Crítica ácida

Por culpa e´ Maduro ni billetes ni CANTV

= h-d-p-m-v
Los contrarrevolucionarios nacionales que venden su alma al diablo del dólar, pesos colombianos, o la moneda que sea, se dan la mano asquerosa de la traición, con otros h-d-p-m-v, que los contratan. A cada rato hay noticias de sus desaguisados, informaciones minimizadas por prensa contrarrevolucionaria. En el Zulia ex empleados de la CANTV fueron apresados porque se dedicaban a desconectar líneas telefónicas y el servicio de internet a los usuarios. Luego, llegaban a las residencias o negocios de los afectados ofreciendo a cambio de 80 dólares, la reconexión de líneas. Se hizo una operación controlada y fueron capturados. Aplaudo el combate a esos tales hijos de programada mala voluntad H-D-P-M-V.

Desde Colombia se ejecuta un plan de extracción de papel moneda venezolano, una vez más nos confiscan billetes de cualquier denominación, así como divisas extranjeras para “secar de efectivo” a la población y proceder a tumbar el sistema de puntos de venta y tarjetas de débito, a fin de inducir al caos total de la economía, criminal forma de combate político sin condena ética por parte de la prensa nacional y tampoco los factores de oposición. Ese comportamiento de la mediática comprometida y cómplice con los adversarios a la revolución humanista, participativa y protagónica, socialista y antiimperialista del bolivarianismo venezolano, es contrarrestado por el mundo,

Pese a la manipulación mediática existe una inoculable e histórica admiración popular, que despierta Venezuela en la moderna política mundial, esencialmente en el alma de los pueblos afectados bestialmente por el capitalismo, en las naciones donde acceden al poder representantes del salvajismo depredador, imponiendo medidas inmisericordes, ya típicas de una desnuda derecha maltrecha definitivamente troglodita. De tanto intento por desprestigiar a Chávez y Maduro, este último se encumbra pues se las ha visto en un panorama mucho más duro que su mentor, el Comandante Presidente barinés, el colectivo termina por despreciar la guerra mediática, y en particular los falsos positivos de desinformación y engaños permanentes.

Da grima seguirle la pista con una pequeña suspicacia a la forma de presentarnos las noticias en conocidos espacios televisivos, donde se oculta, manipula, minimiza o deforma, el proceder oficial del gobierno socialista venezolano, cuando se trata de beneficios a la población sin distinción de clases sociales. Dichos medios destacan en intención con tiempo audiovisual o espacio impreso preferencial, todo lo que le conviene a la oposición. Lo curioso es que lo hacen y resaltan supuestas medidas de una “tiranía” o “dictadura”. Un espasmódico pensar contradictorio, afectado por la disociación.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 683 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a282366.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO