Con la biblia nos han dominado más que por la ignorancia

Nuestro hermano Jesús de Nazareth nos dejó una serie de testimonios a través de sus apóstoles y su compañera, María Magdalena. Muchos de los pasajes de la vida pertenecen a los evangelios apócrifos, textos donde se relataba a los primeros cristianos todo tipo de anécdotas de la vida de Jesús, la mayoría de ellos no fueron incluidos en la versión de lo que hoy llaman los textos sagrados, o la biblia; por el contrario, gran parte de los relatos aquí narrados fueron tergiversados, o ignorados, o pasaron a un segundo plano para no darle la importancia respectiva. Aunque usted no lo crea, la historia que nos contaron desde el "Génesis" hasta el "Apocalipsis", casi en su totalidad, fue producto de la imaginación de quienes hicieron este compendio llamado Biblia, solo con dos propósitos: el control, para mantenernos dormidos, para que nuestra consciencia no tuviera capacidad de raciocinio y nuestro Ser miedo, temor a un "dios" que nos dibujaron los "representantes de ese dios" aquí en la tierra, haciéndonos sentir culpables de una historia que ellos se inventaron. Así comenzó el cuento. Es la hora, es el momento, de que la humanidad empiece a despertar y a entender que con la Biblia nos han dominado más que por la ignorancia, para lograr fines de diferente naturaleza, sean estos de tipo militar, social, político y geográfico, con el apoyo, o anuencia, de los centros imperiales del momento, o con las monarquías de reyezuelos para colonizar pueblos, o con gobiernos dictatoriales o de ultraderecha para hacerse en el poder. A estos efectos, cualquier sistema que se implantare distinto a estos regímenes es causal para que los sotanás (los hombres de negro) se activen porque sus intereses son lesionados. En este caso, con nuestro hermano Jesús el interés, más allá del plano espiritual, derivaba de la pretensión de los sumos sacerdotes (hoy curas) de mantener un sistema, el del imperio romano, y el mensajero cósmico Jesús era un peligro para el logro de sus objetivos, por eso lo asesinan. En su tiempo, Bolívar manifestó que nos habían dominado más por la ignorancia que por la fuerza. Desde hace siglos se utilizó la biblia para dominarnos por la ignorancia, por el desconocimiento de la verdad y hoy es el tiempo de romper con esa mentira.

Muy acertadamente el gran escritor Eduardo Galeano, comentaba en función del holocausto ocurrido durante la época de la colonización que ellos (los sotanás, la iglesia, el poder imperial) tenían la biblia y los originarios la tierra; los primeros le dijeron a los otros "cierren los ojos y recen", pero cuando los indígenas abrieron los ojos, los que vinieron a despojarnos nos quitaron la tierra y nos dejaron la biblia. ¿Para qué la dejaron? para idiotizarnos y mantenernos subyugados. La historia se repite en cada época: la espada, la cruz y la biblia, marcharon juntas en la invasión y el despojo de los pueblos. Hoy los que se creen los dueños del mundo, el imperio estadounidense, las iglesias cristianas, los gobiernos ultraderechistas, el opus dei, el poder económico, andan por este continente con armas, bombardeando pueblos, matando personas, tumbando gobiernos diferentes a sus intereses, violando niños y mujeres, saqueando los recursos de los pueblos de la Patria Grande, con la cruz, con la biblia, arrodillados en las pagodas, pidiendo a su "dios asesino" que mueran los comunistas, los socialistas, los chavistas, los indígenas, los marginales, los negros, los gay, en fin, porque a ellos les gusta la santería, viven en el pecado y son impuros. Así, mataron cualquier cantidad de inocentes durante Las Cruzadas, la Inquisición y otros crímenes sangrientos de la iglesia, por bárbaros, retrasados mentales y brutos animales. Por eso nos ideologizaron con curas, monjas, creando colegios religiosos, imponiendo la biblia, sin antes dejar claro que "deberíamos estar agradecidos al "señor" por haber sido salvados. Los representantes de la iglesia católica llevarán sobre sus hombros el peso de tantas masacres, de tantas violaciones, de tanto odio contra los más humildes, por haber perdido la oportunidad de no haber estado en cada momento histórico al lado de la verdad, al lado del pueblo que lo despojaron hasta de su dignidad, por haber incitado a las guerras, a los crímenes, por haber amasado una fortuna o dinero mal habido a costa de una grey que lo dio todo por creer que desde el cielo les vendría su recompensa por el pago de sus "servicios". ¡Hipócritas! Aún hoy siguen tejiendo sus mentiras contra nuestros pueblos. Siguen apoyando Golpes de Estado, tumbando gobiernos, metiendo sus manos para destruir pueblos cuyo "único pecado" es querer ser libres y vivir de manera integral, en comunión.

La biblia, la cruz, las jerarquías sotánicas, se unen una vez más al imperio, para convertir a América en una base de operaciones proyanqui. Ayer lo hicieron con Fidel, con Chávez, hoy lo hacen con Maduro, ahora con Evo Morales, Daniel Ortega. Será difícil pasar por este período de transición del capitalismo al socialismo si no existe una formación consciente, radical, hacia nuestro pueblo, de avanzar en este período, en esta lucha, sin los símbolos que desde durante siglos nos impusieron estos sistemas (los gobiernos derechistas y lo que representan las iglesias cristianas). Se debe entender para un mejor despertar de la consciencia que la biblia junto a la cruz fueron instrumentos de represión y de dominio. Combinaré aquí los diez mandamientos del autor de Caballo de Troya, J.J. Benitez con los de Ricardo Vilchez, investigador psíquico espiritual y el libro El Encuentro como ladrón en la oscuridad, de Jairo Vargas, que pueden ayudar a desmentir las falsedades a las que nos sometieron durante siglos: 1. Dios no castiga. No se debe tener temor a Dios, porque Dios está en todas partes y tú eres parte de todas parte. 2. Tú no eres lo que crees, no existe el pecado original, no vienes producto de ningún pecado. Viniste a este plano por una maravillosa obra, el amor. 3. Tú no eres libre, ahora, porque estás atado a esclavitudes. No existe el infierno, existe tu libre albedrío. 4. Dios no es el final, tampoco vino a salvar a gente que ni siquiera había conocido. La salvación es en realidad la libertad de tu propia consciencia. 5. No hay un pueblo escogido por Dios, ni siquiera Israel. Reconocer esta realidad no ofende a Dios ni a nadie. 6. La mujer no debe estar sujeta ni ser sumisa al hombre. Dios no juzga. Durante siglos la iglesia nos ha juzgado por nuestras conductas y rebeldías, pero lo han hecho para protegerse ellos mismos, para que nadie los juzgue. 7. Ninguna iglesia es verdadera; es decir, el templo de Dios mora dentro de cada uno de nosotros. 8. Dios no es religioso, porque está en todas partes sin distingo de credos, por ende nadie lo puede representar, ya que ningún ser humano puede ser infalible. 9. La biblia no es la palabra de dios. Lo más hermoso no ha llegado aún. Solo la verdad será revelada dentro de ti. 10. Dios no está fuera, búscalo en ti. Existe un Dios en cada uno de nosotros, cuando comprendas esto sabrás lo que significa la verdadera comunión: cuando tu casa sea mi casa, tus hijos sean los míos y los míos sean los tuyos, habremos alcanzado el nivel de equilibrio y de armonía que nos corresponde. Concluyo como Alí Primera, los comunistas no luchamos contra Dios, sino contra quienes lo utilizan en contra del hombre. Las grandes barbaries en este planeta lo han cometido la iglesia y el capitalismo en nombre de Dios. Los que han caminado a favor de la humanidad fueron asesinados, porque como Jesús fueron verbo y no sustantivo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 881 veces.



Esmeralda García Ramírez

Licenciada en Administración

 esmeraldagarcia2309@gmail.com

Visite el perfil de Esmeralda García Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a284369.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO