La Antimedicina del Covid19

Una competencia sin precedentes se plantea entre las grandes farmacéuticas por la búsqueda de una vacuna, que pueda "controlar" de manera definitiva los estragos que la cepa del Covid19 ha generado en un período muy corto en contra de la población mundial, amanezando de manera indeterminada los mecanismos epidemiológicos y de salubridad desarrollados por los Estados a lo largo de la historia actual y que pone en entredicho los avances científicos de la humanidad. Sin duda estamos frente a una etapa inesperada de depuración de la raza humana, considerando un sinnumero de hipótesis referente a la posibilidad de origen manipulado del mencionado coronavirus desde los laboratorios de alguna potencia como China o EE.UU, para generar un caos que permitiese "reordenar" la devacle económica mundial que afecta las reservas de EE.UU y los paises europeos y en segundo lugar poner en entredicho la capacidad de China, de mantenerse como potencia económica, limitada en su capacidad de poder minimzar los efectos de una enfermedad tan letal en el seno de su población. Todo ello, con miras a imponer un nuevo orden mundial adaptado a los intereses de un reducido grupo de personas, que manipulan, alteran y son capaces de generar este tipo de eventos caóticos para obtener e imponer sus objetivos de clases.

Sin duda, un escenario sin precedentes al mejor estilo holiwosense es el que actualmente vive la población mundial, ante la escalada de muerte que el Covid19, deja a su paso por dondequiera se presenta, como la sombra de los jinetes del apocalipsis de la biblia, donde se desvancece toda posibilidad de vida y en donde si la que empresas farmacéuticas pudiesen, estar involucradas, quizás por omisión para dar cuenta de manera rápida con la obtención de la esperada vacuna; permitiéndose en este caso la posibilidad de dejar que el referido Coronavirus, siga mutando para desarrollar diferentes medicamentos adaptados a los nuevos sintomas que se vayan presentando a posteriori, no importando la cantidad de personas que puedan seguir falleciendo en nombre del desarrollo científico en la esfera de la denominada antimedicina.

No podemos en duda, el aínco con el cual millones de médicos a nivel mundial, sobre todo en el caso de los países socialistas como en el caso de Rusia, China, Cuba y la República Bolivariana de Venezuela, han demostrado al exponerse de manera directa para atender a su población contra este mal, lo que queremos referenciar es como el lobie farmacéutico internacional, ha aprovechado esta pandemia para generar dentro de su imperio, poderosas vacunas que aún persisten en el anonimato, a la espera que la crisis Covid19 se incremente, y es en este caso, donde se pone de manifiesto los principios de la antimedicina como expresión del sistema capitalista, un sistema que esconde los intereses de la clase económicamente más alta, mediante la obtención de riquezas a expensas de la clase trabajadora y de sus males como al caso se refiere, que hoy sin duda sufre los estragos de este mal, por cuanto muchos países no han dado la importancia que requiere contar para su población con sistemas de salud pública, fundamentados en la atención primaria como lo establecido en el convenio Alma Ata y en donde actualmente, no se cuenta con una estructura apta para atender las demandas del pueblo humilde condenado a la muerte por Covid19.

En este sentido, no podemos dejar de rechazar la actitud de muchos gobiernos locales de algunos países latinoamericanos en contra de nuestros connacionales venezolanos(as), quienes en muchos casos han sido excluidos de la atención necesaria dentro de sus territorios, por cuanto, al no contar con sistemas de salud pública, cónsonos con las demandas actuales de esta pandemia, echan a la suerte a muchos venezolanos(as), como el caso de Tegucigalpa en Perú o en varias ciudades de Colombia, donde sencillamente no se atienden a pacientes venezolanos(as), lo cual, representan una violación flagrante de los derechos fundamentales de la carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por poner en riesgo la vida de miles de personas, que se han visto circunstancialmente obligadas a salir de su territorio de origen, en búsqueda de mejores condiciones de vida para sí y para su familia. En tanto en caso contrario de nuestro país, se ha implementado de manera progresiva gracias a la colaboración consciente del puebli venezolano, un conjunto de medidas que a pesar de las límitaciones económicas que sufre nuestro país, producto de las sanciones imperialistas de EE.UU, han sido efectivas, y en muchos casos tomadas como ejemplo, por otros países para hacer frente al Covid19. Preciso recalcar que en la actualidad un numero significativo de connacionales venezolanos(as), han decidido retornar a la madre patria, para retomar la normalidad de sus vidas, luego de haberse demostrado la insensibilidad con que fueron tratados en nuestros paises vecinos, con altos niveles de xenofobia, desprecio, odio y un sinnumero de malos tratos que dejaran marcados de por vida en el corazón y en la mente de quienes sufrieron esta situación. Sin duda un episodio que marcará de manera definitiva al trato que muchos venezolanos, tendrán para los extranjeros que piensen en algún momento futuro residenciarse en nuestro país.

No obstante en el caso de nuestro país, se evidencia la visión futurista que tuvo el Comandante Chávez, en torno a las posibles amenazas que podia sufrir nuestra república, no por ello creó la Misión "Barrio Adentro" y el programa de Medicina Integral Comunitaria (MIC), trayendo como resultado que en los actuales momentos, el denominado "Ejécito de Batas Blancas", se encuentra ampliamente desplegado por todo el territorio nacional, llevando sus conocimientos científicos y el compromiso social por el prójimo en cada barriada y sector humilde de nuestra sociedad, contribuyendo significativamente a la superación de esta pandemia por Covid19, y generando una consciencia colectiva que permitirá superar los efectos nocivos desde el punto de vista psicológico en los sectores más vulnerables, como son los adultos mayores. Ahora bien, es menester del Estado Venezolano, seguir ampliando de manera significativa, la capacidad de respuesta del sistema de salud pública, con la dotación de equipos, capacitación del personal médico y de enfermería y sobre todo, desarrollando una industria farmacéutica nacional, que este al servicio de su población y no al servicio del sistema capital, ese sistema que hoy excluye una vez a los pobres, como en el caso de los EE.UU, donde sencillamente ser pobre es una condena directa a la muerte, por cuanto la potencia mundial, no considera como importante brindarle el derecho a la salud a sus habitantes mediante un sistema de salud pública totalmente gratuito como en el caso de nuestra amada Venezuela.

No por último sorprendernos la inhumana manera como EE.UU, ha amenazando a la Organización Mundial de la Salud (oms), de retirar cualquier tipo de aportación económica a ese organismo, en medio de esta grave crisis mundial que ha generado a la fecha actual, una pérdida de más de treinta mil personas fallecidas, donde los estudios y estimaciones avisoran la muerte de no menos de sesenta millones de personas y en donde según estudios científicos, existen una suceptibilidad del 90 % de la población para sufrir de dicha enfermedad y en donde se . Con ello se demuestra el interés particular de la élite demente el capitalismo mundial ejemplificada en la figura de Trump, de generar una purga masiva de la población mundial, sin excepción de los millones de pobres que actualmente deambulan por las calles de EE.U en búsqueda de atención gratuita para mantener una esperanza de vida. De manera inconsciente de prela la importancia del sistema capital, en pro de la defensa de los intereses de élite por encima del bienestar común, jugando con el equilibrio natural de la especie humana.

Sin embargo, notamos la manera como la OMS, ha impulsado de manera feaciente, un llamado para que los Estados unan esfuerzos en tomar medidas preventivas para garantizar el derecho a la vida y a la salud de sus habitantes, de igual manera como ha decretado el derecho común del uso de las posibles vacunas contra el Covit19 como una garantía y un recurso en contra de la antimedicina promovida por el imperior farmacéutico, que no dudaría en momento alguno imponer una patenta industrial, para evitar que esta vacuna sea de fácil acceso al resto de la población mundial. En este sentido, China da una demostración de liderazgo mundial, al enviar apoyo económico al resto del mundo, para ayudar a salvar millones de vidas a nivel mundial.

Sin duda estamos en un hito histórico de la historia de la humanidad, que debe dejar muchas lecciones a los gobernantes y a los pueblos, en el caso de la República Bolivariana de Venezuela, representa una oportunidad para superar de manera progresiva el retroceso en el que hemos dejado caer a la industria farmacéutica nacional, sin dejar de reconocer los grandes avances obtenidos por el Socialismos Bolivariano. Para ello, instamos al gobierno nacional, a crear las condiciones para generar la confianza necesaria a fin que inversores extranjeros inviertan en nuestro país, en cuanto al desarrollo de una industria farmacéutica nacional de vanguardia se refiere, es preciso generar alianzas estratégicas con las universidades del país y con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, además de impulsar de manera sustancial el sistema de salud público gratuito y de calidad, elevando de manera significativa el nivel de exigencia del programa de Medicina Integral Comunitaria de la UCS "Hugo Chávez Frias", y mejorar en este sentido los espacios, la infraestructura y los recursos financieros para brindar una formación de vanguardia a los futuros médicos integrales comunitarios de nuestro país, esos que actualmente se encuentran dando la batalla en cada rincón de nuestro país salvando las vidas de nuestro pueblo, en especial de los más humildes y no como hicieron muchos de los médicos graduados en las universidades autóctonas de la derecha que abandonaron su patria y prefirieron irse a prestar servicios en clínicas de otros países. Olvidando su juramento hipocrático y deshumanizando con los criterios de la antimedicina, una de las profesiones más vitales para el desarrollo nacional de cualquier país.

Para finalizar apreciado lector, lo instamos a que respetemos con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y del Gobierno Nacional Bolivariano de Venezuela, para evitar el contagio por incumplimiento de las medidas preventivas en tiempos de pandemia durante el tiempo que dure la cuarentena social en nuestro país, manejando de manera consciente la información "oficial" y de "carácter científico", sobre el tema del COVID19, invitando a la lectura, las actividades recreacionales y culturales en familia dentro de nuestro hogar. Evitando convertirnos en receptores de noticias contaminantes altamente tóxicas, promoviendo la sana convivencia dentro de la familia, preservando la tolerancia necesaria con nuestros adultos mayores suceptibles a estados de depresión y cambios de animo, fomentando la solidaridad y sobre todo acatando las recomendaciones de las autoridades en materia de salud de nuestras diferentes regiones. En ultima instancia queremos enviar un cordial saludos al equipo directivo de Aporrea.org, asi como a todos los Aporreistas, quienes a lo largo de estos últimos XVIII años, hemos contribuido al fortalecimiento de la comunicación popular, el Poder Popular y el Socialismo del Siglo XXI, con cada letra, palabra y oración, que refleja el sentido de la lucha de clases y la defensa de los derechos humanos del pueblo venezolano y latinoamericano con cada dura crítica que desde un sentir de pueblo nos une en una sola voz¡CHAVEZ VIVE!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 383 veces.



Germán Jesús Subero Marín

Analista de Sistemas. Vocero de Formación y Propaganda de la Sala de Batalla "Vencedores de Santa Inés" Productor Radial.

 german.subero@gmail.com

Visite el perfil de Germán Jesús Subero Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas