices opositores si aparecieran 30 mil cadáveres, a quienes no han podido hacer visibles por celular. Pido que se desparramen informaciones pavorosas al gusto de carroñeros políticos, no puede ser que que para el 30 de Mayo tengamos 1370 casos, tan poquitos, no es creíble, apenas 14 víctimas fatales en Venezuela, no puede ser quiero más.

Los veo rogarle a Dios para que tengamos luto multiplicado, pero no con mi familia, somos opositores, esa muertamentazón es culpa de chaburros y madurros. No tengo nada que ver con el mundo, no sé de noticias, lo mío es "Maduro vete ya". Para nosotros envueltos en infofrenia generalizada, necesario es imitar a Brasil, Perú, Ecuador, Colombia, Chile y acercarnos a EE UU, donde juegan golf los más cercanos y el propio "boss", dando condolencias con un tuit presidencial por los CIEN MIL MUERTOS, a pesar que ello se debe a la impericia sanitaria en los USA.

Parodiando una vieja melodía no dudo que el disociado opositor cantará

Ese finado es mío desde el comienzo al final
no importa quién lo sepulte
es mi historia inmoral.

Ese finado es mío
porque lo aprovecho yo
es tragedia conveniente a toda la oposición

Es pandemia a mi medida
me sirve de inspiración
y su música sentida
la clavó en tu pelazón.

Ese finado es mío, y lo voy a aprovechar.

Inconcebible cinismo de la oposición a nuestra venezolana, bolivariana, socialista y antiimperialista revolución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 551 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Coronavirus

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Coronavirus