La kueka esa

Es importante involucrarnos cultural y espiritualmente con nuestras raíces indígenas y es aplaudible la decisión del ejecutivo nacional de hacer el traslado de la kueka: piedra originaria que fue sustraída de su lugar original en el segundo mandato de Rafael Caldera y hasta ahora se encontraba en un museo de Alemania. Lo único cuestionable es que el anuncio se dio en plena transmisión del parte informativo dado por el ejecutivo nacional con algunos ministros para hablar lo referente a el desarrollo del coronavirus, el presidente lo tildó de "buena noticia" y no es que sea mala noticia, sino que las expectativas de los venezolanos están enfocadas principalmente en las soluciones de las necesidades básicas por eso se pensaba que era otro tipo de anuncio más positivo y conveniente para enfrentar la pandemia, quizás un aumento del sueldo mínimo que para estas fechas suele hacer.

Pero no le podemos caer a piedras a la kueka mejor conozcamos sobre de ella:

Telesur noticia detalla que el objeto arribó este el 17de abril a través del muelle de Bolivariana de Puertos en Guanta, estado Anzoátegui, desde donde será trasladada a su lugar de reposo definitivo en el estado Bolívar.

En la simbología sagrada de la comunidad indígena Pemón la piedra de jaspe de 30 toneladas de peso aproximadamente, denominada Abuela Kueka y conocida como Piedra Kueka, se cree garantiza equilibrio y armonía en la naturaleza.

Wikipedia describe que según el mito, Kueka era un joven Pemón Taure Pam que fue a buscar a la joven más bella de la comunidad Macuchíes, irrespetando las normas establecidas por Makunaima, dios celoso y estricto Pemón, quien decía que los Pemón se debían casar con los Pemón y los Macuxi con los Macuxi. Luego de casarse, huyeron y tras ellos fue Makunaima, quien les encontró y les dijo: "Awarokuruu ...Amoro aukowamumo Chokroro tatapiche anapo daro..." (¡maldito eres, vivirás siempre abrazado con tu esposa!). Makunaima sopló al viento esta oración y Kueka y su esposa fueron convertidos en piedra. Hoy la piedra es la abuela y abuelo de los Pemón, quienes reclamaban su secuestro desde 1998

Debido a que el pueblo Pemón nunca estuvo de acuerdo con su salida de Venezuela, fueron efectuadas diversas protestas, se tuvo cerca de 10 notas verbales realizado por la Cancillería de Venezuela para solicitar el regreso de la piedra Kueka.

Es entonces una fecha significativa que genera orgullo, no faltaran los críticos del suceso los que desprestigien el logro o los que inclusive condenen que Alemania haya devuelto la piedra. Se debe afianzar la historia y todas nuestras luchas. El regreso de la kueka puede ser hasta una asignación escolar, que los niños conozcan la leyenda, dibujen y compartan experiencias al respecto. No podemos ser apáticos o nos volveremos invisibles.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 996 veces.



Fátima Piñero

Comunicadora y docente

 asdrudypi@gmail.com

Visite el perfil de Fátima Piñero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Fátima Piñero

Fátima Piñero

Más artículos de este autor


Notas relacionadas