La independencia y "El Plan de la Patria" el original

Hugo Chávez: "Una vez más las circunstancias me colocan delante del pueblo para expresarle el compromiso decidido y renovado con la defensa de la Independencia Nacional. Este es el tiempo, como nunca antes lo hubo, de darle rostro y sentido a la Patria Socialista por la que estamos luchando. Este programa de gobierno para el período 2013-2019 responde a la consecución de dichos supremos objetivos: ¡¡¡Independencia y Patria Socialista!!!" (Presentación: Plan de la Patria original)

Para Hugo Chávez la idea de independencia está ligada a la idea de Patria y ésta a la del Socialismo. "Es por eso que a la tesis reaccionaria del Imperio y de la burguesía apátrida contra la Patria, nosotros y nosotras le oponemos la tesis combativa, creativa y liberadora de la Independencia y el socialismo…"

El Plan de la Patria es un plan para acelerar el tránsito hacia el socialismo mediante la conformación del poder popular, del pueblo organizado: "Este es un programa de transición al socialismo y de radicalización de la democracia participativa y protagónica" Se trata de "acelerar el proceso de restitución del poder al pueblo", dice Chávez. Es una condición insustituible de posibilidad para el socialismo bolivariano. Más adelante señala que este es un programa para "afianzarlo y profundizarlo; direccionado hacia una radical supresión de la lógica del capital que debe irse cumpliendo paso a paso, pero sin aminorar el ritmo de avance hacia el socialismo."

"Para avanzar hacia el socialismo, necesitamos de un poder popular capaz de desarticular las tramas de opresión, explotación y dominación que subsisten en la sociedad venezolana, capaz de configurar una nueva socialidad desde la vida cotidiana donde la fraternidad y la solidaridad corran parejas con la emergencia permanente de nuevos modos de planificar y producir la vida material de nuestro pueblo. Esto pasa por pulverizar completamente la forma del Estado Burgués que heredamos, la que aún se reproduce a través de sus viejas y nefastas prácticas, y darle continuidad a la invención de nuevas formas de gestión política."

De este párrafo concluyente, después de siete párrafos escritos, queremos destacar el elemento de la "emergencia permanente". Para Chávez y para nosotros esto define el pulso socialista, la permanencia de la revolución y de los cambios, con esto el define la "emergencia", puesto que el socialismo bolivariano, así como cualquier otro, debe ser un estado de permanente cambio y cambios: "cambiar todo lo que deba ser cambiado", decía Fidel en su definición pública de la revolución. No existe nada concluido mientras se pueda mejorar, se pueda perfeccionar en favor del bienestar de las mayorías, de toda la sociedad, de la nueva sociedad.

"Este es un programa que busca traspasar "la barrera del no retorno"."… "estamos obligaos a traspasar la berrera del no retorno, hacer irreversible el tránsito hacia el socialismo"…. El clamor, casi desesperado del líder que sabía que iba a morir, y el clamor menos escuchado por sus usurpadores, por sus traidores.

Nicolás Maduro no nada más detuvo el impulso que le dio Chávez a la revolución sino que retrotrajo al país a tiempos de la Venezuela gomera; no nada más detuvo el camino hacia nuestra independencia sino que nos hizo más dependientes de lo que fuimos en la IV república, ¡nos hizo más colonia!; no de Cuba, como dicen algunos pendejos ignorantes, sino de las trasnacionales, del capitalismo mundial, frenando la evolución positiva que experimentaba nuestra sociedad cuando el líder estaba vivo: política, moral, cultural, de autoestima. Nicolás Maduro compró estulticia con riquezas, compró tiempo y poder con concesiones petroleras y yacimientos mineros, con favores, en nombre de una prosperidad económica que no se ve en ninguna parte ¡El que tenga ojos que vea!.

Las líneas principales están escritas; el plan está ahí, lo tenemos, ¡independencia y patria socialista! esa fue y sigue siendo la consigna. La patria por la cual Chávez llama a luchar es la patria socialista, la patria justa, la patria para aquellos que conquistan su independencia, no de los tontos... No es la patria del esclavista y el esclavo…

…No es la ¡Patria!, altisonante, fascistoide, de Pérez Jiménez, de Franco, de Hitler; o la de Lorenzo Mendoza que se ha robada todos los símbolos nacionales para venderlos con sus combos de cerveza con harina de maíz. Pero tampoco la Patria de Maduro y Padrino López, insustancial, anodina, que se nos desvanece como nuestros deseos en una borrachera… La que debemos defender es la patria socialista.

Ahí está Chávez, en el Plan de la Patria, el original, esperando para que lo rescatemos de este apelmazo de hipócritas, traidores, falsificadores, calumniadores.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 642 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a280317.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO