Revolución y crimen

Insistiremos como ayer, que los casos límite contradictorios de la forma ser y noser, primitivas límbica paradójicas védicas upanishads sánscritas, causas condicionales trascendentales revolucionarias impactantes einsteinianas, en los conceptos primitivos de los presocráticos socráticos postsocráticos, pues la historia es madre de la verdad profunda cortazariana, depósito de las acciones teleológicas finalistas, émula del tiempo espacial relativista einsteiniano, testimonio edípico borgesiano pretérito, aviso y ejemplo edípico borgesiano presente, advertencia edípica borgesiana porvenir, amontonamiento vocífero antiborgesiano, amplia ampliativa idea cervantina, aquí en Venezuela, chamba senil, chamba juvenil, chamba infantil, en análisis transaccional padre, adulto niño, a propósito de la chamba infantil, en este aspecto los chinos son abanderados, su desarrollo tecnológico, está dado por las cándidas manitas pequinesas. Chamba senil, chamba juvenil, chamba infantil, permite la prolongación de la poesía, en que el presente cervantino quijotesco está en la juventud, en tanto que el porvenir, en los niños, y en los adultos la ciencia y la sabiduría, como dice la Santa Biblia. De modo que, la jornada de la chamba infantil, ha de venir pronto en las Plazas Bolívares de Venezuela, es muy probable que un chamito con su tetero en mano, estaría metiendo la otra a un sistema electrónico en que sólo llega la inocente manito infantil.

Revolución y crimen, vale decir, crimen y castigo, miseria y ventura, casos límite contradictorios, personajes navegadores psíquicos, lloriqueo ánima adentro y lloriqueo ánima afuera, yo ladrón y yo no ladrón, asesino yo y yo no asesino, criminal tú y no criminal tú, revolucionario yo y no revolucionario yo, bicho yo y no bicho yo, algo así como predostoievskiano dostoievskiano postdostoievskiano, tal presocrático socrático postsocrático, contenidos que contiene el continente ser y no ser, ser y tener, psiquis y no psiquis, ser más y tener más, todos con tercio incluso aristotélico profundo, ver Aporrea Desbloqueada Informativa ADIiana Independiente, en que este cura raro ignaro quiasmo asno se ha escrito, en que preséntanse amasijo batiburrillo revoltijo espiritual y real, en que sucédense crímenes perdones atentados impunidades robos sustracciones acusaciones defensas diálogos monólogos mieles vinagres moscas águilas luz obscuridad socialismo capitalismo representativo participativo falso verdadero petróleo gas oro plata activos pasivos diplomacia dictadura chantaje liberación sabotaje beneficios bloqueo desbloque composición descomposición destrucción construcción ser noser, guerra psíquica paz psíquica guerra real paz real, eterna noria notoria, movimiento real de la historia espiralina sinusoidal, y volvemos a los casos límite contradictorios crimen y castigo, revolución y crimen, contenidos de guerra y paz, contenidos del continente de continentes, ser y noser, a lo Héctor Lavoe, el cantante de los cantantes, asina como seguimos y paramos, a lo Wilfrido Vargas, El Hombre Divertido, que superó la perra negra psíquica winstonchurchilliana, que no pudo superar mi querida Ermila Zenobia, optando entre, lo hermoso y lo horrible, el suicidio sepulcral flamígero, envuelta en llamas, pasó por mi frontera muerta mente dormida, entre vigilia y soñolencia, fuego estomacal y fuego ideal, realismo ingenuo y realismo mágico, realismo borroso quijotesco cervantino, en continente literario védico upanishad sánscrita, ser y noser, modernidad ilustrada originaria, eterna noria notoria, como el cuento de nunca acabar, del Gallo Pelón. "Quieres que te eche el cuento del gallo pelón", decía Rosa María. Sí, decíamos eufóricos nosotros, que nos imaginábamos el viejo gallo pataruco piroco del patio del rancho de la vieja Rosa María, que dormía en el techo del excusao de joyo. Ella, no es que sí. "Que si, quieres que te eche el cuento,…", con que, aquella vieja cariñosa, nos divertía por las tardes infinitas solariegas de la calle Alegría de San Carlos en la década del los cincuentas, sin TV y sin Redes Sociales y con Radio San Carlos, hasta las 10:00 PM, y con el periódico Ultimas Noticias, que asina era como existía la ligera inocencia ánima nuestra.

Revolución y crimen, crimen y castigo, eterna noria notoria, movimiento real de la historia espiralina sinusoidal, y volvemos a los casos límite contradictorio, lloriqueo ánima adentro y lloriqueo ánima afuera, la historia es madre de la verdad profunda cortazariana, depósito de las acciones teleológicas finalistas, émula del tiempo espacial relativista einsteiniano, amontonamiento vocífero antiborgesiano, amplia ampliativa idea cervantina. A Noruega voy, decía en el patio de bolas de Juan Graterol, Hermes Escalona, apoderado de las bolas rojas de los Rojos de Cincinnati de Manuel Cuatro Lata Comunista, a dar el boche clavao para matar a los armados copeyanos, en que el Cocuy de Penca 56º es el báquico Dionisio, ante la ausente cervisia gélida Mendoza, de la guerra económica promovida por el hijo de Eugenio, la pacta con Hausmann en EEUU, que los lechuguinos petimetres de Guidó, le robaron la parada, y son los que están en la jugada, robando las finanzas del pueblo venezolano junto con el Imperio criminal yanqui go home de Donald Trampa Trump. Lechuguinos y petimetres, a los que Ramos Allud, ayer despreció, y hoy cayó, de tanto nadar, en las orillas miserables nalgas guaidoianas autonombrado, que ofrecióle un puñito de centavitos, que no cinco de la canción de Oswaldo, y que a lo mejor esos churupitos, cogieron pa’que su cuñao Eladio, porque siempre lo mienta y lo lleva en la cabeza. Coño, me perdí, con digresión y sin digresión, que trasciendo al patio de bolas de vikingos auténticos llaneros de Juancho Graterol, y con el juego de la candelita, por alla fumea por la capitalina vikinga Oslo ocioso guarimbeo de Juancho Guidó, diametralmente opuesto al dueño del patio de bola de Las Tejitas de San Carlos, del boche clavao de Hermes Escalona, en la pata del mingo, tercio incluso aristotélico, matando en el mache, y tendiendo bien lejos al carajo la verde bola del Ruso rubicundo moribundo gobernador de Cojedes, quedando tendido con la cuenta, a las cinco en punto de la tarde de San Anastasio, en que Hermes Escalona trasciende con las bolas rojas no del mingo, tercio incluso aristotélico, sino a casa de Minga su mujer, entre Pinto y Valdemoro, cantando rancheras con el Cocuy de Penca 56º entre cejas y cejas.

Si revolución y crimen, crimen y castigo, son eternas norias notorias y movimiento real de la historia espiralina sinusoidal, si volvemos a los casos límite contradictorio, lloriqueo ánima adentro y lloriqueo ánima afuera, entonces se dicho que la historia es madre de la verdad profunda cortazariana, que la historia es depósito de las acciones teleológicas finalistas, émula del tiempo espacial relativista einsteiniano, que la historia es amontonamiento vocífero antiborgesiano, amplia ampliativa idea cervantina. Ergo vergo sea dicho que bolas rojas y bolas verdes, son como tal revolución y crimen, ergo vergo sea dicho que Jorge y Héctor, con las bolas rojas en el Patioe’bolas Olav Oslo Haakon, del hotel Erico de Pomerania, primo de Erika, no de gratisñan la sopa y aquavit 45º, equivalente al Cocuy de Penca 56º, ergo vergo sea dicho que con Jorge, hase de dar el boche clavao trascendental, que el mingo es tercio incluso aristotélico, a las verdes que te quiero verdes tendidas obscenas perfumadas pacorrabannes nalgas pelá de Juancho Guidó, quedando tendido, y matando, Jorge, el mache noruego criminal rápido, en nombre de los vikingos del patio de Bolas de Juancho Graterol de San Carlos, que con tal boche clavao trascendental, se ha de reanudar la salud del pueblo venezolano pacífico participativo movilizado en post de las elecciones parlamentarias, que de la declaración de Pomerania del día de San Anastasio, a las cinco de la tarde, ergo vergo sea dicho que fue definitivo el astazo, de San Anastasio, revolucionario bolivariano chavista de los muchachos calvones, que no cagones ni güevones, española real académica, a las tendenciosas perfumadas nalgas guaidanas pacorrabanas, en pantalla gigante, modo de cine, Iguana TV.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 633 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a279103.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO