Cambia las creencias limitantes, piensa en positivo

Hemos llegado, al cuarto artículo relacionado, con la gerencia efectiva o haga las cosas diferentes y sea el número #1., las creencias, desde mi punto de vista, es uno de los temas más importantes por lo complejo, en virtud, de que las creencias limitantes, en algunos casos, pueden resultar difíciles de erradicar y dependiendo de las causas, llegar a requerir de especialistas o terapeutas que deban tratarlo.

Las creencias pueden ser producto de patrones culturales, experiencias personales, o patrones heredados de padres a hijos, existen dos tipos de creencias, las limitantes, que te impiden avanzar, o las potenciadoras, que te dan el ímpetu o la fortaleza para triunfar.

Ahora bien, vamos hacer inicialmente referencia a las creencias limitantes, sus causas, efectos y qué hacer, para resetearnos y cambiarlas, por creencias potenciadoras.

Primero vamos a definir que son creencias: podemos decir que son, estados de certezas, sobre el significado de algo.

Vamos a dar algunos ejemplos, de creencias limitantes, que usualmente, son dichas o repetidas, a voz populis: “todos los hombres o mujeres son malos,” “los ricos están completos”, “todo los políticos son ladrones”, “árbol que nace torcido sus ramas nunca endereza”, “el éxito requiere tiempo”, “nunca consigo lo que quiero”, “no puedo lograr lo que deseo”, “no soy una persona flexible”, “no puedo confiar en nadie”.

Hay creencias, como dije al inicio, que son producto, de vivencias personales, si alguien, durante sus estudios tuvo dificultades en matemáticas, y además de eso, tiene unos padres que potencien esa debilidad, diciéndole cosas como, el no entiende las matemáticas, o él o ella es malo para los números, esta creencia, se ancla en la mente, fortaleciéndola de tal forma, que nunca podrá hacer nada que esté relacionado con los números y termina sacándole el cuerpo, a todo lo que tiene que ver con ellos, si no lo enfrenta y se auto-convence, de que los números son malos, con ella o el, se genera, una situación de minusvalía, ante todo lo que tiene que ver con los números, (contabilidad, finanzas, estadísticas, etc.,) esta situación o creencia termina siendo, la excusa perfecta para no enfrentar, estas áreas, que están presente, en el quehacer humano, impidiéndole tener éxito, en el campo laboral, claro el temor o la fobia a los números, se lo impide. La gran pregunta es ¿se pueden superar las creencias limitantes?, la respuesta es, si, sólo debes estar dispuesto, a salir de tu zona de confort, para vencer las creencias limitantes. Primero debes hacerte consciente, de que te has impuesto una creencia, que te impide avanzar, una vez descubierta la creencia que nos afecta, transformarla en una creencia potenciadora.

Por cierto, las creencias potenciadoras, son lo contrario a las limitantes, de ellas también tenemos algunos ejemplos: “Yo soy guapo”, “soy inteligente”, “todo lo que me propongo, lo consigo”, “soy feliz y exitoso”, “tengo y mantengo mi peso ideal”, “puedo realizar todas las actividades físicas, que quiera”, “soy una persona agradable y tengo buenos amigos”, “Dios siempre está conmigo”.

Los seres humanos somos, lo que creemos, si tu mente está llena de creencias limitantes, tu vida estará llena de limitaciones y desventuras, pero si por el contrario tu mente, está llena de esperanzas, proyectos, bienaventuranzas, tu vida estará repleta de éxitos. Como decía Henry Ford "Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto".

Analiza cuáles son tus pensamientos recurrentes y si son negativos modifícalos. Esto me lleva adelantar otro de los puntos que quiero tratar y es que normalmente nos referimos, o expresamos, lo que no queremos, para nuestra vida, en lugar de decir y pedir lo que queremos, voy a explicarme con un ejemplo, para que me puedas entender, si tienes dolor de cabeza, decimos, no quiero tener este dolor de cabeza, ok está bien eso es lo que no quieres pero ¿qué es lo que quieres? Quieres tener tu cabeza despejada, con salud, cierto, te doy otro ejemplo, no quiero violencia en mi país, que tal si cambias eso que no quieres, por lo que quieres, sería algo así como, quiero que la paz, el amor y la cordialidad, prevalezca entre todos los que vivimos en mi país, otra más personal, no quiero vivir en la pobreza, ya sabes que no quieres ser pobre, pero si modificas esas palabras negativas, por algo, como, quiero vivir en la abundancia, tener un buen trabajo, mi casa, viajar y disfrutar vacaciones todos los años. Espero que puedas apreciar la diferencia, atento con los pensamientos y las palabras, ellos te pueden esclavizar o liberar, además que te definen como persona.

Te voy a proponer un ejercicio, que te va ayudar, escoge, alguna de esas frases, negativas que acostumbras decir, una de esas creencias limitantes que te impiden avanzar, por ejemplo:

No puedo estudiar porque tengo hijos que cuidar.

Creer que no puedes estudiar, porque tienes, hijos que debes cuidar, es una creencia limitante, que vamos a eliminar.

Fíjate bien, como la vamos a transformar, tomas la última frase de la oración y va quedar así: porque tengo hijos que cuidar, ahora vas a eliminar las palabras NO PUEDO y la vas a sustituir por TENGO QUE, la oración quedaría así:

Porque tengo hijos que cuidar, tengo que estudiar.

El resultado del ejercicio, que vas a desarrollar, lo anotas en un papel, y diariamente lo repites, hasta que la creencia limitante desaparezca y tú te creas, esta nueva creencia, el siguiente paso es activarte, haz lo que tienes que hacer.

Voy a resultar repetitivo, pero debemos concientizar, que todas las personas cuentan con los recursos, necesarios, para realizar los cambios necesarios que nos permitan progresar.

Lo que pensamos y como pensamos, es el primer paso de una comunicación efectiva, con nuestros semejantes, con Dios y el universo, cada pensamiento, genera una emoción que a su vez estimula una conducta, hacia nuestros semejantes, si tenemos pensamientos negativos, nuestras emociones van a ser negativas, y nuestro comportamiento va ser hostil, para con nuestros compañeros de trabajo, familiares y amigos, si por el contrario mantenemos pensamientos positivos, vamos a generar emociones, de alegría, amor, prosperidad, atrae a ti, todos esos pensamientos y tu entorno cambiará, podrás tener un equipo próspero y la empresa o institución que diriges, por añadidura, prosperara, así que tienes otra tarea, alejarte de los noticieros contaminantes, de noticias negativas, deja los programas de muerte y tantas cosas malas y violentas, depura tu mente y tu alma se depurará también, pensemos que nuestro país y nuestras empresas prosperan, que la abundancia está presente.

No se trata de aislarte, hay que saber lo que está pasando en nuestro país y el mundo, pero no te dejes condicionar por pensamientos de odio que te pueden llevar al fracaso.

Cierro con una corta historia de dos amigos, uno propietario de un taller de costura, otro con muchas ideas para desarrollar, un emprendimiento, el propietario del taller, de costura, tiene la empresa cerrada, porque según él, las cosas están muy difíciles, el otro un emprendedor, con ganas de desarrollar su emprendimiento, le pide, al propietario del taller, la posibilidad de que se lo alquile para producir, el dueño, le responde con un rotundo NO, porque la vaina está muy jodida, el emprendedor, le dice que el asume y que le permita un período de prueba y hasta le pagaría, por adelantado tres meses de alquiler, el dueño del taller, ante la insistencia del amigo, le reafirma que no porque la vaina está jodida y termina regañando al emprendedor, diciéndole "en que mundo vives tú, no ves que en este país, no se puede hacer nada, todo está jodido, el emprendedor decidió buscar otras alternativas, que hicieran posible su propósito de vida, mientras que el dueño, continuo aferrado, en la creencia de que la vaina esta tan, pero tan jodida, que es mejor seguir con una fábrica, cerrada e improductiva gastando sus ahorros, el emprendedor, encontró otra oportunidad y está produciendo, y teniendo exito, en medio de la supuesta crisis.

Si quieres tener éxito, en tu emprendimiento, en la empresa o institución, que diriges debes tomar en cuenta los dos aspectos que hemos desarrollado, el día de hoy, las creencias limitantes, busca que creencia te impide avanzar y por otra parte, no pienses en lo que no quieres, no potencies lo que no quieres, piensa y di lo que quieres, eso te ayudará a ser más eficiente y a tener colaboradores dispuestos a trabajar contigo.

Éxitos y hasta la próxima entrega.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 483 veces.



José Gregorio Alvarado Rondón

Lic. en Administración, Oficial retirado del Ejercito, anti imperialista y profundamente Chavista

 jgregorioalvarado@gmail.com      @jalvaradorondon

Visite el perfil de José Gregorio Alvarado Rondón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Gregorio Alvarado Rondón

José Gregorio Alvarado Rondón

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a282003.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO