Aventis

Militancia oficialista entre el militarismo y los colectivos, ¿Quién Gobierna?

Venezuela, siempre ha sido gobernada bajo un pacto de coalición para tener oportunidad de cumplir sus funciones de gobierno. Algunos lo llaman bloques estructurales, donde los cargos públicos son repartidos de una manera equitativa para darle al presidente un cierto nivel de movilización en las actividades administrativas. Desde que se inició la nacionalización petrolera, muchos ciudadanos dejaron sus actividades en el campo agrícola, dirigiéndose a las ciudades para crear cinturones de miserias mediante la fundación de barriadas y, muchos de ellos, lo hacían a destajos.

Ya en el socialismo, muchas empresas sufrieron pérdidas económicas, desmejorando su rentabilidad y desacelerando la industrialización. Provocando de una manera brusca el desempleo y los controles puestos en práctica por el aparato del Estado, no frenaron la inflación lo que implicó una inestabilidad económica a cierto nivel.

El petróleo, se constituyó en el eje fundamental de nuestra economía y viene financiando la estructuración del Estado- Nación para buscar la manera de lograr un desarrollo endógeno que homogenizara a la sociedad, el proyecto bolivariano entro en decadencia y la corrupción abrió sus fauces, donde no hay misericordia entre los ciudadanos y cada persona vende al precio que más le convenga.

La gente privilegiada, tenía dólares engavetados y cuando el gobierno abrió las puertas para su utilización lo sacaron y viajaron al exterior para traer mercancías y venderlas al triple de sus precios, creando confusión y distorsión en los precios. Todo esto, sucedía, mientras las calles se calentaban.

El planeta entero, dio cuenta de los niveles mundiales de la crisis provocada y EEUU le exigió a los chinos que se sinceraran con el asunto de los aranceles y miro de nuevo hacia Latinoamérica y, desde ese momentos, hemos vivido niveles de angustia por la desenfrenada especulación financiera y el bloqueo constante que mantiene USA en Venezuela acusándonos que somos un gobierno controlado por el narcotráfico. Pero, entre Juan Guaido y los militares que cayeron en la corrupción y se encuentran fuera del país, hemos quedado sin dinero en las arcas del tesoro nacional y recién, perdimos 348 millones de dólares que este tenebroso personaje saco en varias maletas de los bancos internacionales y pertenece al Banco Central de Venezuela.

Las reacciones de la oligarquía y el imperialismo, son inmediatas y los proyectos a nivel nacional se caen. Ahora, con la pandemia del coronavirus, todo se ha vuelto difícil. Porque trae consigo, el símbolo de la muerte.

¿ A quién denunciamos?. A nadie, todo es una secuencia de algo o informativa. El caso de Vivas Santana me ha preocupado por eso del estilo. A mi me cuesta titular, sobretodo, cuando me recuerdo de lo que dialogaban los médicos cubanos en los dispensarios de Barrio Adentro, cada día se acercaban ciudadanos con niveles gripales y al otro día, lo tenías allí, solo se tomaban la mitad del tratamiento y vendían la otra mitad del mismo. Acabo de llegar a la residencia y cuando me dirigía a pagar internet, en un puesto móvil de la GNB que va a Servigas , un efectivo detiene a un humilde señor y acompañante y para dejarlo pasar le quita un melón para que pase y lo observe, ¿ A quien denunciar?. Ya sabemos las consecuencias o resultados.

En el periodismo hay el columnista, el articulista, el redactor de mesa que labora en el diario y el redactor en sus diferentes bloques, pero, todos se rigen por un manual de estilo y sabemos que éste gobierno no es revolucionario, sino militarista. De regreso en otro puesto móvil, una efectivo se expresaba de una manera grosera en conversaciones con sus compañeros, una hembra entre cinco varones. Es sorprendente, pero hemos bajado de ética y valor.

Informar hoy, se debe tener mucho cuidado porque hay censura de prensa y desde llamadas teléfonicas hasta webs pasan por un filtro y ni siquiera los redactores de carrera tienen seguridad en el ejercicio de su trabajo.Hay que tener cuidado, porque la militancia oficialista no esta regulada por el partido central de gobierno y están expuestos a la justicia de los grupos que se mueven en un contexto político, porque quienes tienen el control del gobierno y los alimentos son los militares.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 566 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: