Cómo es posible

—Aló, compita

Cómo está usted. Qué cuenta.

—Cómo le va hombre.

Le iba a decir que nada, por la costumbre.

Pero que va. Esto no se entiende.

Primero, tenía en mente que hay que reconocer que el presidente actuó de manera oportuna antes los primeros casos del virus ese.

Para mantener a la población protegida de sí misma.

Porque usted sabe que honrar honra.

Luego me pongo a buscar las noticias para leer a los aporreadores, y la página está como que bloqueada porque no pude entrar por la vía directa.

¿Pero hasta cuándo van a estar en esta situación de censura?

No se puede decir nada que disienta de esta gente, porque de una vez tirro por esa boca.

Entonces pierde uno el ánimo que tenía de hablar bien del presidente.

Segundo, fíjese usted, aparece la noticia de que le han puesto precio a un poco de gente de acá.

Y se queda uno desconcertado.

—Y por qué.

—Bueno, como otro país enjuicia o lo que haya sido a la gente de otro países.

No es que sean unos niños de pecho.

Pero resulta como contradictorio, porque entonces cualquier país pudiese enjuiciar a funcionarios de otro país.

No me haga caso porque no sé explicar la sensación extraña, ya que me resulta difícil decirlo. Pero es una situación rara.

Además, da como pena ajena ver como otro país enjuicia por marramuncias a la gente de acá.

Y acá la gente indiferente a tanta cosa.

Eso es un asunto delicado.

—Delicado y medio

Y no se sabe a dónde va a parar esto.

—Hay gente haciendo fiesta, por eso.

Y no voy a opinar por eso.

Ni me venga a decir que ahora padezco el síndrome de Estocolmo.

Porque lo que estoy padeciendo es hambre, el queso de rayar va por los 460 mil.

Y tercera cosa que le quiero comentar es esta.

Según los aporreadores como que se llevaron preso a Javier Vivas Santana.

No lo conozco ni de vista ni de trato. Pero es un hombre que emite su opinión, y tiene derecho a ello según la Constitución Nacional.

Pero van a seguir cargando gente pa’l bote

¿Hasta cuándo este amedrentamiento?

Hay que decirles amén a todo.

No, eso no es posible.

Y es el tercero, según los aporreadores, que cargan en la perrera.

—Esta semana.

—Como usted lo dice, así es.

Entonces cómo mantiene uno un poquito de voluntad para darle unas loas.

Él, me refiero a Vivas Santana, muchas veces ha comentado que sufre de convulsiones y que ha tenido problemas para conseguir el medicamento.

Encanao a nadie le cuidan de su salud.

Dios cuide a este cristiano que no le vaya a pasar nada malo, que ya es bastante malo lo que le está pasando.

No es posible que lo que se hace con las manos se esbarate con los píes.

Por eso es que no se les puede tener cariño.

¿Qué puede haber dicho ese hombre?

¿Metido en algún plan conspirativo?

No que va.

Ganas de meterlo enchirrona

Es que no les gusta que les digan nada. Y ellos que eran tan criticones antes de llegar a ser gobierno. Esos criticaban todo.

Eso da tibiera, por decir lo menos.

Ni siquiera han anunciado que lo han detenido. Como si no existiera.

Y mejor dejemos esto hasta aquí, que debe quedarle poco saldo.

Cuídese y no salga.

Pero esté atento a cualquier noticia, que no hay que dormirse.

Y le dijo: Por ahora, apriete.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 519 veces.



Obed Delfín


Visite el perfil de Obed Delfín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Delfín

Obed Delfín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas