En absoluto

2020

Escuchando "Yo no olvido el año viejo" de Tony Camargo, canción, propia de estas fechas, se hace necesaria una evaluación del año 2019. Evaluación en lo personal, en lo político, en la gestión de gobierno, que hicimos y que dejamos de hacer del plan que hiciereis el diciembre anterior. 2019 ha sido un año fuerte desde todo punto de vista, ya lo hemos dicho, desde q comenzó enero, muy movido. Las fechas hacen lo suyo, 23 de enero, 4F, 12F, los que celebran el 14F y así sucesivamente, lo político y lo económico de la mano en aras de brindar atención a los más necesitados. La especulación, el bachaqueo y la devoracion del hombre por el hombre, alardeando, con situaciones que resolver desde el punto de vista de los servicios públicos en cada rincón de este país. Ser alcalde o Gobernador, hoy tiene que ver más con el compromiso por nuestro pueblo y en memoria de Hugo Chávez, porque con esta situación inducida, toca meterle al loco y gerenciar la crisis.

2019 ha sido un año extraño para la oposición, uno de ellos usurpa funciones presidenciales por la vía de la autoproclamación, moviliza y toman las calles, le cumplen y los deja solos, en lo sucesivo, fracaso tras fracaso. Con apoyo extranjero, se roban hasta el queso que había en la mesa, desmiembran por completo el parlamento nacional, engañan a sus seguidores con una fulana ayuda humanitaria que nunca llego, hicieron desastre en Cucuta con dinero ajeno, discotecas, pornografía, licor y mafafa se dejó correr por aquellas francachelas opositoras. Siguen jugando con la economía nacional, el dólar estrangulándonos, pero perfilándose como una alternativa necesaria para paliar la cosa. El tema es conseguirlos. Finalizando el año se destapa la olla, Diputados en desacato huyen a Italia para no salir chispeaos. Maricori aprovecha la coyuntura pero le falta mucha levadura, Claudio, Timoteo, Falcón y el resto de la oposición moderada, hacen una jugada magistral y dan jaque al ala radical (Cuidado con Juan, el que traiciona una vez, lo agarra de guachafa)

Pues bien, llego diciembre, nuestro pueblo ha resistido estoicamente y más consiente que nunca, que lo vivido hoy, es producto de un plan muy perverso que atenta contra todas y todos. Amén de que tenemos problemas de combustible en algunas ciudades, así como con la electricidad, problemas inducidos que ya sabemos, la revolución está atendiendo.

2020 debe ser un año para la producción nacional, planificar e invertir en el turismo genera ingresos, atender la alianza privada, priorizar la salud, electricidad, alimentos y seguridad, preparar el terreno para el retorno de los que migraron, sin descuidar la organización y movilización política, atender los CLAP, UBCH y las comunas, los movimientos sociales y la clase obrera. Es un año electoral y se prendera el ventilador.

A LO INTERNO: Desde esta tribuna, deseamos felices navidades en unión a los que aún quedan, por culpa de esta oposición. Feliz año 2020 y sigamos venciendo. Hasta el próximo año.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 478 veces.



Horacio Alarcón Basabe

Dirigente del PSUV

 alarconbasabe@gmail.com

Visite el perfil de Horacio Alarcón Basabe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Horacio Alarcón Basabe

Horacio Alarcón Basabe

Más artículos de este autor