Porqué para salvar al país, se hace necesario el enjuiciamiento por traición a la patria de los diputados de AD

Los adecos y sus secuaces han disfrutado de una total inmunidad en todos los actos ilegales que han emprendido en el pasado en contra del proceso revolucionario, gracias a un chantaje basado en el argumento de que cualquier acción que se tome en contra de ellos justificaría una intervención norteamericana en nuestro país.

Ese chantaje se acabó con las recientes acusaciones del Fiscal General de Estados Unidos en contra de líderes del proceso revolucionario venezolano de ser narcotraficantes y terroristas y de formar parte de un supuesto "cartel de los soles". Con esa acción Estados Unidos cruzó una línea que no tiene vuelta atrás. Es que resulta imposible que esas acusaciones puedan ser echadas para atrás mediante una negociación política. Sería la negación de toda la estructura jurídica del imperio La única forma que la justicia norteamericana cierre esas acusaciones es con la prisión o muerte de todos los acusados. Dado que el proceso cuenta con el respaldo decidido y consciente de más del 40% de la población, con una férrea organización y en buena parte armada, es inevitable una confrontación bélica.

Esto demuestra claramente .que están totalmente equivocados aquellos ingenuos que sostienen que todas esas medidas imperiales son "fintas" que lo que buscan es forzar al proceso venezolano a una negociación.

Es por ello que hay que aprovechar cada día que pase antes de ese anunciado evento para continuar preparando la defensa de la patria. Innegablemente que tener 300.000 milicianos armados es muy bueno, pero en mi opinión, deberíamos llegar a no menos de un millón, que sumados a los efectivos regulares de la Fuerza Armada y policiales, pueden representar un poderoso elemento de resistencia disuasivo, única vía que puede garantizar la defensa exitosa de nuestra integridad.

A LOS ADECOS NO LES IMPORTA QUE VENEZUELA PIERDA TERRITORIO CON TAL DE ACCEDER AL PODER

Pero esa conducta agresiva en contra de nuestro país no pudiera realizarla el imperio norteamericano si no contara con lacayos a lo interno, actuado en inteligencia con ellos.

Pero también ese conflicto armado también significará que se ponga en peligro la integridad territorial de Venezuela, ya que Estados Unidos ha concertado para su acción armada el apoyo de Brasil y Colombia, países que han mostrado siempre sus intenciones de apropiarse de parte de nuestro territorio. Pretensiones que conocen muy bien los principales líderes de AD. Bástese recordar que cuando Ramos Allup le cargaba el neceser a la amante del Presidente Lusinchi, tuvo oportunidad de conocer de primera mano lo acontecido con la penetración de la corbeta colombiana Caldas en el Golfo de Venezuela, que casi terminó en un conflagración entre ambos países, o cuando, en tiempos del segundo período de Carlos Andrés, el entonces diputado Walter Márquez denunció con pruebas en la mano, el plan brasileño de ocupar militarmente nuestro territorio Guayanés.

Es que a esos vende patrias no les importa para nada que Venezuela pierda parte de su territorio si eso le permita acceder al poder, con la consigna de que "más vale parte de algo, que nada de todo".

Es urgente internalizar que la garantía de nuestra independencia e integridad territorial pasa por impedir que los sectores vende patria, comandados por AD, sigan gravitando en el escenario político nacional. Es que sería un error histórico imperdonable y muy peligroso no entender el presente y pretender, como lo sostienen algunos come flores infiltrados, llamar a un diálogo a esos traidores a la patria.

UNA OPORTUNIDAD UNICA PARA DESENMASCARAR A LA CANALLA ADECA.

La última acción de los adecos de la Asamblea Nacional paralela de transferir al Gobierno Norteamericano las reservas en dólares que tenía el Banco Central de Venezuela en bancos gringos, en momentos en los cuales ese dinero se hace vital para enfrentar la pandemia, muestra como esos delincuentes no dudaron en ningún momento de apropiarse de esos millones de dólares sin importarles para nada el sufrimiento de nuestro pueblo.

Esa criminal e inmoral acción abre la oportunidad de desenmascarar y salir de esa inmunda canalla adeca llevando a esos diputados lacayos ante el TSJ, en un juicio que debe ser televisado a todo el país para que el pueblo pueda apreciar en toda su magnitud el grado de perversidad de ese partido.

Entregarle ese dinero al gobierno de una nación que declaró a nuestro país como una amenaza a su seguridad es, a todas luces, una traición a la patria. No digo que ese juicio se efectúe en este momento, sino cuando se reanude la actividad de los tribunales, pero la Fiscalía debería, desde ya, a abocarse a levantar y publicitar el respectivo expediente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 942 veces.



Carlos Enrique Dallmeier


Visite el perfil de Carlos Enrique Dallmeier para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: