Pinochet señalado por el dedo de la ignominia

Los gaitanistas rendimos hoy honor perenne a la memoria de Salvador Allende.

El industrial colombiano Carlos Ardila Lülle contó que el día del golpe militar del 11 de septiembre de 1973 estaba reunido con Álvaro Gómez Hurtado y que este último pidió que trajeran una botella de champaña para festejar el asesinato del Presidente Allende.

Pinochet ha muerto sin que se le aplicaran las merecidas condenas jurídicas por su régimen criminal. De igual manera murieron en la impunidad Mariano Ospina Pérez, Laureano Gómez y Álvaro Gómez Hurtado, autores – entre otros - del genocidio al Movimiento Gaitanista.

Álvaro Gómez, bajo el gobierno de su padre, Laureano Gómez, ejerció el mando de las “camisas negras”, autoras de centenares de asesinatos que aplicaban el “corte de corbata” cortándole el cuello a sus víctimas y sacando por la herida la lengua del torturado a guisa de corbata.

Solo hay que repetir lo que dijo Jorge Eliécer Gaitán señalando a Ospina Pérez como responsable del genocidio al gaitanismo: “malaventurados los que tras la bondad de sus palabras esconden el rencor para su pueblo, porque ellos serán señalados por el dedo de la ignominia en las páginas de la historia”. GG

glorigaitan@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3374 veces.



Gloria Gaitan


Visite el perfil de Gloria Gaitán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gloria Gaitán

Gloria Gaitán

Más artículos de este autor