Disputa y dicputa

Como hemos venido expresando desde ayer, los casos límite contradictorios tiene su raíz en Buda, Heráclito, los presocráticos, abanderados de lo cosmogónico, lo hoceno, en que el pregón de aquellos, de la alta especulación filosófica, era la naturaleza, el cosmos, lo cosmogónico, el universo, el mundo. En el decir de Buda: "Vivimos en un mundo plagado de contradicciones borrosas". En tanto que lo dicho por Heráclito: "Vivimos en un universo plagado de sucesiones simultáneas contradictorias borrosas". Con Heráclito, el famoso quiasmático metafórico dialéctico efesoiano: "El río no es dos veces el mismo y es el mismo las dos veces." Con Sócrates, se encamina lo antropocéntrico, y hoy lo nuevo, lo antropoceno, la nueva época temporal, llevado, lo antropoceno, por la actividad del hombre que ha alterado radicalmente la faz, la fauna, la flora, el suelo, el fontanero, el fuego, el cielo, la atmósfera de la Tierra. Lo antropoceno, que ha trastrocado el Ordenamiento Jurídico Mundial, a saber, Constituciones, Códigos Civiles, Leyes Agrícolas y Ambientales, en tanto en cuanto al término sustentable, en que aparecen los casos límite contradictorios, lo evidente y lo dudoso de Códigos Civiles, lo sustentable y lo no sustentable de las Constituciones, Leyes Agrícolas y Ambientales. Con lo antropoceno aparecen los aspectos límbico antagónicos, el imperativo hipotético y el imperativo categórico, aparecen los casos límite contradictorios, el Derecho Usual Ordinario y el Derecho Inusual Extraordinario, surgen de la penumbra borrosa whitmaniana, iguales elementos contrarios, palabras pareadas paradójicas, pareadas pirámides paradójicas kelsenianas. Con lo antropoceno aparecen los ignotos casos límite contradictorios, lo consciente y lo inconsciente, del torbellino de ideas, dinámica de grupos villaverdeianas, devenidas de la tormenta de ideas democritoianas presocráticas con que Sócrates, hace su agosto, de las ideas y el vacío, de los átomos y el vacío, en que, gracias a Dios, entre los casos limite contradictorios está la solución y los mejores resultados óptimos inmejorables, la optimalidad ortogonal pitagórica presocrática, la difuminación continua espectral postsocrática, tal exceso y defecto, entre éstos, el tercio incluso aristotélico profundo, el imperativo contradictorio borroso profundo, entre el imperativo hipotético y el imperativo categórico. Con lo antropoceno aparece el tercio incluso aristotélico profundo, de los ignotos casos límite contradictorios, exceso y defecto, surge del desastre de Las Torres Gemelas Neoyorquinas, el 11/09/2001, a las cinco en punto de la tarde, de la imprecación criminal mafiosa georgebushiana: "O estás conmigo o estás con mi enemigo", el día de la Virgen de La Coromoto Venezolana, en que sustitúyese la exclusiva disyuntiva (o) por la inclusiva conjuntiva (y), asina, amigo y enemigo, aspectos límbico anfibológicos, de equilibrio dinámico dialéctico diplomático dialógico pacífico democristiano chavista participativo protagónico democritoiano, fuego de ideas y tempestad de átomos, en vez de los excluyentes aristotélicos georgebushianos antichavistas, amigo o enemigo. Entre los casos limite contradictorios está la solución y los mejores resultados óptimos inmejorables, la optimalidad ortogonal pitagórica, que el constituyente ha de estudiar y que pudiera incorporar en los nuevos ordenamientos forenses, producto de lo antropoceno de la nueva época temporal, como la retroactividad y la prodiactividad en el bolsillo de todos los venezolanos y las venezolanas.

Con Sócrates, se encamina lo antropocéntrico. Se ha de hacer notar que Sócrates es el abanderado del pregón de la alta especulación filosófica antropocénica, de los casos límite contradictorios, lo cosmogónico y lo antropocéntrico, de la dialógica dialéctica de la reducción al absurdum, de lo contrarrecíproco entre los aspectos límbicos anfibológicos, el teorema directo y el teorema indirecto, de la solidaria mayéutica verdad profunda dialógica (1/2), entre, el interior impulso instintivo infernal irresistible y la admirable serenidad espiritual, el golpe feroz cesarvallejoiano, interés instantáneo inspirativo impulsivo irresistible bolivariano, punto crucial decisivo, entre los datos límbico dialécticos, monroeismo y bolivarianismo, lo verdadero y lo falso, la verdad y la mentira, el error y el éxito, la evidencia y la duda, entre la guerra y la paz, entre disputa y dicputa, y entre estos aspectos contradictorios antagónicos, la solidaria puta verdad profunda, tal la verdad profunda cortazariana, la verdad andarina golondrina ramossucreiana, como la belleza de la golondrina y lo horrible del suicidio, en una idea metódica socrática mayéutica.

Entre disputa y dicputa, entre la guerra y la paz, aspectos contradictorios antagónicos, se llega finalmente a la solidaria puta verdad profunda (1/2), tal la verdad profunda cortazariana, la verdad andarina golondrina ramossucreiana, entre la belleza de la golondrina y lo horrible del suicidio en una idea metódica socrática mayéutica, ahí está la solidaria puta verdad profunda. Entre disputa y dicputa, EEUU y China, Donald Trump y Xi Jinping, Donald Trump y Nicolás Maduro, Agar y Sara, Ismael e Isaac, Israel y Palestina, Google y Huawei, 5G y 4G, y entre, el punto G erógeno (1/2), en la penumbra whitmaniana sombría: "El sexo todo lo contiene: Cuerpos, almas,/ Significaciones, pruebas, purezas, delicadezas, resultados y anunciaciones,/ Cantos, órdenes, salud, soberbia, el misterio de la maternidad, la leche seminal,/Todas las esperanzas, favores, dones, todas las pasiones, amores, delicias de la tierra,/Todos los gobiernos, jueces, dioses, jefes de la tierra,/ A todos los contiene el sexo, como partes suyas y justificaciones suyas." El sexo es continente que contiene los contenidos, 5G y 4G, y entre, el punto G erógeno (1/2), el sexo es continente que contiene los contenidos, disputa y dicputa, y entre, la solidaria puta verdad profunda (1/2).

Entre disputa y dicputa, entre la guerra y la paz, aspectos contradictorios antagónicos, la solidaria puta verdad profunda (1/2), tal la verdad profunda cortazariana, la verdad andarina golondrina ramossucreiana, entre la belleza de la golondrina y lo horrible del suicidio en una idea metódica socrática mayéutica, ahí está la solidaria puta verdad profunda. Google y Huawei, 5G y 4G, y entre, el punto G erógeno (1/2), en la penumbra whitmaniana sombría. Los negocios son la guerra, llevados por la competencia, por los cambios de nuevas leyes comerciales, los bloqueos comerciales, los cercos comerciales, la guerra comercial, económica, financiera, monetaria, arancelaria, divisas, petrolera, gasífera, eléctrica, hídrica, comunicacional. Terrorismo, atentados, envenenamientos, magnicidios, inoculación viral, falsos positivos, fake new, paramilitarismo, ayuda humanitaria criminal, golpes. Y ahora la guerra agresiva CLAPífera, que pretende entablar el criminal imperio go home de Donald Trump contra la musa mesa misa masiva mamaria alimentaria de los venezolanos y las venezolanas, que el pueblo bolivariano chavista sabrá sortear en lucha sostenida aguerrida batalladora en la solidaria puta verdad profunda (1/2) de los casos límite contradictorios, disputa y dicputa, en trascenderá la dicputa paz dialógica.

Entre disputa y dicputa, entre la guerra y la paz, aspectos contradictorios antagónicos, la solidaria puta verdad profunda (1/2), tal la verdad profunda cortazariana, la verdad andarina golondrina ramossucreiana, entre la belleza de la golondrina y lo horrible del suicidio en una idea metódica socrática mayéutica, ahí está la solidaria puta verdad profunda, el punto G erógeno (1/2) de una mujer me espera, entre Donald Trump y Xi Jinping, EEUU y China, y entre, la penumbra whitmaniana sombría. Los negocios son la guerra, en los que están la China de Xi Jinping y los EEUU de Donald Trump, negocios decadentes y negocios florecientes, y entre, la solidaria puta verdad profunda. Qué culpa tiene la benemérita estaca gomera, si el sapo, brinca y se ensarta. Qué culpa tiene todos los pueblos del mundo, en todas estas disputas, si siempre van a quedar ensartados, escoñetados y jodíos, y a buen seguro, que en el Siglo XXI, de cojones y de cucharones, de venezolanos y venezolanas, escucharáse en todo el universo terráqueo, el gemido mortífero del imperio criminal yanqui go home.

Si entre disputa y dicputa, entre la guerra y la paz, aspectos contradictorios antagónicos, está la solidaria puta verdad profunda (1/2), tal la verdad profunda cortazariana, la verdad andarina golondrina ramossucreiana, entre la belleza de la golondrina y lo horrible del suicidio en una idea metódica socrática mayéutica, entonces sea dicho que ahí está la solidaria puta verdad profunda, entre la China de Xi Jinping y los EEUU de Donald Trump, ergo vergo sea dicho que culpa tiene Venezuela, si los EEUU de Donald Trump salta a la torera la talanquera y se ensarta, por el rempujón de la China de Xi Jinping, milenaria épica negociadora sunztzuiana de enrutada seda pequinesa, ergo vergo sea dicho que hoy es ventaja Huawei 5G campeona y desventaja Google 4G perdedora, la perdida que de perdida se pierde, que se pierda. Ergo vergo sea dicho, que Venezuela trascienda desde la solidaria puta verdad profunda, entre la disputa y la dicputa, hacia LA PAZ, eterna noria notoria del movimiento real espiralino de la historia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 415 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a279014.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO