Auditórium

Maduro y Guaidó, en Enero 2020: ¿Choque de trenes?

"Todo hombre tiene su precio, lo que hace falta es saber cual es".

Joseph Fouché.

La situación socioeconómica venezolana está en una etapa muy delicada, más que delicada. Cuando se percibe que el gobierno de Nicolás Maduro no puede solucionar los problemas sociales, económicos, y de gobernabilidad, el cual finalizando este año 2019 está en la palestra geopolítica mundial. En la actual crisis venezolana, lo que reina en estos momento es una gran expectativa en los gobiernos del mundo, por las señales de confusión y caos, que tiende a profundizarse en los próximos días navideños por la criminal alza del llamado dólar "guarimbero". A la fecha, la correlación de fuerzas mundiales luce divididas. Por un lado, Rusia, China, Turquía, Irán, y otros países con gobiernos totalitarios apoyan a Maduro. Y por el otro lado, Estados Unidos, la Unión Europea, los países mas fuertes de América Latina, y organismos internacionales, presionan a Maduro para que abandone el poder, y se abra paso a una transición democrática en Venezuela.

Todo esto se ha desencadenado debido al inició del segundo mandato de seis años de Nicolás Maduro, que la oposición, y gran parte de la comunidad internacional lo ha considerado como un proceso electoral fraudulento. En los primeros días de enero de este año 2019, Juan Guaidó, de Voluntad Popular (el partido de Leopoldo López) fue elegido presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela en una sesión donde diputados opositores declararon ilegítimo a Maduro, y donde se le vio liderizando unos llamados "cabildos abiertos" que se llevaron a cabo en calles venezolanas, emulando los tiempos de la independencia.

Guaidó un ilustre desconocido para la opinión pública en ese momento, apareció como un líder joven y firme refrescando las obsoletas, y quemadas figuras de la oposición venezolana. Pocos días después de la mencionada juramentación como presidente de la AN, en un acto de concertación opositora, realizado el miércoles 23 de enero de2019 (fecha de la caída de la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez en 1958), Guaidó se autoproclamó: "presidente encargado" de Venezuela, entendido en buen cristiano hasta que haya elecciones libres en el país.

Los vacilantes esfuerzos de Juan Guaidó, para sacar del poder al presidente Nicolás Maduro enfrentan un nuevo desafío a escasos días de su ratificación o no, como presidente de la AN en enero 2020. Ahora envuelto en un escándalo de corrupción que ha desconcertado y desilusionado a los venezolanos que esperaban un cambio de gobierno, muchos dicen en la calle que el momento de Guaidó ya pasó.

Guaidó dijo ante este escándalo, que se investigará estas presuntas irregularidades dentro de sus filas luego de que el sitio web Armando.info informó que diputados opositores habían abogado por unos empresarios vinculados con el gobierno de Maduro.

Este escándalo es un duro golpe al prestigio político de Guaidó, junto a sus esperanzas de ponerle fin al gobierno de Maduro, responsable de la crisis económica de este otrora rico país petrolero y de su mando autoritario.

Guaidó se proclamó presidente interino en enero 2019, utilizando como argumento el aumento de la pobreza y la corrupción generalizada en Venezuela que son según el demasiadas evidentes.

Guaidó que ha sido reconocido por más de 50 países. Pero a pesar de las sanciones estadounidenses, Maduro luce fuerte con el apoyo de los militares, y con un control férreo del aparato estatal.

Guaidó ha descendido en los sondeos de popularidad, esto ha provocado que algunos diputados opositores comiencen a librar una batalla para la presidencia de la AN en enero 2020, y han comenzado a cuestionarlo públicamente.

Finalizando 2019 La realidad política y su cuarto de hora en Venezuela durante estos 11 meses parece habérsele terminado, y se vislumbra el final de la armonía y unidad opositora.

Aunque muchos analistas políticos siguen viendo al presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó como el "líder indiscutible" de la oposición, también se admite que el escándalo de corrupción le puso plomo en las alas y marca "una ruptura".

Armando.info, sostiene que los diputados involucrados en este escándalo de corrupción habían firmado unas cartas de apoyo a favor del colombiano, Carlos Lizcano, a quienes las autoridades investigan por sus lazos con Alex Saab, otro paisa colombiano que es sujeto de sanciones estadounidenses.

Guaidó dijo que los diputados presuntamente recibían pagos ilícitos a cambio de elaborar cartas de buena conducta, y que eso: "es inaceptable el utilizar una institución del Estado para tratar de lavarle la cara al hampa política corrupta".

Maduro, dice que Guaidó es un títere de los Estados Unidos y niega las acusaciones de que exista corrupción en su gobierno, ha manejado con mucha cautela este escándalo.

El poder de Maduro parece estar fortaleciéndose. Según la encuestadora Datanálisis de Luis Vicente León, mientras el apoyo a Guaidó viene en caída libre por el tobogán descendiendo de un 61% en febrero a 42% en noviembre, antes de este escándalo de corrupción en las filas opositoras, existiendo una enorme contradicción en lo que se dice y en lo que se hace, cuando se denuncia a un gobierno de corrupto, y en sus filas rodilla en tierra hacen vida otros corruptos.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2044 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición