Guaicaipuro en el ojo mantuano de Uslar y muchos otros

-Mira Saúl, yo apoyo ese Proyecto de Guaicaipuro al Panteón Nacional, pero ustedes deben estar locos. Tendrán que esperar un gobierno socialista para hacerlo realidad. Miguel Acosta Saignes, en la quinta Quetzalcóatl./palabras proféticas. Debimos esperar con Chávez hasta el ocho de diciembre de dos mil uno.

BORRADOR DE MI exposición EN EL DIPLOMADO DE CRONISTAS COMUNALES DE LOS ALTOS MIRANDINOS

- Esta lucha viene de muy lejos. Que nos remonta a esa alianza de pueblos y Caciques del centro del país y donde está el embrión de nuestro Ejército Libertador y de esta unidad cívico-militar de la Patria frente al imperialismo norteamericano y sus aliados. Hugo Chávez

La Independencia es el primer acto de cultura. Simón Bolívar

Optar por la Madre y más aún, por la Madre Originaria de América, no es un decir, es un hacer aquí y ahora, con la urgencia de estos lugares, de estos pueblos, de estos tiempos y estos vientos. Sin ello no es posible tampoco –para nosotros- reivindicar y dignificar a la Madre África como Madre Común de la Humanidad, a la Madre Tierra en disritmia, a punto de infarto y a todas las Madres, mujeres, hermanas y esposas de este continente frente al espejo del caleidoscópico Mar Caribe, donde comenzó el exterminio de las Anacaonas y de los Caonabos. Donde nuestras mujeres hicieron la primera huelga de vientres en América, para no parir más esclavos. Y donde hoy todavía, se cobra a Haití -o Ayití- el atrevimiento a darse una Independencia con una democracia anti-esclavista. Reivindicar a la Madre India dignifica también a todos nuestros héroes y heroínas de la Resistencia Indígena: a los Guaicapuro y las Apacuana de ayer y de hoy.

°°°°°°°°°°°MENSAJE DE LA CÁTEDRA INTERCULTURAL CÉSAR REGIFO – y CATEDRA INTERCULTURAL DE SABERES ANCESTRALES/INVENTAMOS O ERRAMOS CON MOTIVO DEL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

ANTE EL DIPLOMADO DE CRONISTAS COMUNALES DE LOS ALTOS MIRANDINOS

En alguna oportunidad recordamos lo que nos pasó en la redacción del diario El Nacional con el respetado intelectual Arturo Uslar Pietri: se trataba de una de tantas otras arremetidas mantuanas en contra del proyecto de incorporación simbólica de Guaicaipuro al Panteón Nacional. Bien entrado abril de aquel año ochenta y ocho del siglo pasado, nos había entrevistado Ludmila Vinogradof al presentar nuestro equipo de trabajo del grupo Nosotros Mismos de Los Teques nuestra disposición de recoger 100.000 firmas con el movimiento indígena nacional y los educadores para llevar a Guaicaipuro al Panteón Nacional. El 19 de abril del citado año, aquel titular agarraba primera página del diario. Una semana después, regreso a la redacción del periódico buscando a la gente de la pág. Ecológica. Y…de repente… me encuentro al Dr. Uslar muy contrariado con el proyecto, que ya no era nuestro, lo había sugerido el pueblo/pueblo mediante una investigación. Me aborda con mucha inquietud y me dice:

  • Mire Saúl, ustedes no pueden llevar a Guaicaipuro al Panteón Nacional. Eso no es posible. No se les ocurra…

  • ¿Y por qué Dr. Uslar?., le pregunto muy extrañado.

  • ¡Porque Guaicaipuro no era un venezolano!, me responde con firmeza y censura mantuana, característica de aquella sociedad de castas de la Caracas colonial, hasta ahora insepulta.

  • No había surgido el nombre de Venezuela, me ratifica con fuerza.

  • ¿Cómo Dr. Uslar? ¿Y la gobernación de Venezuela mil quinientos veintiocho con los Welser? Guaicaipuro incursiona a partir de 1560, le respondo, con mucho respeto.

De paso –comentario al margen- Venezuela nace, doblemente hipotecada: por los españoles y por los welser.

Para mi desconcierto total, me responde.

-Sí, pero hay algo que olvidas: ¡Guaicaipuro no era mestizo! ¡No era mestizo! Me dejó con la palabra en la boca y se internó en su oficina.

En el mismo piso y a corta distancia, estaba escuchando todo en atento silencio, el camarada Miguel Otero Silva.

En fecha reciente le recordaba este episodio al amigo Henry Hinojosa, quien fue uno de nuestros acompañantes aquel día de la entrevista con Ludmila Vinogradof y le pregunto: ¿por qué crees tu que se molestó tanto el Dr. Uslar con nuestra entrevista? Y de inmediato, me refresca la memoria:

-¿No recuerdas que ese día de la entrevista nos firmó en apoyo al proyecto casi toda la gente de la redacción de El Nacional? Arístides Bastidas, Jesús Rosas Marcano, José Emilio Castellanos, Euro Fuenmayor, Asdrúbal Barrios, la misma Ludmila, entre otros… Mi esposa Erólida me recuerda entonces que Rosas Marcano, el margariteño que escribía los versitos de CIRIO para El Nacional, le dedicó uno a Guaicaipuro al Panteón para celebrar la iniciativa más allá de su firma de apoyo.

COMO UN TIGRE MAL HERIDO

Después dije para mis adentros… como quien sigue descubriendo mundos: ¡Tenía razón Uslar para brincar como un tigre mal herido!.

Fueron distintas y muy contradictorias las visiones de Uslar Pietri en relación a Guaicaipuro en distintos momentos de su vida y sus esfuerzos para comprender la Patria dentro del laberinto intelectual del euro-centrismo recolonizante. Primero, aquella postura de crear dudas de su existencia histórica, lo que se cae por su propio peso: el hermano Nectario María regresa del Archivo de Indias de Sevilla, constatando su existencia en documentos de Encomienda: sección Escribanía de Cámara. Luego, negar su existencia como venezolano so-pretexto de que no era mestizo, como lo hubiese hecho Carrera Damas y casi todos de la Academia de la Historia; después, vino aquello de que Guaicaipuro tenía que morir para que triunfara Diego de Losada y así poder ser nosotros lo que somos ahora sobre las cenizas de la des-memoria ¿cuál nos-otros?; hasta que al fin, aceptar a regañadientes un Guaicaipuro mutilado, como mutilaba y descuartizaba ´-física, psíquica, moral y espiritualmente- el imperio español a todos y todas los y las insurgentes: me refiero aquí a un Guaicaipuro telúrico, con los pies cortados, en contacto con la tierra de origen; en este corte intelectual de las extremidades inferiores del Principal de Los Teques; ya no eran las mutiladas manos araucanas o la mano cortada de aquel Sorocaima heroico. Era el pie que pisa tierra y que no entiende nada allá de su instinto animal. Y por supuesto, dentro de esa óptica reductora, parece ser lo único que nos identifica como sentimiento con el Principal de Los Teques y Caracas: el polo de los pies haciendo tierra -lo decimos por deducción-, porque el polo del cerebro, del corazón y el sentimiento, mirando al cielo, pertenece en su exclusividad al blanco conquistador, que viene a evangelizar, civilizar, mejorar y salvar la raza. Pero ¿es esto el pasado? Veamos:

EL PASADO TAMBIÉN ES PRESENTE

Un profesor de la Universidad de Los Andes, en fecha reciente decía a sus alumnos: el indio que nos vincula a la tierra, el negro al cuerpo y el blanco al pensamiento. Luego recalcaba: El blanco es la razón y la ciencia, el negro es folclore y el indio es arqueología. Lo cual indica que este apartheid, este racismo-criollo, patriarcalista, radical étnico-lingüístico y territorial contra los pueblos originarios, no es cosa del pasado. En su patriarcalismo, tiene a la Madre India como el epicentro de la vergüenza materna. El apóstol José Martí ya condenaba en su tiempo a los que se avergonzaban de tener una madre india. Esto es la columna vertebral de la dominación cultural: la dicotomía civilización o barbarie. Lo cual significa que si no reivindicamos a la Madre India como primera Madre de América o Abya Yala y Madre común de las primeras generaciones de indomestizos y zambos, no podemos dignificar a la Madre, dejando siempre las compuertas abiertas a las violaciones y al parto de nuevos esclavos en el siglo veintiuno. De los indios sin alma de ayer y de hoy. Sea cual sea su procedencia lingüística, étnico-nacional, cultural o religiosa de esa Madre Americana o Abya-yalense.

LA MUERTE DE GUAICAIPURO ¿CONDICIÓN NECESARIA PARA SER LO QUE SOMOS?

De allí que la muerte de Guaicaipuro sea para Uslar la condición necesaria de la conquista española para ser lo que somos: ¿quién o a quién representa, ese que nos convoca a reivindicar ese ser lo que somos? Olvida que somos diversos: iguales, únicos/diferentes, en fisonomía, lengua, cultura, espiritualidad. Con la amenaza, -dicho sea de paso- de que fuéramos otros y no lo que somos si no muere Guaicaipuro frente a Losada. Ahora ocurre, lo que ocurre a toda clase en el poder: inventan que todos somos ya un mestizo indiferenciado y sin rostro, sin identidad propia, somos todos criollos, todos somos mantuanos, en síntesis: todos somos no-indios. Que es el tema central y de fondo. El indio desapareció antes de aparecer, sentencia con ironía Eduardo Galeano.

El blanco y la cultura occidental son permanentes, el originario, ave de paso, quedó sepultado en el siglo dieciséis. Pero en cambio la clase dirigente criolla quiere ser europea a juro y ahora se vuelve piti-yanqui. Es esa transfiguración horrible, esa caricaturesca y nauseabunda guaidopatía utilitaria y oportunista de lo criollo más degenerado y decadente, que nos llena el patio de zamuros, permitiendo el robo de nuestras riquezas en el exterior y un bloqueo inclemente y genocida. Con el perdón de los zamuros que al menos son inspectores sanitarios. Aunque seguro estoy que ni el Dr Uslar, ni el mismo Mario Briceño Iragorri o Juan Liscano, hubiesen aceptado una canallada imperialista tan grosera y de esas dimensiones, alimentadas también por la Europa imperial, racista, colonialista y patriarcal.

Distingamos, como alguna vez lo hizo Ludovico Silva frente a un filósofo vasconceliano: ¡Pertenecemos al ámbito de la cultura occidental, pero en modo alguno somos europeos!. Veamos ahora, pertenecer al ámbito de la cultura occidental, no es pretexto para considerar al indio, su existencia histórica y la indo-descendencia de la que somos parte indiscutible, su dilatada herencia cultural y espiritual milenaria, como algo accidental, transitoria y fácilmente prescindible y sustituible en la venezolanidad. Eso trae sus consecuencias recolonizadoras sobre todos los poblamientos en su conjunto, sea cual sea su origen nacional, cultural o espiritual. Por eso somos constitucionalmente un país multiétnico, pluricultural y de vocación bolivariana intercultural. CRBV.

EL GUAICAIPURO MUTILADO DE GUILLERMO MORON

Curiosamente, Guillermo Morón –década del ochenta- declaró en un discurso de orden en la Plaza Guaicaipuro que una porción o un pedazo de Guaicaipuro forma parte de nuestra identidad nacional. Lo cual refutamos en el mismo momento, entregándole nuestra nota de protesta escrita a mano a Fermín Luque, corresponsal de El Nacional, nota que registró el diario al día siguiente al lado del discurso de Guillermo Morón.

GUAICAIPURO CAMBIÓ LA CONCEPCIÓN GUMANCISTA DEL PANTEÓN NACIONAL

J.A de Armas Chitty nos emplazó diciéndonos que ese Panteón no lo hizo Guzmán Blanco para los Indios sino para los próceres de la Independencia.

-Esa concepción de un Panteón patriarcal, machista y de blancos, lo vamos a cambiar, le dije. Y así fue…

- Hagan un Panteón aparte para los indios, porque Guaicaipuro no era un prócer. No era un Bolívar o un Sucre, sostiene Armas Chitty… ¿Y dónde queda el cacareado mestizaje de los Académicos de la Historia?, pregunté. Andaba en ese momento con nuestro amigo Ildefonso Leal, quien apoyó nuestro proyecto. A partir de allí asumimos una consigna anónima de la guerra federal: ¡Patria para los indios! ¡Guaicaipuro al Panteón Nacional! Entonces, hay que hacer un Panteón aparte para los indios, otro para los negros y otro para las mujeres. Es el apartheid que vive en el espíritu mantuano de lo criollo y lo criollizante más intolerante.

Juan Liscano en cambio fue más tolerante y equilibrado. Al principio no estuvo de acuerdo con Guaicaipuro en el Panteón Nacional. Un tiempo después nos informó desde el Zulia con su amigo Iván Darío Parra, que podía apoyar el Proyecto. Si bien quería primero intercambiar algunas ideas con nosotros

.¿UNA PORCIÓN Y SÓLO UNA PORCIÓN DE JOSÉ Félix RIVAS FORMA PARTE DE NUESTRA IDENTIDAD NACIONAL?

Pero volvamos a lo de la porción de Guaicaipuro. A su aceptación por pedacitos o el Cacique despedazado. Es como si dijéramos hoy a la juventud venezolana que una porción de José Felix Ribas forma parte de nuestra identidad nacional: ¿Cuál porción, el brazo, una pierna o la cabeza frita en aceite de aquel descuartizado como Tamanaco, Túpac Amaru, Túpac Katari y tantos otros? Nunca escucharemos hablar de una porción de Cortés o de Losada. Aparte de que confunden adrede el culto a los conquistadores y a la conquista con la defensa de la herencia hispánica. También confundieron lo que hoy es España la liberación de los árabes con una re-conquista, expulsaron a moros y judíos y todavía siguen negando su herencia hispano-árabe y la hispano-judía, para aplicar una aplanadora contra su propia diversidad cultural y humana en nombre de la unidad de España y de su unidad religiosa. Unidad forzada, no dialogada, que está por reventar la cuerda. ¿Es ese el camino y el curso de la historia?

…PERO, SE ARRECHÓ GUAICAIPURO

Volvamos al planteamiento inicial… Había llegado el momento en que ya no era posible –en la vida republicana- la negación total de Guaicaipuro, de este ícono de la indianidad y de la Venezuela insurgente. ¡Se arrechó Guaicaipuro! gritaba Los Teques el veintisiete de febrero… Era nuestra ancestralidad en nuestras innovaciones de la contemporaneidad histórica. Entonces, en la óptica mantuana, hay que reconocerle un trocito, aunque sea poniéndole los pies en la tierra, así tengamos que hacer un corte virtual de las piernas, para rescatar únicamente el instinto animal del venezolano común en defensa del territorio, que fue la vía de escape encontrada por Uslar con su pluma aséptica frente a nuestra indianidad. A veces no lo dicen claramente, pero lo sugieren-, como el profesor de historia de la ULA, la fuerza física quedaría folclorizada en el cuerpo del negro, aunada a la supuesta brutalidad del esclavizado. Todos los caminos llegan a Roma, hoy al consenso de Wáshington. La cabeza, la inteligencia correspondería a la superioridad anglo-norteamericana de los Obama y de los Trump de la Casa Blanca. Lo indígena –para encontrarlo- habría que rastrearlo mediante la prospección arqueológica. ¿Y lo hispánico? ¿Dónde queda? Habría que repetir de nuevo, aquello de que Europa comienza en Los Pirineos. Canario –o madeirense- no llegan a peninsulares. Miranda resaltará el pecado mortal de haber nacido en América… Y visto todo desde muy arriba, muy al norte, desde Londres o Wáshington, diremos: Esto es Inglaterra, Europa queda allá abajo, bien abajo, como patio trasero de la superblancura y la superioridad anglo-norteamericana. ¿No es así?

BOLÍVAR, ¿SEPARATISTA O LIBERTADOR?

-Se cuestionó siempre el culto a Bolívar, en algunos aspectos justo, en otros casos se descubre una mano-peluda, como la que conspira hoy en la sombra contra el doce de octubre como Día de la Resistencia Indígena. Pero, nunca nuestra historiografía tradicional cuestionó el culto a Colón, Cortés, Pizarro, Diego de Losada. Francisco Fajardo, nuestro Malinche, prototipo del mestizo traidor a sus orígenes indios, lo condecoran todos los días como prototipo de lo que somos o que ellos quieren que seamos, si bien otros lo ocultan para que no haga sombra a Losada. A Colón lo querían canonizar. Se llegó a hablar de San Hernán Cortés. La Chinita de México, La Guadalupe, si bien al principio contrapuesta a Cuauthémoc y a Quetzalcóatl, luego asumida como símbolo de independencia con el cura Hidalgo y los indo-mestisos, ya no cabe en el santuario del Nuevo Pueblo Escogido de Dios. Ahora es tan idólatra como la wifhala y la Pachamama. El mismo protestantismo que se embarcó con los peregrinos del Mayflower, ya no representa del todo bien la religión del nuevo Pueblo Escogido de Dios. Mejor será sustituirlo por la religión de Mormón, para que tenga la fuerza telúrica de un Pueblo Europeo Transplantado: cuna de todos los apartheid del llamado mundo moderno.

EL GRUPO DE LIMA SE REUNE EN LA CASA DE PIzARRO : NO EN LA CASA DE TÚPAC AMARU Y MICAELA BASTIDAS

El grupo de Lima se reúne en la Casa de Pizarro y sus esbirros. No en la Casa de Túpac Amaru y Micaela Bastidas. Del palacio de gobierno en Bolivia la ultraderecha fascista expulsó a Túpac Katari y Bartolina Sisa, junto con Evo, la Pachamama y la wifhala. En su lugar colocaron la Biblia. Después quitaron la Biblia y allí pusieron la Espada y la Cruz, los intereses materiales y su idolatría del dólar como señal de continuar la conquista y refundar el apartheid para resucitar en Bolivia a Rodhesia y Sudáfrica. Pero en Evo, Bolivia tiene hoy a su Mandela aymara. La Bachelet, ahora viene hecha Serpiente, Pinochet-Serpiente, desplumada y domesticada a lo Obama/ Trump. Con Piñeira en Chile, dispara sin piedad a los ojos del futuro en nombre de la libertad de empresa y de los derechos humanos de la ONU. Lautaro, Túpac Katari y Bartolina Sisa, regresan hecho millones. Están en las calles. Pero ahora, Miraflores resiste y resistirá siempre como Esa Espiga sembrada en Carabobo, que va con Chávez y Maduro por Boyacá y por Sucre en Ayacucho. Porque la canalla, quiere robarnos de nuevo esas batallas. En fin, Eduardo Galeano, camarada y amigo de la causa indígena de América. Debo recordarte hoy que Evo sigue siendo Evo. Pero la Bachelet ya no es la Eva, mujer-esperanza cuando ayer tomó el poder en Chile. Es la misma serpiente desplumada. Evade su responsabilidad en Chile, en Bolivia, en Colombia, en Ecuador y en Haití. Perdón hermana Serpiente: aunque desplumada o usada en el Génesis para ofrecer la manzana a la costillita del hombre, tampoco te mereces tanto desprecio y tan odiosa comparación. Yo todavía espero en la lucha el regreso de Quetzalcóatl, de Túpac Katari y Bartolina Sisa, de Guaicaipuro y de Apacuana. De Miguel y de Guiomar. De Bolívar y Miranda. De Chávez y Fidel. ¿Culto al canibalismo? No a la comunión y la confraternidad humana. Contra cualquier fundamentalismo.

EL SENTIMIENTO POPULAR CON CAUTHÉMOC Y GUAICAIPURO, CONTRA LOS CORTÉS, LOS PIZARRO, LOS LOSADA Y LOS FAJARDO

El sentimiento popular estuvo siempre –como lo reconoce Uslar- del lado de los Caciques Heroicos y no del invasor. Sentimiento contrario a la lógica del capital y a la historia del conquistador: por eso, la dialéctica histórica, el sentido común y la lógica de los pueblos oprimidos, enseñan que no hay triunfo ni derrota definitiva. Ni eterna conquista. Ahora más que nunca, el cuestionamiento de estos íconos y beatos de la conquista – empezando por Colón- llega hasta los tuétanos de la estatuaria Norteamericana: Venezuela ¿peligro inusual y extraordinario? Ver Decreto Obama/Trump.

BOLIVAR: ¿LIBERTADOR O SEPARATISTA?

Recordemos que en el pensar mantuano, todavía se discute si Bolívar era un separatista o un Libertador, si aquello fue una Independencia o una guerra civil o sólo una guerra social. Esto en socorro del cuento aquel de Ricardo Levene, retomado por Guillermo Morón: España no fundó colonias en América sino pueblos y provincias. Visto así, Puerto Rico tampoco será colonia de USA sino Estado Libre Asociado. América para los Norteamericanos. Doctrina Monroe.

NO SÓLO LA INDEPENDENCIA, PRETENDEN TAMBIÉN QUE LA CONQUISTA NO ERA TAL SINO GUERRA INTERNA CARIBE-ARAHUACA

Incluso encontramos –a veces- un criterio todavía más sesgado y perverso. Veamos: En otras palabras, España no vino a una conquista ni a fundar colonias sino que, por obra y gracia del espíritu santo o como pueblo escogido- ya era parte de nuestra psiquis interna, geohistórica y espiritual; por tanto España vino -como hermana mayor- a poner orden en una guerra de exterminio entre caribes y arawacos. ¿Europa y la misma España no conocen ayer y hoy conquistas y colonialismo interno? ¡Qué cinismo!

¿PUEDE UNA CONQUISTA SER POPULAR?

Para colmo, la conquista fue presentada en los textos de historia como una empresa popular, porque quien vino fue el bajo pueblo español. ¿Popular para quién? ¿para el indio? ¿Para el negro? ¿Para el indo-mestizo, para el zambo? Ni siquiera fue popular para el llamado blanco de-orilla: indios/negros/zambos/canarios/mujeres y el mundo del trabajo esclavizado o servil, tenían en el fondo ciertas alianzas o empatías contra los mantuanos y contra los privilegios de los peninsulares, alianzas que al principio, alimentaron a los Boves y la insurgencia canaria. En el principio de la conquista todo había empezado con aquella alianza entre indios no reducidos y cimarrones. Los mismos hijos de españoles nacidos aquí, estaban limitados en sus derechos políticos. Buscaban los mantuanos el poder para ellos mismos, pero ningún proyecto se consolida sin una alianza interna sólida, con pie firme para las alianzas hacia afuera: por eso traicionaron su propio proyecto de nación, de Patria Chica y Patria Grande y terminaron amarrados hasta el cuello a la doctrina Monroe. No oyeron el llamado del fondo de los milenios y siglos recientes, de los Caciques Heroicos, Cimarrones, Profetas y Libertadores.

Preguntamos si aquella España era tan cristiana y tan civilizada ¿por qué no se quedó allá construyendo su propio orden interno, en toda Europa y de paso - cuatro siglos después-, para evitar esas dos guerras mundiales y sus hecatombes nazi-fascistas? ¿Por qué no civilizó y evangelizó a Hitler, a Mussolini y al cabrón de Franco? Como lo llamaba nuestro amigo vasco Felipe/Barba Blanca. Por el contrario, ahogó en sangre a sus republicanos, en alianza cayapera con el eje del nazi –fascismo de toda Europa. España también ha traicionado su propio proyecto de largo alcance histórico, lo cual habría requerido superar toda conquista interna y externa., renunciando a todo colonialismo. Para arribar al diálogo de civilizaciones y al ecumenismo no proselitista. Por eso hoy está –como siempre- de espalda a sus propios pueblos y a nuestros pueblos americanos y más que sorda al mismo mensaje bolivariano y san-martiniano del Papa Francisco. El camino no es otra re-conquista, ni una re-colonización. Es una liberación definitiva.

Preguntamos: ¿por qué si España era el corazón de Europa en el siglo dieciséis, hoy junto con Portugal y la Italia del Renacimiento pasaron a ser más África que Europa misma? No porque no sean de algún modo parte legítima de África sino por su exclusión de Europa y lo que es y deja de ser Europa en cada momento histórico.. ¿Dónde queda Grecia y el legado a la ciencia moderna ahora estrangulada por el FMI? Preguntemos de paso a los franceses: ¿Por qué los euro-latinos, incluso franceses, no son aceptados en Norteamérica, ni en USA ,ni en Canadá?¿Por qué los anglosajones no quieren ser europeos hoy?

SI NO CABEN EN ESE OCCIDENTE LOS LIBERTADORES, MUCHO MENOS LOS CACIQUES HEROICOS

Yo me siento más Indoamericano y Afroamericano, que hispanoamericano, iberoamericano y latinoamericano. Hugo Chávez

Planteamos esto para entender que si España todavía no acepta a Bolívar Libertador, a Miranda, Sucre, Urdaneta, Piar, Mariño, tampoco se acepta a sí misma. Si Europa no acepta a España como Europa misma y si Gran Bretaña saca hoy su corazón y su geografía de Europa, en esa desigualdad tan abismal del mundo occidental y del capitalismo neoliberal ¿cómo podemos esperar ser reconocidos hoy como Indoamérica o como Afroamérica y por supuesto, con nuestros Caciques y Cacicas, Apotos o Principales, con sus Guaicaipuros y sus Urquías, con los Túpac Amaru y las Micaela Bastidas, los Túpac Katari y las Bartolina Sisa? O bien, con los Negro Miguel y las Guiomar, los cimarronajes y sus zambo-insurgencias como las de los José Leonardo Chirino, prototipo de la afrovenezolanidad..

Por eso no es extraño, la actitud que asume Uslar ante Guaicaipuro en su artículo del mismo nombre inserto en Medio Milenio de Venezuela. Cuadernos Lagoven, pp. Dos64-65. Veamos que en un artículo anterior del mismo libro El indio y el sentimiento de América, sostuviera: El pueblo mexicano que adora al transitorio Cuauthémoc, no parece sentir como héroe suyo al permanente Cortés… p.261.

Cabe preguntar de entrada: ¿Por qué Venezuela debe tener sólo medio milenio de historia en un partir de cero con la llegada del hombre blanco? ¿Por qué Cuauthémoc y Guaicaipuro son transitorios y en cambio Hernán Cortés y Diego de Losada son permanentes? ¿Por qué tanto cuidado y esmero con la herencia europea y tanto desprecio con la herencia indígena, hasta el extremo de llegar a sacudirse el polvo de las sandalias al tropezarse de instante en instante con lo autóctono?¿Es tan efímera o transitoria esa herencia que se les aparece desde la papa hasta en la arepa como sentimiento nacional y espiritual irrefutable? Pero también es presente, en el heroísmo de sus Caciques Heroicos y en los antecedentes irremplazables de nuestra Independencia y Liberación.. La presencia indígena ayer y hoy, memoria y cal, carne y hueso del presente, no es una nostalgia. Pero la pretensión de ser aceptados como ciudadanos europeos plenos o de primera en el norte de Europa y de América y en la misma Europa del Sur, no sólo es una nostalgia sino una irreversible frustración mantuana. Que hasta en la misma España, pasan por Sudacas, así tengan pasaporte europeo. De paso, bastante tarde ha reconocido España que tiene hijos y nietos en América.

El sentimiento nacional y popular que nos identifica con Guaicaipuro, con Caonabo, con Túpac Amaru, con Lautaro, no es sólo folclore o arqueología: es historia plena, de ayer y de hoy. Es ancestralidad, innovación y creatividad, historia y sueño hacia la utopía. El mismo Uslar terminó reconociendo en el quinto centenario –y esto lo reivindica un poco- la fuerza descomunal del indio americano en la formación y desarrollo de las teorías políticas modernas. Al final se dio cuenta que muchas de las ideas socialistas y comunistas inspiradoras de la Comuna de París y del mismo Marx les venían de América.

De tal forma, el sentimiento nacional que se identifica con Guaicaipuro y no con Losada, no constituye, como Uslar creía, un desconocimiento de la historia real y concreta y por tanto, una aberración lógica, que es casi como decir que linda con lo folclórico, con lo irracional, con lo ridículo y la pérdida del sentido común, para no hablar de la petulante racionalidad científica y tecnológica que Europa se endosa como propia. No podemos de paso continuar en ese todo indiferenciado y sin rostro propio de lo que somos. En una realidad atípica, como nos define a veces. ¿Cuál es ese sujeto concreto que subyace en eso de lo que somos o creemos que somos? O lo que seríamos hoy, si Guaicaipuro sobrevive a Losada. A quien o a quiénes se refiere Uslar?. ¿Al mantuano, al aculturado?¿al indio, al afrodescendiente, al indo-descendiente?¿o al supuesto no-indio de ese indo- mestizo o pseudo-criollo super-colonizado?. Lo que le ocurre a la tradición historiográfica/ hispano-centrista no es un problema de Uslar, es su eterno desconocimiento de nuestra naturaleza de país multiétnico, pluricultural y de vocación intercultural, como lo reconoce hoy la CRBV. Como España desconoce de hecho hoy su realidad plurinacional y multi-cultural, poniéndola al borde de la desintegración. Sin olvidar de paso que España y Portugal no se quieren entender hoy -para lo que es su interés oportunista- sin entenderse y comprenderse como parte innegable de lo ibero-americano. Pero ¿por qué lo íbero no es transitorio y sobrevive o quiere sobrevivir a la globalización? ¿Por qué España y Nuestra América queremos que lo íbero o lo hispanoamericano sobreviva en Puerto Rico como colonia anglonorteamericana?

Pero ¿y por qué lo hispanocéntrico pretende negar lo boricua autóctono del puertorriqueño como parte de su ser cultural y espiritual en tanto aspirante a su Independencia de USA?¿Por qué los haitianos independentistas y antiesclavistas son los primeros en reivindicar y dignificar lo taíno y la toponimia taíno-caribeña?¿Por qué hay que convencer a los palestinos y a los indios americanos de que son dos pueblos derrotados por siempre y para siempre?¿Por qué ambas luchas no son identificadas como causas comunes de la humanidad, sin negar la naturaleza de una y otra? Así como se excluye la misma causa haitiana como causa de la humanidad. El discurso colonial siempre depende del musiú y de los intereses del musiú de turno. Hoy siguen buscando El Dorado, el que parece haber encontrado en Venezuela. Pero… no se equivoquen esta Patria/Matria es nuestra. En su doble paridad: Patria Chica y Patria Grande.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1035 veces.



Saúl Rivas Rivas


Visite el perfil de Saúl Rivas Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas