Diosdado y el Táchira

Hoy seis de noviembre visita el Táchira, el más duro del poder chavista. Nos dimos cuenta que venía, porque presurosamente, a trancas y mochas, podaban el pastizal que se comía desde hace años, el velódromo y la sala de football sala,

Es bueno aprovechar y describirle que es el Táchira. El Táchira no es ninguna Sabana larga y tendida, como son las tierras de su origen; esta es una tierra de quiebres y relámpagos, ubicada en límites con Colombia, por lo que nos ubican en la frontera. Acá donde droga es lo común, el contrabandear su existir y el bien vivir de los que controlan la frontera, es su característica.

Por aquí, siempre huele a lejanía, a viejos y rancios olores de orina y humo, su partido PSUV Táchira, es un ejemplo de ello, huele a dirigentes con más de 20 años en la dirección.

Al que envían para acá, lo olvidan, y éste por rabia y venganza, de no estar en Caracas, maltrata nuestra gente. Le cuento que hace poco capturaron 5 gándolas de gasolina, como elemento de contrabando, una parodia para justificar la estadía de algunos por aquí, Sepa usted que todos los días, cada estación de gasolina, con su guardia nacional, estafa a costo de gasolina revendida, más de dos millones de pesos. Ello es más de 5 gandolas diarias, entre todas las estaciones, de San Cristóbal.

La agricultura se mueve con vehículos, las fincas están en su mayoría abandonadas. Las escuelas deterioradas. Las elites, logran mantener con mucho esfuerzo sus hijos en colegios pagos, cuya mensualidad se acerca al millón de Bolívares. Mientras que las Escuelas, se fulminó su ayuda alimentaria…. y los profesores se esfuman por sus bajos salarios. La Universidad del Táchira, saca un semestre cada dos años y nadie pone coto a ello. El IUT, fue nombrado Politécnico Universitario y su Ministro no le ha quedado tiempo de nombrarle rector; pero por acá no nos afanamos, nos sabemos olvidados

Todo lo que esté distante de Caracas es frontera, mientras por allí hay gasolina, luz gas y cajitas CLAP cada 15 días, por aquí de ello, solo nos llega penas, alegrías, martirios, tormentas y sueños.

Por aquí, todo se esconde, sus promesas, esa parodia televisiva, acá en el Táchira es efímero e inexistente.

En estos tiempos quienes vivimos por aquí, vivimos en un mundo inocuo lleno de tormentas, en umbrales extremos de motivación, que nos incitan al odio o el amor.

Todo lo que usted narra en su mazo dando, por aquí es irreal, acá la vida es amorfa y precaria, lo que hace se sus motivares políticos, cosas ficticias. Lo dramático del Táchira fronterizo, además de ser un umbral de pasiones, lo calamitoso es, que, ustedes creen que no existimos.

Nos has impuesto, un protector que es su amigo, su pana, cosa que no implica que nosotros debamos quererlo, porque al final nos importaría un bledo quien fuera, siempre que fuera humano y sensible.

Históricamente nos han impuesto, siempre seres centrales, o a quienes les ha dado la gana, los cuales sí eran reales. Pero luego de que nos los imponían, estos se convertían en imaginario-

El umbral frontera y lejanía, apabullan la inteligencia de unos y otros, del que nace aquí y del que llega, pero mucho más de los que aquí no están.

Espero que su larga, hermosa y extensa sabana, de donde usted se origina, esté corriendo mejor suerte que nosotros.

gotapias@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3316 veces.



Gabriel Omar Tapias

Investigador

 gotapias@gmail.com

Visite el perfil de Gabriel Omar Tapias para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a284114.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO