Ecuador y Venezuela: revoluciones anti neoliberales

Ecuador, se levanta contra el FMI y su paquetazo Moreno. Han pasado 30 años de que Venezuela se levantara contra el mismo criminal y diferente presidente; entonces, gobernaba Carlos Andrés Pérez. Si en Venezuela, se concreta la primera revolución anti neoliberal del siglo XX; Ecuador, se constituye ahora, en la primera revolución anti neoliberal del siglo XXI. Ambas revoluciones, tienen rasgos comunes que nos permiten hacer analogías históricas. La corrupción, la traición y el fin de ciclos históricos, parecieran ser los rasgos comunes generales que unifican las tres décadas pasadas desde que insurgiera el pueblo venezolano contra la decadente dominación de los Amos del Valle en aquellos años de finales de los 80. En Ecuador, la retirada del Hno. Rafael Correa y su Revolución Ciudadana, permitió a la oligarquía quiteña ganar para sí, la traición del heredero del legado de la Revolución Ciudadana, Lenin Moreno. ¡El mentiroso es un traidor, le falta el respeto a todas y todos! Lenin Moreno, al igual que Carlos Andrés Pérez, prometieron, uno devolver Venezuela a la abundancia y prosperidad de su primer gobierno y, el otro, luchar –férreamente- contra la corrupción y mantener la prosperidad de los años del ex presidente Rafael Correa. Ambos, incumplieron sus promesas y terminaron entregando sus países a la dominación económica del Fondo Monetario Internacional, el FMI. "En los grandes procesos históricos, veinte años son igual que un día…", le escribía Marx a Engels. Treinta años, han transcurrido entre una y otra revolución, que en el tiempo terminan fundiéndose en una sola, surgidas de un mismo tronco común, en ambas naciones, Simón Bolívar. "Es una idea grandiosa pretender formar de todo el mundo nuevo una sola nación… Ya que tiene un origen, una lengua, unas costumbres y una religión, debería por consiguiente tener un solo gobierno que confederase los diferentes estados que hayan de formarse…" (Bolívar, Carta de Jamaica, 6 de septiembre de 1815).

El ciclo histórico del Pacto de Punto Fijo, en que la burguesía "venezolana" colocaba en manos de sus partidos derechistas: AD y Copei, anunciaba su final con la revolución anti neoliberal que se iniciara en Guarenas y se expandiera hacia Caracas y todo el país, ante el reclamo del pueblo por la imposición de nuevos precios de pasajes establecidos por las mafias del transporte público, prestado por privados, acción que desencadenaría la ira popular ante los anuncios de la imposición de un paquete de medidas, de marcado corte neoliberal acordado con el FMI, que, entre otras cosas, contenía un ajuste de los precios de la gasolina con efecto expansivo sobre los precios de toda la economía nacional. Tal cual, ha ocurrido en Ecuador. Si entonces, en Venezuela, gobernaba la burguesía a través de sus partidos de derecha, reservándose para sí, el manejo de la economía nacional; en Ecuador, para que ello fuera así, Lenin Moreno, se arrejuntaba –carnalmente- a los deseos primorosos de la oligarquía quiteña, y le entregaba el manejo económico de la nación ecuatoriana. En la Venezuela de finales de los años 80, la corrupción carcomía a las élites gobernantes, como bien lo reflejó el jerarca adeco Gonzalo Barrios en una frase para la historia: "En Venezuela no hay razones para no robar", en unas declaraciones dadas a los medios de comunicación, en un país controlado en todos sus poderes públicos por los partidos de la derecha AD y Copei. En Ecuador, los INA papers, involucraban en una trama de corrupción –directamente- a Lenin Moreno y su núcleo familiar, sus hijas Irina, Cristina y Carina, ocurrida en los tiempos en que se desempeñaba como vicepresidente de la República (2007-2013), en tiempos de la presidencia de Rafael Correa, pero hecha pública a mediados de 2019. INA Investment Corporation, la empresa off shore de la familia Moreno, constituida en 2012, incluido su hermano Edwin Moreno. A través de la cuenta 1004-1071378- del Balboa Bank de Panamá, manejó recursos millonarios para adquirir muebles, alfombras y objetos de lujo para el departamento de Moreno en Ginebra, Suiza, donde éste se desempeñaba como enviado del Secretario General de la ONU para las personas con discapacidad. Hecho, que se constituía en la punta del iceberg de la masiva corrupción de la familia Moreno. La Fiscalía investigó, pero desde la presidencia de la República se incidió para que el caso se engavetara y ocultara, más el recuerdo quedó en la conciencia nacional que no olvida. Hugo Chávez, resumió las causas del Caracazo o primera Revolución anti neoliberal contra el FMI, en el incremento de la pobreza, la corrupción y el endeudamiento del país a la banca internacional, ubicándolo en su justa dimensión para los eventos trascendentales que vendrían después: "El Caracazo, fue la chispa que encendió el motor de la Revolución Bolivariana".

El Ecuador de la "década ganada", como le llamó el Hno. Correa a sus gestiones de gobierno, dejó atrás tiempos de inestabilidad política. En los diez años previos, siete presidentes fueron derrocados por la movilización popular. Estabilidad política, seguridad social y democracia plena, la fórmula del Padre Libertador Simón Bolívar del Buen Gobierno, que aplicó Rafael Correa para estabilizar al Ecuador que recibió, y la fórmula le funcionó a plenitud. "Es indudable el cambio económico, social, político y la estabilidad democrática en esta década ganada", refiere Rafael Correa, y nadie mejor que su vicepresidente de entonces, Lenin Moreno, lo sabía. Con la entrega de Moreno a los brazos de la oligarquía, se les hizo necesario revertir todo el proceso ejecutado tras la "década ganada". Al ganar Moreno, gozaba con la aceptación de 6 de cada 10 ecuatorianos y ecuatorianas; dos año después, tan solo 2 de cada 10 ecuatorianos o ecuatorianas confiaban de su gestión. Caracterizada por algunos como una gestión pública deficiente, un discurso repetitivo, una mala gestión económica, y no cumplimiento de sus promesas de la campaña electoral. El distanciamiento de quien lo catapultara hasta la presidencia de la República, Rafael Correa, se convirtió en una obsesión para Moreno. Al punto de romper con la política económica del Estado de Bienestar para entregarse al FMI y sus políticas de mercado, dictaminadas por Washington, con lo cual, se alejaba del pueblo y se acercaba cada vez más a Jamil Mahuad (1998-2000), Abdalá Bucaram (1984-1985) y Lucio Gutiérrez (2002-2005), cuyos destinos se los trazó el propio pueblo ecuatoriano, sacándolos a patadas de Carondelet.

¿Qué viene ahora? En Venezuela, la Revolución anti neoliberal parió el 4 de febrero y trajo a Hugo Chávez Frías y la Revolución Bolivariana, que hoy resiste la embestida imperialista de Donald Trump y su banda de Lima. Nicolás Maduro, como heredero del legado del Comandante Chávez, se mantiene al frente de la resistencia antiimperialista del pueblo venezolano, que ha derrotado todas y cada una de las embestidas terroristas del eje del mal encabezado por Trump. Lenin Moreno, se ha colocado de parte del imperialismo para atacar a Venezuela, desde la OEA y demás instrumentos multilaterales del imperialismo. Asimismo, a lo interno de Ecuador, Moreno encabeza una campaña xenofóbica anti venezolanos, contra nuestros compatriotas migrantes en aquellas tierras, liberadas por las espadas de nuestro Padre Libertador Simón Bolívar y el Mariscal Antonio José de Sucre. La salida ecuatoriana, no será igual a la venezolana, Rafael Correa, la ha colocado sobre el tapete del debate público nacional, y será constitucional, convocando al Soberano a elegir nuevas autoridades públicas, como contempla el texto Constitucional. Moreno, debe irse, renunciar a un mandato que ya está herido de muerte y solo camina como un zombi deseando quien lo entierre. Y, ya tiene quien lo va a enterrar. La exigencia de la protesta popular, de que el FMI debe irse de Ecuador, resulta incompleta si no va acompañada de su principal mentor: Lenin Moreno. Como reconociera, el difunto ex presidente socialcristiano Rafael Caldera, en 1989, el pueblo venezolano enardecido: "rompió la vitrina de exhibición de la democracia latinoamericana". Hoy, Ecuador, ha roto "la vitrina de la dominación de EEUU sobre Latinoamérica" y liberado fuerzas sísmicas muy poderosas, que contagian y se compenetran con el sentir de los pueblos de la Patria Grande, energizada como está, y en combate por su liberación nacional de la dominación imperial estadounidense. Concuerdan, los pueblos latinoamericanos con José Martí, el prócer cubano: "Los pueblos de América son más libres y prósperos a medida que más se apartan de los Estados Unidos"…

Caracas, 12-10-2019



Esta nota ha sido leída aproximadamente 527 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a283293.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO