Análisis de Coyuntura

No perderemos tu legado: "Leales Siempre"

Me detuve a tomar un exquisito café en la red de cafeterías Café
Venezuela en la esquina Gradillas del casco histórico central. No pude
evitar oír la conversa de diez jóvenes que portaban un impecable uniforme
verde fluorescente.

Estaban tan imbuidos en lo que estaban diciendo, que no se percataron que
llamaban la atención, tanto por la incandescencia del color de sus camisas
como por el ruido que generaban en el pequeño establecimiento.

Su tema de conversación giró entorno al empleo que acababan de conseguir en
una famosa red de zapaterías. Comentaban que el salario que devengarían
oscilaba entre 900.000 a 1.500.000 bolívares soberanos, obtendrían un bono
de "productividad" al mes de 50 dólares y dos comidas diarias dependiendo
del turno que trabajen.

Este panorama se está repitiendo en la mayoría de las empresas, que están
teniendo ingresos en divisas extranjeras legalmente e ilegalmente, por
mecanismos propios, porque han cambiado de razón social y por la impunidad
en que elevan los precios.

Esto les permite diseñar mejores ofertas salariales con la intención de
mantener o aumentar su plantilla de trabajadores.

Junto a las remesas, el crecimiento del comercio informal y el cobro en
divisas por parte de muchos trabajadores de servicios, se observa un
repunte del consumo de bienes y servicios que se puede constatar en
cualquier establecimiento de las principales ciudades del país.

Los servidores públicos y pensionados, sobreviven con el salario mínimo y
están aislados del circuito de la "dolarización", junto a un grueso
importante de la población más vulnerable que dependen directamente del
auxilio oportuno del sistema de protección social del Gobierno Bolivariano
que les permite bandearse en plenas fiestas decembrinas.

Están a la espera de los operativos de años anteriores que facilitan a
precios accesibles el acceso a textiles, juguetes y alimentos típicos de la
fecha.

Es una época donde los niveles de consumo son exacerbados, la ansiedad
aumenta y la guerra económica aprovecha para galopar y golpear a nuestro
pueblo que resiste heroicamente.

Frente al doble rasero de los Estados Unidos que permite importar productos
de consumo superfluo que genera un efecto placebo en algunos sectores de la
población, paradójicamente impiden a nuestras autoridades adquirir piezas,
repuestos, insumos para el aparato tecnológico del sistema de salud,
transporte y alimentación.

Sumado a las acciones del sabotaje contrarrevolucionario, la indolencia, el
burocratismo, el minimalismo y la corrupción, ha traído como consecuencia
el mal funcionamiento del metro de Caracas, del sistema de distribución de
agua potable, del sistema de recolección de desechos sólidos y del sistema
eléctrico; estas consecuencias, mellan la conciencia colectiva de nuestro
pueblo que debe conocer que esto responde a la estrategia imperial de la
guerra molecular que afecta la vida cotidiana en lo más mínimo.

*RAAS*

El sistema de fuerzas de la Revolución está en pleno despliegue de la Red
de Articulación y Acción Sociopolítica (RAAS) que busca fortalecer el
sistema de organización territorial y afinar el éxito del plan de ofensiva
comunal.

En cada visita al hogar de nuestro pueblo debemos centrarnos en analizar
los efectos de la guerra en cada casa que visitamos, enfocarnos en los más
vulnerables, sus necesidades sentidas debemos enumerarlas, caracterizarlas,
jerarquizarlas, elaborar un informe y buscar respuestas que sirvan de
alternativas a los efectos perjudiciales que nuestro enemigo busca generar.

Nuestra estrategia política ha de estar apuntada, por tanto, a la abolición
del sistema de producción que lleva en su desarrollo lógico a la
acumulación de la riqueza en pocas manos, la multiplicación de la pobreza,
la promoción de la crisis y la guerra.

A través del desarrollo de una economía local que satisfaga las demandas
reales de nuestra población, el fortalecimiento de un fuerte bloque social
articulado comunalmente en todo el territorio nacional y que sirva de muro
de contención a la arremetida burguesa.

Es fundamental aprovechar estos momentos de reunión afectiva con el pueblo
y transmitir la solidaridad del compromiso revolucionario. Es momento de
rescatar los valores históricos de la militancia de izquierda. Cual
misioneros debemos convertirnos en médicos del alma y diseñar estrategias
que nos vinculen entre camaradas.

La élite de algunas iglesias evangélicas junto al sionismo de Israel han
colonizado toda la frontera del amazonas que abarca la mayoría de los
países de América Latina.

Convenientemente los han activado con un objetivo político y están moviendo
importantes sectores populares en nuestro continente. Nicolás Maduro dio un
paso adelante y convocó a la Iglesia Evangélica venezolana a la producción,
declaró el día del pastor evangélico y anunció la creación de una nueva
universidad de estudios de teleología evangélica. Toca a la militancia
incorporar en el seno de la dirección política local a los liderazgos y
feligresía evangélica de cada sector.

*TIAR*

Hoy las clases dominantes, los sectores conservadores, las élites
mediáticas, las burguesías financieras, las élites de las iglesias
evangélicas y la extrema derecha militarista han venido desarrollando una
ofensiva peligrosa.

Lo podemos observar con la restauración fascista que se ha venido
desarrollando en Brasil y recientemente en Bolivia.

El capital redobló su ofensiva contra las masas independiente del gobierno
de cada país. No es la crisis de un modelo, sino del sistema a escala
mundial.

Estamos en las vísperas del año 2020 en que el mundo altamente desarrollado
ingresará en un nuevo período recesivo, con altas probabilidades de que se
produzca otro colapso financiero internacional, más severo aún que el
ocurrido en 2008 y que golpeará a todo el sistema.

Al imperialismo le urge la reactivación del aparato militar. En la recién
culminada cumbre (3 al 4 de diciembre de 2019) de la Organización del
Atlántico Norte (OTAN) sus países miembros (Colombia es integrante) se
comprometieron no sólo a dedicar al menos un 2% de su PIB a ‎sus gastos
militares sino también a consagrar al menos un 20% de ese gasto a la compra
de ‎armamento, objetivo que ya han alcanzado 16 de los 29 países de la
alianza. ‎

Por vez primera, en la declaración de esta cumbre, la OTAN mencionó el
«desafío» que ‎constituye la creciente influencia económica y política
de China, ‎subrayando «la necesidad de enfrentarla juntos, como Alianza».

El mensaje es claro. La OTAN es más necesaria que nunca para un Occidente
cuya supremacía hoy ‎se ve cuestionada por China y por Rusia.

El secretario de Estado Mike Pompeo en su discurso en el centro de estudios
de la Koerber Stiftung, el pasado 8 de noviembre dijo: "Tras la caída del
Muro de Berlín, el régimen chino es la mayor amenaza comunista". Ya no es
EEUU contra China, dice Pompeo, sino EEUU contra el Partido Comunista de
China (Ppch).

Siguiendo la visión continentalista de "américa para los [norte]
americanos" y de la influencia de China y Rusia en América Latina el
gobierno de la Casa Blanca y sus adláteres guerreristas han puesto en
marcha el TIAR (Tratado interamericano de asistencia recíproca), para
acorralar y eventualmente invadir Venezuela. A partir de la Guerra de Las
Malvinas (1982) quedó patente la inoperancia para nuestros países del TIAR,
cuando E.U. apoyó a la Gran Bretaña y dejó sola a la Argentina.

El gobierno de E.U. reconoció lo riesgoso que resultaría el uso de la
fuerza en nuestra contra, al mismo tiempo que nos acusa de ser los
instigadores del despertar de los pueblos de Nuestra América.

El fortalecimiento de la unión cívico militar y la activación de más de
tres millones cien mil milicianos ha sido la clave para derrotar a la
contrarrevolución autoproclamada este año de asedio, bombardeo psicólogico
a través de los medios corporativos que intentó convertir mentiras en
verdades sin asidero de ningún tipo buscando prender la chispa para dar el
zarpazo.

El continente afronta una coyuntura dramática. Nuestro margen de maniobra
está en buscar aliados con mayor o menor grado de progresismo, con países
como México y Argentina y fortalecer El Alba, ahí está la brújula de la
victoria.

Hemos resistido y vencido las más duras pruebas, desde que emprendió
nuestro Comandante el viaje a la eternidad de los sueños. Desde allí nos
cuida, protege y guía nuestros pasos en esta lucha contra el imperio
criminal que quiere destruir nuestra Patria.

El café me lo terminé de tomar y vi a Chávez dibujado en la pared del Café
Venezuela que seguramente estaba diciendo: ¡Quienes quieran Patria, vengan
conmigo! Sigamos con él.

omarffm@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 365 veces.



Omar Pérez

Luchador Social. Pertenece al Frente Francisco de Miranda. Lic. en Historia de la UCV.

 omarffm@gmail.com      @omarjpsuv

Visite el perfil de Omar Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a285206.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO