Conclusiòn de la serie "Estamos mal y vamos peor" (IV)

En los seis artículos anteriores de la serie "Estamos mal y vamos peor" hice una explicación breve de los aspectos básicos de los argumentos neoliberales y como el equipo económico de este gobierno aplica esos lineamientos imperiales.
-
EL NEOLIBERALISMO NUEVA VERSION DEL FRACASADO LIBERALISMO
-
Es así como describimos a la ideología neoliberal como una nueva versión de los argumentos esgrimidos por teóricos que, manipulando las teorías protestantes que para ese entonces habían irrumpido en Europa como reacción ante un dominio de la Iglesia Católica, pretendieron de esa manera darle un sustrato ideológico a las nuevas relaciones de producción del sistema capitalista que estaba naciendo en Inglaterra en el siglo XVI.
-
El sistema capitalista así construido fracasó, como lo evidencian sus profundas crisis, las espantosas guerras que originó y el surgimiento de un poderoso campo socialista.
-
Esos argumentos fueron sustituidos por nuevas propuestas que dieron nacimiento en lo político a nuevas formas de organización social interna con algunos visos democráticos y en el aspecto internacional a nuevas relaciones entre los imperios y sus colonias, con un imperialismo no basado en lo fundamental en la ocupación militar sino en el dominio de la economía de los países subyugados.
-
En el aspecto económico surgieron las tesis keynesianas que buscaban una mejor distribución de la riqueza, y que dio origen a la llamada sociedad del bienestar y a que los sectores de ingresos intermedios pasasen a constituir la mayoría de la población en los países imperiales.
-
EL NEOLIBERALISMO, UNA VIEJA TESIS CON NUEVO TRAJE.
-
El fin de la guerra fría y el fracaso del llamado socialismo real fue aprovechado por los ideólogos de las clases dominantes para intentar volver a las ideas liberales originales de organizar descaradamente la sociedad en función de las clases dominantes y buscando desmontar todas aquellos beneficios que les habían otorgado al resto de la sociedad, tanto en lo político castrando las conquistas democráticas como en lo económico.
-
Para lograr ese objetivo los ideólogos de la dominación montaron un aparataje ideológico sobre argumentos tan irracionales como que la economía se mueve por los principios de la "competitividad"; o que hay que concentrar la riqueza en manos de las clases dominantes, ya que de esa forma las mismas generaran empleo y bienestar al resto de la sociedad, en lo que se bautizó como la teoría del goteo, y demás sandeces por el estilo.
-
En los países dominados el objetivo es que sus grandes corporaciones controlen la economía de esos países. Para lograr esos objetivos diseñaron un conjunto de medidas a ser implementadas, siendo las más importantes las que impidan el surgimiento local de empresas que compitan con esas transnacionales así como la maximizar de las ganancias de las mismas (con lo cual potencian a su vez a los sectores económicos internos a su servicio) Para esos fines cuentan en los países dominados con empresarios, políticos y filibusteros que se presentan como ideólogos de la "nueva economía".
-
Los países imperiales no ocultan ese nuevo imperialismo. Al contrario, lo pregonan utilizando el expediente de las "sanciones económicas" en contra de aquellos países que se le oponen y si estas fallan, entonces si proceden a la vieja usanza de la intervención militar.
-
Incluso, en la lucha por la hegemonía no dudan en utilizar ese método en contra de nuevas potencias que los amenacen, como vimos en el caso de la firma china Huawei.
-
PORQUE SOSTENGO QUE ELEQUIPO ECONOMICO DE ESTE GOBIERNO ES NEOLIBERAL?
-
Detallamos en dichos artículos algunos aspectos del accionar del equipo económico del actual gobierno que permiten encuadrar perfectamente esa política dentro de los lineamientos de los objetivos imperiales, siendo los fundamentales los siguientes:
-
a) Impidiendo la formación de un capital productivo local que pueda ser utilizado para crear empresas nacionales que le disputen el mercado a las grandes corporaciones extranjeras, con medidas como la reducción de la producción petrolera a niveles mínimos (contrario a lo propuesto por Chávez de elevar la producción a seis millones de barriles diarios), o con el estímulo a la fuga de capitales creando, al igual que en la Cuarta República, un ambiente propicio para ello con la política cambiaria. Recordemos que la base fundamental para desarrollar una economía fuerte es la inversión de capital, tal como lo explicó Marx en El Capital con el proceso de la llamada acumulación originaria del capital en Inglaterra.
-
b) Estableciendo niveles salariales de subsistencia, todo con el fin de maximizar la ganancia empresarial.
-
c) Manteniendo niveles de impuestos ridículos que no pechen significativamente al Capital, así como mantener el establecimiento del convenio que prohíbe la doble tributación entre Estados Unidos y Venezuela.
-
d) Descargando la carga del mantenimiento del Estado sobre los hombros de la renta petrolera y de los consumidores a través del IVA.
-
e) Impidiendo la utilización de nuestros ingentes recursos naturales en un desarrollo local autóctono, con proyectos como el arco minero que busca desviar esos recursos hacia el exterior con la excusa de la búsqueda de divisas, contrariando lo sostenido por Chávez de implantar el desarrollo aguas abajo.
-
f) Saboteando la formación y consolidación de un gran mercado latinoamericano. Para ello utilizan el ridículo argumento que tal escenario potenciaría el dominio de los grandes capitalistas de la región,
-
g) Ocasionando la fuga de millones de venezolanos, incluyendo a muchísimos técnicos y profesionales de muy alta preparación y con vasta experiencia, matando cualquier posibilidad de un potente desarrollo productivo nacional que compita con el capital extranjero.
-
h) Paralizando las inversiones y el mantenimiento en áreas necesarias para cualquier plan de desarrollo, como las de la energía, el suministro de agua, de gas, la telefonía, el sistema financiero, etc.
-
UN PAIS EN CRISIS Y UN PROCESO A PUNTO DE FENECER
-
Estas y otras medidas han ocasionado una crisis económica extremadamente grave, la mayor en la historia contemporánea de nuestro país, con la inflación más alta del planeta y con los salarios más bajos; con una aguda escasez de medicamentos; con una dependencia vergonzosa de alimentos extranjeros, con fallas constantes del suministro eléctrico a pesar de tener una capacidad instalada en plantas hidráulicas y termoeléctricas capaz de suministrar con creces la demanda nacional y contar con capacidades naturales para el aprovechamiento de la energía eólica, solar, petrolera, gasífera e hídrica; Con una aguda escasez de agua potable a pesar de ser uno de los países del mundo que más dispone de ese recursos, con grandes ríos como el Orinoco, el Apure, el Caroní, etc. y lagos como el de Valencia o el de Maracaibo; Con una población que sufre una fuerte escasez en el gas, a pesar de contar con enormes reservas en el subsuelo; Con calles y avenidas en un estado deplorable de su asfaltado, a pesar de contar con el lago de asfalto más grande del mundo, cierto que el asfalto proveniente del crudo es más rentable pero con esta inexplicable pero estrepitosa caída de la producción petrolera, no sería mala idea aprovecharlo, y muchísimos más aspectos que sería largo y deprimente enumerar.
-
Los propagandistas del gobierno achacan la culpa de esa crisis a la guerra económica que mantiene Estados Unidos en contra de nuestro país.
-
Es cierto que esa potencia mantiene una guerra criminal de gran magnitud en contra de nuestro país, pro no es menos cierto que el equipo que maneja la economía, atado como está a la doctrina neoliberal, es incapaz de tomar medidas que contrarresten esa agresión, como el establecimiento del PVP, el aumento salarial, la fijación de impuestos la especulación, el estímulo de la producción nacional, más allá de los discursos, etc.
-
Es necesario que el gobierno sustituya ese equipo con profesionales casados con el pensamiento chavista, que tome las medidas que corresponda.
-
Y eso es urgente. Hay que entender de una vez por todas que el poder se decide en Venezuela mediante las elecciones. El último golpe de Estado exitoso ocurrió hace 60 años. No se puede seguir ilusionando con la existencia de una oposición dividida que permita una victoria electoral. Estados Unidos comprendió que esa división ha sido la causa de las sucesivas derrotas de la oposición.
-
Queda poco más de un año para las elecciones legislativas, es decir, casi nada, y con solo un 30% de los votos del padrón electoral (6.300.000 votos) no hay forma de que el gobierno las gane. Hay que recordar que más de 14 millones de electores inscritos no votaron por el gobierno. A menos, por supuesto, que corrija este rumbo desastroso.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 443 veces.



Carlos Enrique Dallmeier


Visite el perfil de Carlos Enrique Dallmeier para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a280986.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO