Nudo de corbata

De cómo, el Capitalismo Burocrático de Estado pretende ahorcar al

Socialismo Económico Comunal.

Aun cuando hay discusiones sobre el origen de la corbata y su uso, que incluyen de los soldados romanos en adelante, existe al menos una teoría de las mas aceptadas y es el hecho histórico de cuando los grupos militares Croatas llegaron a Francia a mediados del siglo XVII vistiendo con su traje tradicional una especie de pañuelo anudado al cuello. Luego, durante la revolución francesa, fue común el uso del corbatón que llego a representar un símbolo de estatus, tomando mayor fuerza en lo político cuando los revolucionarios la portaban de color negro y los contrarrevolucionarios de color blanco. Si, allá mismo donde se acuñaron los términos izquierda y derecha. En algún momento del cuento paso a ser una prenda de uso indispensable por los "Funcionarios". En Inglaterra hasta el 2006 fue de uso obligatorio para los servidores públicos. Hoy día, casi 400 años después siguen los debates sobre el uso de la corbata como símbolo de etiqueta, glamur o elegancia. Créanme no pretendo aquí hacer una apología sobre la prenda, ni hacer una crítica a favor o en contra, tampoco dar cátedra del Dandysmo o disertar de moda ó sastrería.

Mucho menos atrevido fuera hacer una analogía como las expresadas por el exministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis, en su libro: "Economía sin corbata…" (2015). Mi aproximación tratará de ser más emocional y tiene una carga sentimental porque en algún lugar de mi memoria existe, y no sé porqué, la remota idea de que la corbata es un símbolo de la imagen del funcionario público, aun cuando no fuera el caso de la mayoría de los funcionarios de la Venezuela actual.

A lo largo de su historia las corbatas sufrieron transformaciones como la sociedad misma y pasaron de aquel pañuelo de los Croatas a las más actuales y comunes, cuando desde 1924 el inventor Jesse Langsdorf cortó y confecciono la tela en ángulo recto con respecto a la dirección del tejido, creando y patentando la prenda más parecida a las de hoy día, pero, como dijera Oscar Wilde: "Una corbata bien anudada es el primer paso serio de la vida", pasemos pues a lo serio de este escrito que es precisamente el Nudo.

En mi idealización la corbata es un colectivo que tiene dos extremos, uno delgado y otro grueso. La punta delgada representa al CBE (Capitalismo Burocrático de Estado = Gobierno = Poder Ejecutivo) y la punta gruesa al SEC (Socialismo Económico Comunal = Comuneros = Poder Popular) y justamente en el medio de ambas se encuentra el nudo, que lo representa el funcionario público, y que es, lamentablemente necesario, pues para que la corbata sea útil y práctica ha de tener un nudo. Para efectos de esta crónica no es motivo de ornamento sino que por el contario representa la presión (ahorcamiento) que intenta cerrar el flujo de los lineamientos del gobierno (la teoría) en políticas públicas con las acciones (la práctica) de los comuneros.

Como reza el dicho popular, "Para muestra un botón":

Por tradición familiar aprendí a tostar maíz, molerlo y cernirlo, es decir, me convertí en un artesano del Fororo que como sabemos es harina de maíz tostado. Recuerdo lejanamente a mi abuela envuelta en una nube de humo ceniciento que salía del fogón del patio, justo al lado del pilón, por allá por "el Garcero", un rincón escondido entre los caños del Delta en el oriente del país, con palo de guayaba en mano movía al compás de un canto sagrado, tarareando "María dale paleta", un maíz "cariaco" en paila. Menos distorsionada tengo la imagen de mi madre en la cocina de la casa con una paleta de madera parecida a la de "maita", pero en un sartén más refinado, cantando "porque conmigo está", moviendo un maíz amarillo "puya grande" que igual desprendía aquel mismo agradable y sabroso olor del maíz tostado de mis años mozos. Ahora soy yo quien ha tomado la batuta y entre canciones de Alí, prendo la tostadora y lleno la tolva con un maíz hibrido ó variedad INIA, mañana tal vez será uno de mis hijos o nietos bregando el arte en algún sofisticado horno de "micro algo".

Cuando el año pasado (principios del 2018) en nuestro país arreció la crisis de las harinas, y pasamos ese penoso calvario de hacer largas, larguísimas, colas de madrugada y hasta tarde noche para comprar harina de maíz, trigo y/o pan, un día del febrero rebelde, siendo las dos y media de la madrugada y temiendo no tener un puesto que garantizara la compra de las canillas quedé de repente "preñado de buenas intenciones" y decidí, en medio de la rabia, el frio y la impotencia emprender junto a mi grupo familiar una UPF (Unidad Productiva Familiar) a la que luego bautizaríamos: "Alimentos Artesanales El Bosque", el nombre estaría ligado a nuestra ubicación geográfica y a lo inherente que sería nuestra actividad, en principio solo producción artesanal de Fororo. Dar a luz este hijo costo "sangre, sudor y lágrimas". Y comenzaron así los contactos cercanos de primer tipo y no en la escala de Hynek, pero si con las entidades biológicas llamadas "servidores públicos".

Posiblemente hasta aquí Ud. se estará preguntando y seguramente cuestionando, pero, ¿cómo es eso? Si yo tengo (familiares y amigos) y/o conozco funcionarios públicos responsables, honestos y hasta comprometidos con el proceso. Y podrá afirmar: "No todos son iguales" (imagínese, existen al menos 30 tipos de nudos de corbata) y es cierto, lo certifico, de hecho fui funcionario público por varios años, y tengo familiares que ocuparon en la 4ta y en la 5ta altos cargos de confianza, lo que me da licencia para decir con propiedad que conozco la materia ya que he sido, como dicen los sociólogos "observador participante". Aclaro que cuando me refiero al funcionario público lo hago en función de aquellos a quienes la sanción del Art. 51 de la CRBV les debería caer como peso de Ley. Aquellos a los que seguramente Ud. también conoce, por lo menos uno, como un "quinta columna", o ¿me equivoco?

La comunidad donde habito es una zona altamente polarizada y de alto poder opositor, es determinada una "zona de silencio", de hecho el primer inconveniente con el que me conseguí es que no contamos con consejo comunal, requisito "Sine qua non" para poder registrar una empresa dentro del sistema económico comunal. Y ahí están los primeros funcionarios públicos con los que empecé a lidiar. Esta primera experiencia me enseño a entender aquel adagio de las cascadas, las piedras en el rio son males necesarios, pues aunque las piedras son como obstáculos para el cauce natural del agua, sería imposible admirar la belleza de una cascada al caer el agua luego de tropezar con las piedras, por eso es que la fuente de la plaza Altamira en Caracas es una caída de agua a la que le sembraron piedras para formar la cascada y poder disfrutar de su relajante belleza (cuando funciona o hay agua).

Por residir en un Municipio (Chacao) del estado Miranda me toco hacer las diligencias del papeleo ante el Ministerio de las Comunas en los Cortijos. Ahí llegue a mediados de marzo de 2018 fui atendido oportuna y eficazmente, pero de no ser porque conozco las actividades intrínsecas del Organismo (fui fundador del primer consejo comunal en Urbanismos de la GMVV de Montalbán, parroquia la Vega), y usar el comodín del líder comunitario que conoce al funcionario que puede "gestionar" que los tiempos se acorten y los papeles no se extravíen, seguro estoy, aun estaríamos sembrados en la gris gaveta de los archivos muertos a la espera de una bendita firma, que las "autoridades" cambian casi que mensualmente.

Una vez logrado y obtenido el documento constitutivo de la U.P.F. (sin obsequiar un gramo de fororo) me tocó la travesía de requerir ante el SENIAT el RIF respectivo. Estaba iniciando el mes de Junio. Esta osadía me costó más de 7 visitas al ente y en cada oportunidad recuerdo entrevistarme con un funcionario distinto que conseguía un "detalle" distinto del que su otro compañero no se había percato, y por ende, un trámite que no debería durar más de 10 minutos se convirtió en un mes. Derrotado el burocratismo y sin "brindar un cafecito" obtuve el RIF (C-411534307), que es como nuestra cedula de identidad ante el sistema económico del país, sin él nos encontrábamos cual extranjero sin pasaporte (indocumentados pues). En el transcurso de 1 año he sacado al menos, sin exagerar, algunas 500 copias del RIF, pues es un documento de los primeros requisitos que exige cualquier Institución pública o privada para realizar trámites.

Ya con "cedula o pasaporte en mano" confiado de haber superado con creces las dificultades iniciales me dispuse (por ser el representante legal) a seguir navegando en la profundas aguas de la osadía planteada, incluso a pesar de conocer que arrancábamos con un hueco en la proa, pues y aquí les regalo una perla a quienes desconozcan que la UPF, EPS, Banco comunales, Comunas y Consejos Comunales migraron en el SENIAT desde el 2015 de la letra "J" (Jurídico) a la letra "C" (Comunal).

Una de las primeras acciones que intente realizar fue incorporarnos como productores a la seguridad social (IVSS) de nuestro país a través del Sistema Automatizado de Gestión y Autoliquidación de Empresas TIUNA, cosa que fue imposible, porque dicho sistema no está actualizado y no acepta que inscribas una empresa con RIF "C". El 1ero de Agosto de 2018 me dirigí a las oficinas del IVSS sede Chacao para tratar de solventar la situación. Allí me atendieron en el departamento de Afiliaciones y luego de explicar los motivos de mi visita, me dieron un cortés: "espere que nosotros al solventar la situación nos comunicamos con Ud", cosa que nunca sucedió. Más de 5 meses de ir y venir. Hasta que en diciembre me recomendaron dirigirme directamente a la sede del IVSS de Altagracia para que me solventaran la problemática, pues efectivamente era un problema de sistemas (informática) y ellos en Chacao ya habían enviado varios correos y aun no obtenían respuesta. Efectivamente me apersone a la sede de Afiliaciones en Altagracia, expuse mi caso, y hasta la fecha a pesar de haber conversado con dos "Jefes" no se ha podido resolver la situación.

Como empresa y en plena faena productiva fue creciendo la demanda del producto, pero vinieron más inconvenientes, el primero, a raíz de la "guerra económica", la crisis del efectivo y entonces tuvimos que inventar acciones que paliaran dicha situación con alegría de tísico supe las informaciones que por radio y televisión anunciaban con bombos y platillos la posibilidad cierta de que los comerciantes podrían cobrar a sus consumidores vía "Billetera Móvil". Un novedoso sistema que permitiría a los usuarios del Carnet de la Patria hacer pagos directos con solo mostrar el código Qr. Inmediatamente me fui al Internet, descargue los requisitos e ingrese a la pagina, pero ¿cuál fue mi gran sorpresa? Si, el sistema no acepta inscribir empresas con RIF "C". He enviado por Twitter y correo electrónico un sinfín de avisos sobre el caso y nadie me ha parado bol…pelota.

Se acercaba el mes de octubre y en solo 7 meses ya necesitábamos tecnificar la producción, que mas que tecnificarla era mejorarla o reducir los tiempos, pues seguiría siendo artesanal, entonces pensé pasar de un molino manual a uno eléctrico, para ello necesitaríamos un financiamiento de la banca pública. En el país existen actualmente tres bancos públicos de acceso civil; Banco Bicentenario, Banco del Tesoro y el Banco de Venezuela. Al primero me canse de visitar su oficina de atención comunitaria (Vicepresidencia de socialización) en pleno Boulevard de Sabana Grande y hasta una jornada especial con precios solidarios de Fororo le llevé y nada, imposible obtener ni siquiera la planilla de solicitud de crédito. El segundo y "honor a quien honor merece" nos otorgo un financiamiento con el que mal que bien pudimos comprar materia prima, pero lejos quedaron los sueños del molino eléctrico. Entonces me dirigí al Banco de Venezuela con la esperanza de hacer valer las palabras de uno de sus slogans: "Innovamos para conectar al banco con tu pueblo". Pero, ¿saben algo? Si, este banco del gobierno, adquirido durante el mandato del Líder Comandante, con el sueño de hacer revolucionar la banca, no apertura cuentas jurídicas a empresas con RIF "C" o sea a UPF o EPS, por ende un servicio como los Biopago (punto de venta) no son de utilidad para la economía comunal sino para el comercio Capitalista. ¿Qué tal?

A duras penas y con gran esfuerzo propio levantamos la producción de Fororo y pasamos de aquella pírrica primera comprar en Febrero de 5 kilos a 150 kilos de maíz en Diciembre de 2018. Llegó Enero de 2019 y con él el anuncio del SENIAT: "Amigo contribuyente recuerda que tienes hasta el 30 de marzo para declarar…" Alisté mi carpeta de papeles y me fui a la sede de atención al Contribuyente de los Cortijos, intente por varias vías conocer como seria nuestro trato ya que como empresa con RIF "C" y hasta la fecha nadie me ha podido explicar ¿Por qué? No contamos con usuario y clave para ingresar al portal web del SENIAT y hacer nuestra declaración, esto nos hace dependientes de los operativos especiales que el organismo realiza previo al vencimiento del plazo para declarar. Fue literalmente imposible conseguir un funcionario de la sede que nos resolviera la situación y quien más se acerco a una solución fue quien nos sugirió que eleváramos una solicitud a la Gerencia de Asuntos Jurídicos y otra a la Gerencia de Tributos Internos solicitando explicación y solución al caso.

Así lo hice, el 28 de Enero me dirigí a la sede del SENIAT Plaza Venezuela, en un día me ruletearon por más de 5 oficinas, 7 pisos y más de una docena de funcionarios. Hasta que llegue a las amables manos, no sin antes luchar con la recepcionista, de una gerente que me juro ayudar a resolver o por lo menos direccionar el caso. Tres días después recibí una llamada telefónica de otra gerente de otra departamento quien me explico que con confianza me acercara al operativo especial del SENIAT que estaba pronto a iniciar y que allí con seguridad atenderían mi caso y lo resolverían, palabras menos, podría hacer la declaración.

Dos semanas más tarde se anunció que el SENIAT de plaza Venezuela seria una de las sedes del operativo especial, ahí estuve de primero ese primer día. Pero cuál fue mi frustración al comentarle al funcionario el motivo de mi visita, recuerdo claramente la expresión en su rostro al preguntarme; "¿Qué es una UPF?", y ¿ese RIF "C" existe? Seguramente el funcionario entre inocencia e ignorancia quiso resolver la situación y efectivamente hizo una "Declaración en CERO", posiblemente por el sentido común de que las empresas sociales estaban exentas de pagar el IVA y el ISLR, cosas que al parecer no está muy claro, ni siquiera por mí. La torta se puso cuando intentó imprimir la declaración y el Certificado electrónico y el sistema le mostro un dedo medio. La salida más rápida fue decirme: "venga mañana que hay un problema con el sistema". Así lo hice, pero la sorpresa fue que no estaba el mismo funcionario porque los rotan por ser un operativo especial. Sin embargo otro amable funcionario me atendió y después de una par de horas me dijo: "señor la declaración anterior está mal hecha, debe anularla". Lo hice, pero debía irme y esperar "pronta llamada", cosa que nunca ocurrió.

A los 15 días fui nuevamente al operativo, de nuevo otro funcionario, de nuevo otra explicación: "el sistema presenta fallas, su caso lo tiene informática", en esta oportunidad hubo intercambio de números telefónicos y sentí que recibiría un trato especial y personalizado, pero pasados 15 días mas y ya casi rayando en el 30 de Marzo (día final de la declaración) mi angustia se hizo más temeraria cuando al país lo cubrió la sombra del apagón eléctrico. Se logro extender hasta el 30 de Abril el tiempo para declarar y con ello volvió la esperanza de que no quedáramos fuera del Servicio Tributario. Entre llamadas y vistas, unas tristes y otras alegres, el 30 de Abril a las 4:00pm y desde su casa la funcionaria logro hacernos la declaración, recuerdo sus palabras: "No pagaran nada de impuestos, pues sus compras fueron mayores que sus ventas". Esta afirmación aun retumba en mi memoria y actualmente estoy investigando sobra lo exento o no que están las UPF de pagar el IVA y el ISLR.

Finalmente, para el momento en que escribo esta crónica, me encuentro en una férrea lucha con funcionarios del Safonapp, pues no sé si para desgracia ajena el domingo 17 de Marzo me encontraba exponiendo nuestro "Sr. Fororo" (marca comercial en proceso de registro) en un stand en puente Llaguno (cerca del Palacio de Miraflores) a raíz de la feria del 5to motor de la economía comunal y en donde recibí la visita de la Ministra de Comunas Blanca Eekhout, aprovechando la magna visita le manifesté que necesitaba una ayuda monetaria para armar aquel sueño del molino eléctrico, ella girando instrucciones a su asistente me prometió un "Financiamiento de bajo impacto". Que supuestamente ya se liquidó el 8 de Abril, pero que no ha llegado a nuestra cuenta bancaria, métale Lupa Dr.: "misterios de la ciencia".

Por allá quedo aquel eufórico llamado del Presidente Chávez; "Eficiencia o nada" y su punto y circulo, esperemos que no ruede el recién "jalón de orejas" y su plan ofensiva comunal del Presidente Maduro…

"Dijo Guevara el humano que ningún intelectual
debe ser asalariado del pensamiento oficial"

Silvio Rodríguez

"Comuneros del mundo,

Uníos"

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1023 veces.



José Martínez


Visite el perfil de José Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: