A propósito de ser ciego

¡Sin tapabocas! El coronavirus puede ser la estocada final contra el madurismo

Este 12-3-2020, después que Nicolás Maduro ofreció sus declaraciones sobre la "probabilidad" de que llegara el coronavirus a Venezuela, la cúpula del régimen tenía listo el libreto del teatro político. Era evidente, que no solamente se iba admitir que tal enfermedad estaba en Venezuela, pero como en todo régimen noetotalitario tenía que aparecer el "líder" hablando de la "unión de los venezolanos", que no se politizara el tema, o que las clases podrían ser "suspendidas".

En efecto, fue tan residual la confesión de Maduro, que se nos hacía muy extraño, que a pesar de que casi todos los países de la región estaban afectados por el coronavirus, resultaba muy sospechoso que además conociendo que la mayoría de los vuelos procedentes de España venían llenos, aún no tuviéramos ningún caso de tal enfermedad (1). De hecho, entre otras cosas comentábamos que el madurismo pretendió con tal cadena hacerse una propaganda política en que las "medidas" del régimen habían evitado la "entrada" y posterior propagación del coronavirus en Venezuela en máximo tiempo. No obstante, como toda mentira que es efímera, el caos era previsible y no podía continuar siendo ocultado porque en definitiva la verdad es realidad.

Igualmente señalamos que el madurismo aunque intente "cerrar" museos, cinematecas o espacios públicos que están abandonados desde hace tiempo, o "suspender" sus reuniones del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en el espacio particular de esa agrupación política en la cual fue convertido el destrozado teatro Teresa Carreño, la verdad es que resultan ridículas las declaraciones de Delcy Rodríguez en decir que en un medio de transporte masivo como el Metro de Caracas, los pasajeros solo podrán viajar con mascarillas ¡Por favor! ¿Será que Delcy Rodríguez ignora que una caja de mascarillas N95 tiene un valor aproximado de 20 dólares con la misma cantidad de esos tapabocas, y en algunos casos, su precio llega a los 30 dólares, en un país donde el salario mínimo no llega sino a tres dólares? Y seguramente habrá especulación con el precio de esos implementos aunque el régimen diga lo que diga (2) ¿Será esa la razón por la cual, la propia cuenta oficial de Twitter del Metro de Caracas (@metro_caracas) nos muestra unas imágenes de un personal limpiando un vagón, precisamente sin tapabocas (3)? Cómo llamarle a eso: ¿improvisación o ramplonería? Eso sí, no tenga dudas que ellos como cúpula del PSUV los veremos desplazados con semejantes tapabocas, mientras el pueblo pasa roncha.

Es más, ya veníamos alertando que el régimen tenía que tener recursos dispuestos en cantidad suficiente para afrontar esta crisis, cuando la realidad es que los centros de salud están en una profunda crisis, con la debida respuesta de los maduristas en que el "bloqueo" no les ha permitido, ni les permitirá atender todas las personas afectadas con eficiencia, cuando los hospitales no tienen ni termómetros ni alcohol, y menos mascarillas que sean usadas para el personal asistencial de cualquier espacio sanitario, por citar solo materiales indispensables en una crisis de estas características. Más grave, los hospitales están sin agua, sin obviar que muchos de ellos carecen de plantas eléctrica cuando falla la energía ante los permanentes apagones.

De hecho, sobre lo anterior hay que ser muy responsables, cuando el madurismo asume que en vuelo de Iberia del 5-3-2020 procedente de España vino el primer caso - que también tengo mis dudas - , y lo confirman 8 días después, se rompieron los protocolos de la tan mencionada Organización Mundial de la Salud (OMS), cuyos anuncios en casos como estos no deben superar las 48 horas. Por esta razón solo tengo dos hipótesis. La primera, tal y como lo dijimos en su momento, había dos casos aislados en el hospital militar - fuentes internas - y como no tenían los equipos de diagnóstico, tuvieron que esperar los resultados enviados al exterior. La segunda que es la de mayor fuerza, y es que Maduro ordenó que daría esa información después que todos los países de América del Sur estuvieran contaminados buscando algún saldo político por sus "medidas de contención", pero como lo señalé en Twitter, una vez anunciado el primer caso el resto vendría en cascada. Ante ello, no es casualidad que el 13-3-2020, un día después de los anuncios de Maduro, la propia Delcy Rodríguez confirmó los dos primeros casos de coronavirus en Venezuela, y ahora el 14-3-2020, Jorge Rodríguez nos indica que la lista ha aumentado hasta los 10 casos de manera oficial sobre esta enfermedad.

No podemos atacar el coronavirus sin recursos económicos suficientes. Si asumimos que somos una población de 25 millones de habitantes, y siendo conservadores - aunque la cifra suene exorbitante - se puede ver afectada 10% de la población de manera inicial - lo cual generaría unos 2,5 millones de habitantes que multiplicado por unos 10 dólares de tratamiento básico, cuando menos para los primeros auxilios, el madurismo necesitaría inyectar (valga el término asistencial) no menos de 250 millones de dólares para comenzar a enfrentar esta crisis, pero nada de eso se ha dicho, y menos, en caso de que así fuera, cómo se van a distribuir esos recursos entre los centros asistenciales sin que ese dinero pase por manos de corruptos maduristas.

La suspensión de clases si bien es una medida necesaria que debe apoyarse, no resuelve de fondo la situación, porque los niños y adolescentes, así como las personas de la tercera edad serán los más afectados en el medio de esta hecatombe, porque el aumento del consumo eléctrico y de agua también aumentará con éstos en sus casas y viviendas, así como de gas doméstico, lo cual generará una mayor presión en los servicios sociales, que el régimen solo tendrá como respuesta mayor racionamiento con ellos, y por ende, la población tendrá en sus manos un hervidero de explosión social que en cualquier momento será impredecible su respuesta.

Irónicamente los colectivos armados, las mal llamadas Fuerzas de Acciones Especiales (Faes), el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), o la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) tienen sus propias máscaras ¿Será que acaso las usarán para reprimir o asesinar a un pueblo cuando éstos, si el madurismo no maneja adecuadamente la situación, vean que una población se lance a la calle para exigir sus derechos de salud, alimentación y la vida?¿Será esa la verdadera finalidad de los continuos ejercicios militares en tiempos de coronavirus?

Lo que ha llegado a Venezuela no es poca cosa. El madurismo en algunos de sus voceros ha manejado irresponsablemente esta situación hablando de brebajes de "pimienta negra", así como "medicamentos" cubanos, y hierbas de todo tipo. No faltará quien con mascarilla en cualquier esquina nos venda los bebedizos contra el "coronavirus" y con respectivo aviso que diga: se aceptan dólares, euros, y también "tenemos punto".

No deseamos el mal para nadie, y menos la tragedia social, pero la multiplicación del coronavirus será inevitable en Venezuela, porque la cúpula del régimen madurista, incluyendo los militares del generalato corrupto, son y serán los únicos responsables en que ello suceda, si no terminan de entender que esta crisis debe enfrentarse con un llamado sincero al diálogo, y no de hipócritas reuniones, como de hecho, ya comenzó en Nueva Esparta con el mal llamado "protector" Dante Rivas cuya primera medida ha sido "vigilar y grabar" al gobernador. El coronavirus puede contaminar al madurismo, pero con más intensidad sobre la población, y eso hay que evitarlo.

¿Estará dispuesto Maduro a llamar al colegio de médicos, enfermeras, bioanalistas, así como de maestros y profesores, y políticos que realmente les adversan para tratar el tema del coronavirus con la seriedad y la relevancia social del tema por el interés nacional, o seguirá recibiendo la asesoría de sus fracasados funcionarios en estas materias? Señor Nicolás Maduro, usted dijo que el tema no se iba a "politizar", pero la praxis demuestra otra realidad. ¡Sin tapabocas! El coronavirus puede ser la estocada final contra el madurismo. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea

(1) https://twitter.com/jvivassantana/status/1238251667172327424

(2) https://twitter.com/jvivassantana/status/1238494052452126721

(3) https://twitter.com/metro_caracas/status/1239150600836665344


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4052 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Más de 6 millones de lecturas en Aporrea. Autor de la Teoría de la Regeneración del Pensar. Dr. en Educación (UPEL). Maestría en Educación, mención Enseñanza del Castellano (UDO). Lcdo. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA). Profesor de pre y postgrado tiene diversas publicaciones y ponencias internacionales acreditadas y arbitradas por editoriales, universidades e instituciones de España, Rusia, Estados Unidos, Alemania, Francia, y naciones de América Latina.

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas