Un parlamento respetable

La situación actual del parlamento nacional, salpicado por tantos escándalos por ineficacia y corrupción, se encuentra en “el ojo del huracán”, sobre todo por una lamentable polémica alrededor de una supuesta dualidad de junta directivas, electas el domingo 5 de enero, en donde la suma de las y los diputados presentes y virtuales, da una cifra superior al número reglamentario de 167…es decir, que las cuentas que surgieron en la reunión del autoproclamado, “no cuadran”, cuando hablan de que tenían más de 100 parlamentarias y parlamentarios en las oficinas de un periódico cuasi fantasma que está al servicio de la extrema derecha nacional, en la que por cierto, la designación de una sede distinta al palacio legislativo, debe ser previamente debatido y aprobado en una sesión anterior…

Y ahora, ¿Qué está sucediendo?...tenemos un parlamento totalmente desprestigiado, las personas perciben que se perdió el tiempo con un parlamento definitivamente mediocre y muy ineficaz, que a la oposición se “le escapó de las manos” el triunfo electoral del 6 diciembre de 2015, y están los que dicen, “le quedó grande” y no supieron que hacer con una mayoría parlamentaria, que ni elaboraba leyes, ni hacia su papel de contralor y vigilante de la pulcritud y transparencia, en el manejo de los fondos públicos, y que sea el centro de los debates políticos transcendentales y de vital importancia para el país…

La gran decepción para los muchas y muchos de los que votaron por esa oposición que se apoderó de La Asamblea Nacional, es que pensaban, que iban ayudar a resolver los grandes y graves problemas económicos del país y se dedicaron a conspirar para salir del gobierno de Maduro, ayudados por el imperio y la derecha internacional, y que luego las ambiciones personales de los opositores, los hizo pelearse por el botín, al venderse ante el mundo de que ellos eran “el único poder legal y legítimo” en Venezuela, y así poder lograr el apoyo político y en especial el financiero que necesitaban para derrotar a “la dictadura” , aunque el objetivo era conseguir dólares…

Por eso, es que necesitamos ir a un proceso electoral, en la que podamos elegir a personas con talento, altísima capacidad y con una honestidad a toda prueba… al servicio del pueblo…
Politólogo.






Esta nota ha sido leída aproximadamente 480 veces.



Oscar Bravo

Politólogo, Especialista en Finanzas, Magister en Gerencia, Profesor Universitario, Investigador, Articulista, Poeta, Deportista y socialista!

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: