¿Impunidad, estrategia política o miedo al autoproclamado?

Cuando se intenta construir una particular percepción de ciertos acontecimientos políticos que ocurren en Venezuela, que se observa a través del análisis del discurso de "lo que se dice en la calle", lo que comentan los amigos, en las llamadas conversaciones con un cafecito y hasta los comentarios en las mal llamadas redes sociales, uno encuentra cierta angustia y altísima curiosidad por saber las razones por las cuales "el autoproclamado" no está preso desde hace por lo menos un año, cuando de manera ilegal se "autonombró" presidente interino y ese acto por sí mismo, en un delito de usurpación de funciones, al considerarse presidente de la Republica sin tener la cualidad legal para serlo, entre esas razones están las siguientes: 1.- el 10 de enero de 2019, se juramentó como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, en calidad de reelecto, el jefe de Estado, Nicolás Maduro, 2.- el presidente de una Asamblea Nacional en desacato, se "autonombra" trece días después , sin que se oficializara la falta absoluta, ni se hizo el llamado a nuevas elecciones presidenciales luego de 30 días consecutivos…y ¿Qué consecuencias jurídicas le ha generado todas estas ilegalidades al usurpador?... Ninguna!...desde entonces anda envalentonado y como dicen : "guapo y apoyao", desde que el gobierno estadounidense, hizo una amenaza imperial: "mucho cuidado si llegan a meter preso a quien consideramos el presidente legítimo"…y a partir de entonces, "el autoproclamado" ha hecho de todo para que lo metan preso y nada!...

¿Qué dicen en la calle?...que hay personas que por hacer menos, se están "pudriendo en una cárcel", y éste consentido personaje de la derecha internacional, ha estado involucrado en diferentes escándalos : se le acusa de traición a la patria, de tomarse foto con los paramilitares, de haber hecho "caída y mesa limpia" en el llamado Cucutazo, de haberse apoderado de nuestras empresas en el extranjero, entre ellas Citgo, de recibir millones de dólares para financiar sus actividades opositoras, sin rendición de cuentas, su notoria aparición el 30 de abril del 2019, en las cercanías de La Carlota, en un intento fallido de golpe de Estado, las graves acusaciones de corrupción que han realizado desde la misma oposición y hay un hecho curioso: "el autoproclamado" tiene prohibición de salida del país, y éste peculiar personaje entra y sale de Venezuela cuando quiere y no le pasa nada!...en éstos momentos hay personas que se preguntan: ¿Quién autorizó al "auto juramentado" para viajar a Colombia y a Europa como Presidente?...si no tiene sueldo como diputado, ¿de dónde sale el dinero para costear estos viajes, que incluye los traslados, ropa,comidas, bebidas, hoteles y para cualquier otro tipo de gastos?...

Hay quienes consideran que el gobierno venezolano, no quiere "caer" en el juego del imperio y la derecha internacional, de que si meten preso al "autoproclamado", van a incrementarse de manera radical las sanciones en contra del país y se convertiría en la excusa perfecta para realizar una intervención militar extranjera, para rescatar a "su protegido" de la sanguinaria y cruel dictadura que hay en Venezuela…pero también están las personas que consideran que ésta impunidad, le está siendo mucho daño a la institucionalidad jurídica – política de la nación…y están los que piensan que lo mejor es dejar tranquilo al usurpador, hasta que se decida pedir asilo político en una embajada y declararse un perseguido político, o irse a Colombia por las trochas o caminos ilegales , escoltados por sus amigos los rastrojos…


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1014 veces.



Oscar Bravo

Politólogo, Especialista en Finanzas, Magister en Gerencia, Profesor Universitario, Investigador, Articulista, Poeta, Deportista y socialista!

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Bravo

Oscar Bravo

Más artículos de este autor