(Bolívar, 24 de julio 1783-2019)

Venezolanos y Bolivarianos

Hoy todas y todos los que nos sentimos orgullosos de ser venezolanas y venezolanos estamos en la obligación de recordar y homenajear al Padre Libertador Simón Bolívar a los 236 años de su nacimiento.

Más que un reconocimiento y un agradecimiento simbólico por lo que fue capaz de hacer para dotarnos de esta identidad venezolana que hoy poseemos, debe ser un momento de reflexión colectiva e individual donde nos preguntemos que estamos haciendo para ser dignos herederos de su legado de lucha, grandeza y dignidad.

En filosofía hay dos términos que se usan para separar lo que una persona es porque sí, solo porque nació y vino a este mundo, y lo que una persona es o que puede llegar a ser, porque adquirió la conciencia de estar en el mundo. Al primero se le llama "el ser en sí" y al segundo "el ser para sí".

Por el simple hecho de nacer en Venezuela o por ser hijos e hijas de padres venezolanos, e incluso por naturalización, todas y todos adquirimos en sí, y porque sí, el derecho a ser venezolanos. Es un mandado Constitucional. Ya cuando se trata de que uno sea venezolano "para sí", la nacionalidad automática o Constitucional es insuficiente.

Para que uno alcance el grado de venezolano o venezolana consciente, para sí, es imprescindible que se adquiera la comprensión de lo que significa ser bolivariano y de los deberes que eso trae como consecuencia. Es un mandato ético y moral.

Para ser libres, soberanos e independientes, Bolívar comandó los esfuerzos de bolivianos, colombianos, ecuatorianos, panameños y venezolanos contra el imperio español. Mientras lo hacía, tuvo que enfrentar no solo, y de manera adicional, vacilaciones y traiciones internas como la de Santander, sino que además debió sortear las maniobras y los saboteos contra nuestra independencia que el naciente imperio norteamericano puso en práctica.

Hay que tener muy claro que los problemas con EEUU (contra su gobierno, jamás contra su pueblo) no son algo nuevo provocado por unos "chavistas irrespetuosos y guerreristas" que es como intentan hacerlo ver ciertos comentaristas deshonestos e interesados. Ya en 1820 decía Bolívar que "Jamás conducta ha sido más infame que la de los norteamericanos con nosotros: ya ven decidida la suerte de las cosas y con protestas y ofertas, quien sabe si falsas, nos quieren lisonjear para intimar a los españoles y hacerles entrar en sus intereses…".

Seis años después, en 1826, es cuando Bolívar lanza aquella famosa profecía que todavía hoy algunos venezolanos no terminan de aceptar, queriendo negar la historia: "Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria a nombre de la libertad."

Homenajear a Bolívar comienza por sacudirnos de las miserias y de la falta de grandeza que tantas veces reclamó el Libertador. Somos un solo Pueblo. Compartamos estas ideas con nuestros compatriotas. Es la mejor manera de convocarlos para que asuman su deber bolivariano de rechazar las inmorales y criminales agresiones norteamericanas que estamos enfrentando. Considerarse venezolano y venezolana y no rebelarse contra "la planta insolente del extranjero", como lo está haciendo ejemplarmente nuestro Presidente Nicolás Maduro, es negar y anular la propia nacionalidad.

La mejor forma de rendirle homenaje a nuestro Libertador es … ¡luchando!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 523 veces.



Anisio Pires


Visite el perfil de Anisio Pires para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Anisio Pires

Anisio Pires

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a280733.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO