¿Qué será lo que quiere el negro?

Un poco como contestando a una pregunta. Si no quieres que Venezuela sea como Cuba (lo que me parece legítimo) ¿Qué es lo que quieres?

Lo primero que hay que identificar es ¡qué es lo que no te gusta de Cuba!, o del sistema político cubano. Pero para eso lo deberías conocer bien. Y, si lo que no te gusta de la Cuba de hoy es todo aquello que tú supones que no tiene y que otros países sí (o que tiene), es como decir que "no me gustan los calamares" pero sin haberlos probado nunca. Gazmoñería.

Si no quieres que Venezuela sea como Cuba, es porque quieres que Venezuela sea como qué, ¿cómo la de los adecos y copeyanos? ¿Cómo los Estados Unidos? ¿Cómo Suecia? Y digo Cuba porque el que trae la comparación con la isla es "el negro" . Uno compara con otra cosa para destacar o ver diferencias y similitudes, en este caso ¿dónde está el punto de comparación?

Pero resulta que nuestro "negro" tiene como punto de referencia una Cuba desconocida por él (y por cualquiera que medianamente se haya informado o estudiado): el mundo de sus fantasmas, quizás el mundo grotesco que se inventaron los propagandistas de la guerra fría para detractar del comunismo. Es una mezcla de ignorancia con nostalgia (¿?), quizá más deseos que análisis, investigación, o calma… ¡Verga! ¡Así no se puede!

El "negro" resulta un propagandista anticomunista casi que ad honorem. Su molestia, ligada a su propia realidad e impotencia, la paga con los cubanos, con el comunismo ¿Qué tiene que ver el comunismo, o Cuba, con su malestar? ¿Qué tiene que ver el comunismo o el socialismo con Maduro? Ahí creo que ha hecho efecto la calumnia y falsificación de Maduro, al llamar "socialismo" un estado de cosas y unas políticas casi que inexistentes o precarias, vinculadas más bien al capitalismo; pero al más primitivo y salvaje, al mercantilismo, a la piratería, a la codicia.

Sin embargo "el negro" es puro corazón, no pone a funcionar mucho el intelecto. Es así como "piensa" el espíritu de la clase media, con esa suavidad, con el corazón, desde la ignorancia, los prejuicios y el miedo.

El socialismo y el capitalismo son dos ideas antagónicas: o se está a favor de una o de la otra, no se puede estar a favor de las dos al mismo tiempo. Cualquier otra "tercera opción" habría que pensarla. ¡Pero pensarla!..., no sentirla. El "socialismo real", a diferencia de los que dicen los manuales políticos, sería una idea aplicada, no el fantasma de la "guerra fría" que lleva "el negro" por dentro. Si cuba es o no socialista es en relación a la aplicación de las ideas socialista en términos prácticos. Hablar de "control social" (por ejemplo) es una tontería si no se sabe bien a qué tipo de control nos estamos refiriendo. No existe una sociedad donde no haya control social. Ahí hay que pensar un poco, explicar un poco, no sentir tanto... ¡Verga amigo, uno también se arrecha, pero con más de lógica!

Se trata del daño que ha hecho de la voluntad de ser ignorantes a la clase media, eso de no ver ni hacer más más allá porque nos creemos sabios y "concluidos", después de haber leído (a veces mal) un artículo de revista o de Wikipedia, o visto en "History Channel" la historia del siglo XX de la BBC (Mucha gente ve Troya –con Brad Pitt – para no tener que leer la Ilíada, por ejemplo), contra ese "entusiasmo" por no querer saber ni conocer la realidad, aunque sea un poco, ¡no se puede discutir!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 530 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a280926.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO