Alí Primera: la vigencia de la canción necesaria

"A veces pienso que todo el pueblo,

Es un muchacho que va corriendo

Tras la esperanza que se le va,

La sangre joven y el sueño viejo

Pero dejando de ser pendejo

Esa esperanza será verdad".

Alí Primera: "Canción Mansa para un pueblo Bravo"

El pasado 31 de octubre, se cumplieron 78 años del nacimiento del "Panita" Alí Primera, que con su Canción Necesaria cautivó la atención de juventud venezolana y latinoamericana, dejando su legado sembrado en lo profundo del alma popular y hoy vemos cómo esa canción protesta, contestataria y denunciante, hoy cobra más vigencia que nunca, cuando vemos a los pueblos de Latinoamérica, después de una larga resistencia, en las calles exigiendo con valor y audacia, por encima de la serías dificultades, la desmesurada represión de los gobiernos oligarcas al servicio del Fondo Monetario Internacional bajo el patrocinio criminal del gobierno de los Estados Unidos, las burguesías nacionales, los gobiernos y partidos políticos de la derecha reaccionaria a nivel continental.

Los pueblos Latinoamericanos han sido sumidos a la mas descomunal explotación y opresión y saqueo de nuestras riquezas naturales y comunes, por parte de las clases hegemónicas, en todos los países del Continente, que se han adueñado de la esencia popular, del territorio y sus recursos, de la política, la cultura; que mantienen los medios de producción para explotar, en función de enriquecerse sin necesidad de trabajar, aprovechándose de la fuerza de trabajo barata, de una gran masa laboral de hombres y mujeres trabajadores y trabajadoras, que ante el acoso económico impuesto por las normas salvajes del capitalismo, crean en el ser humano la necesidad de generar medios monetarios para adquirir los alimentos, medicinas, vestido y demás productos de uso y consumo, que les permita sobrellevar la vida, junto a su núcleo familiar, se ve en la forzada necesidad de vender su fuerza de trabajo a esa holgazana burguesía, que cuenta con el apoyo de los gobiernos títeres, corruptos y ejecutores de las atrocidades represivas que hasta ahora han desgobernado la mayoría de los países, con algunas importantes y respetables excepciones, como Cuba, Nicaragua, Bolivia, Venezuela, que por encima de las inmensas dificultades, han logrado mantener el poder orientado hacia la construcción de un sistema diferente, que apunta hacia la construcción del socialismo, gracias a la resistencia heroica de esos pueblos y los liderazgos que les ha tocado dirigir los destinos de sus naciones, como Fidel Castro, Evo Morales, Daniel Ortega, Hugo Chávez y Nicolás Maduro, que han sabido conducir la resistencia nacional, por el rescate de la esperanza, que por más de 500 años nos la han secuestrado los imperios con la anuencia de las organizaciones políticas apátridas.

Esa sumisión, a la que durante años, nos han sometido las políticas del capitalismo salvaje, hasta el día de hoy, ha llegado al estado de rebelión popular, en contra del Fondo Monetario Internacional y partidos políticos burgueses y gobiernos lacayos del Imperialismo Estadounidense. Allí están los recientes acontecimiento de Ecuador en contra de la medidas adoptadas por presidente traidor, lacayo del imperio de esa heroica nación, y los sucesos que aún se están desarrollando en Chile, donde el pueblo se rebela irreconciliablemente contra un gobierno dictatorial, que se disfraza de demócrata, pues, esto quiere decir que ha llegado el momento preciso para emprender la luchar por su auténtica liberación, mediante la implantación de la justicia social del pueblo, porque "al pueblo sólo lo salva el pueblo" y estas nuevas oleadas patrióticas que a nivel del continental, que empuñan la espada de Bolívar, no darán tregua a los opresores hasta encontrar la definitiva liberación popular, haciendo ejercicio de su poder legítimo y originario para implantar en América Latina el socialismo, único sistema político capaz de garantizar el rompimiento de las cadenas de la opresión y explotación del hombre por el hombre.

Pues, así vemos cómo la canción de Alí cada día, cuando se producen las grandes manifestaciones de los pueblos en rebelión, se hace más vigente, más necesaria y más combativa y colectiva; es la canción hecha historia, en la lucha por la libertad, es la memoria combativa, el sentir revolucionario en el alma de los pueblos que despiertan, que hacen sentir su voz con la fuerza acumulada en la sumisión ya cansada por los tormentos y miserias que impone por la violencia la clase hegemónica. Ya el pueblo ha puesto su mejilla tantas veces, ¡Ya basta! "Dulce mejilla de mi pueblo, ya la segunda le está doliendo", lo dice Alí en su "Canción mana para un pueblo bravo", por eso: "La inocencia no mata al pueblo, pero tampoco lo salva, lo salvará su conciencia y en eso apuesto el alma".

Yegó la hora de la liberación los pueblos, no nos dejemos engañar por las mentiras criminales disfrazadas de piadosas, del imperio, vamos al combate por la vida y la paz, vamos al rescate de la Patria Grande que nos demarcó Simón Bolívar, esa es hoy nuestra tarea; "Y el que no la pueda alzar/ que abandone la pelea, /no es tiempo de recular/ ni de vivir de leyendas". ALI PRIMERA SIGUE VIGENTE EN SU LUCHA LIBERTARIA, SU CANCIÓN ES ESPADA Y FUSIL, SU CANTO FORJA EL ALMA SUBLIME DE LA REVOLUCIÓN, ES LA RESISTENCIA QUE SOSTIENE LA ESPERANZA DE LOS OPRIMIDOS, MARGINADOS Y EXPLOTADOS DE LA PATRIA GRANDE.

PATRIA O MUERTE ¡VENCEREMOS!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 711 veces.



Reinaldo Chirinos

Licenciado en Educación Mención Desarrollo Cultural. Facilitador del INCES.

 reinaldoc06@gmail.com

Visite el perfil de Reinaldo Chirinos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a284003.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO