La mentira de los Clap y las elecciones

Qué tanto producen y a cuántas familias benefician estos comités. Dónde están las 400 mil familias que beneficiiadas por los conucos, es decir, "la columna vertebral de la producción", según Maduro. Pero cuántas familias hay en Venezuela... Cuánta leche, carne, hortalizas y frutas producen y a cuántas familias benefician los amigos de Castro Soteldo de las empresas privadas, y cómo repercute eso en los costos de producción y precios. Cuantos años más habrá que esperar para que se sienta un efecto positivo en la población. Cuántos productos de los que contienen las cajas de los clap se producen en el país. Cuantos productos de Empresas Polar hay en las cajas de lo clap, cuántos de Cargil, cuántos de Nestlé. Por qué esas cajas contienen tantos productos importados de México, Brasil y Colombia y tan pocos nacionales. Qué pasa con la producción nacional, a dónde va a parar el dinero para los subsidios y financiamientos. Quién hace el seguimiento de ese dinero. Quién lleva esa planificación, quién la supervisa. Cuántas empresas del Estado funcionan y cuántas están paralizadas. Cuántas empresas y tierras quitadas a comuneros y al Estado están funcionando, qué están produciendo y cuánto. Cuánto dinero se gasta en importación de alimento y cuánto se invierte en la producción nacional y dónde. A cuánta población (a cuantas familias) beneficia la política de subsidios y financiamiento a la empresa privada, en la producción de alimentos y medicinas. Por qué se sigue haciendo esto si no se ven resultados. Quiénes son los que se aprovechan de estos financiamientos realmente ¿Los burócratas, la empresa privada, o los dos? ¡Qué difícil hablar con la verdad!, y qué necesario es. Esta es la única revolución sin estadísticas reales o confiables.

Se habla más de lo que realmente no se está haciendo por el país y por la gente, como en la cuarta. La burocracia estatal se come la renta para poder pagar la permanencia del gobierno en el poder. Es un círculo vicioso: discurso – votos – burocracia clientelar – ladrones y aprovechadores capitalistas – discurso – votos – burocracia – ladrones, etc. No hay una correspondencia entre lo que se dice, se promete y se hace. Las dos cosas van por su lado. El discurso pinta un país, la realidad es otro país. La mentira es la única moneda de uso corriente, la que más circula.

El poder Popular solo sirve al gobierno. El gobierno no quiere que exista un poder popular verdadero. Los alcaldes y gobernadores que apoyan al gobierno hacen negocios con los productores privados y cercan a comuneros y empresas socialistas por orden de un ministro, por orden del gobierno y después lo niegan. Y los comuneros y productores campesinos en tierras del Estado deben pelear con los privados, terratenientes y además con los alcaldes y gobernadores que apoyan al gobierno y a los propietarios privadas, en contra de los comuneros y campesinos pobres, la misma tensión social histórica estimulada por la burocracia a favor de los que más tienen. El poder popular no existe, solo existe gente trabajando para producir votos a favor del gobierno. Las organizaciones populares, juveniles, el partido PSUV solo trabajan para conseguir votos y prolongar la permanencia del gobierno en el poder; el gobierno paga con sueldos, becas, comida, bonos para que voten y busquen votos.

La democracia burguesa regresa a pacificar al país, ¡tanto nadar para morir en la orilla!... Todos los venezolanos no podemos ser como ese señor Narciso Torrealba, que pareciera que va por la calle con gríngolas o lentes virtuales, atontado como con un martillazo en la cabeza, como con una nota de éxtasis viendo en el gobierno de Maduro un paraíso y ángeles por todas partes. Si yo me hago estas preguntas es porque nadie me da respuestas, no son necedades, cualquiera que se las haga le pasaría lo mismo. La realidad nos muestra que nada de lo que dice el gobierno es cierto, pero es muy caótica como para conocerse los detalles, las cifras verdaderas de lo que está pasando no se saben. Lo único que podemos sacar en limpio es que mienten, que quieren volver a la cuarta república y que votemos por ellos en las elecciones.

El bloqueo solo lleva dos años máximo, pero esta situación de mentiras continuadas y demolición de la industria petrolera y del país tiene seis. Las amenazas de Trump, lejos de unir a la población y prepararla para la lucha, solo han servido para que los pícaros justifiquen su irresponsabilidad, incompetencia y la traición a Chávez y a la revolución socialista. La mayoría de la población lo sabe, solo resta que la obliguen, la amedrenten por medio de la violencia y el chantaje a votar y a renunciar a la verdad de los hechos, a que solo piense y diga lo que ellos quieren. Solo resta el fascismo.

Si es candidez lo que nos pasa con este gobierno, no es tiempo para cándidos, hay que resistir a la confiscación de la revolución por estos madurecos mentirosos, hay que denunciarlos, develar su hipocresía, rescatar a Chávez y al socialismo de los falsificadores, de los Castro Soteldo, Diosdado, Maduro, Rodríguez, Isturiz, Jaua, y arrebiates. Hay que volver a Chávez, o si no nos agarra el sin nariz



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2202 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a279594.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO