Análisis descarnado de las presidenciales 2006

Con los números que tengo a la mano, cuando son la media noche del 3D, el 75% del total de los votos escrutados, muestra suficientemente representativa para hacer cualquier tipo de balance, podemos concluir que se ganó pero no podemos hablar de victoria sobretodo, este análisis, que no es complaciente y está ubicado en la óptica de la izquierda revolucionaria.

Si vemos la votación de Chávez, por un lado la votación de la, por el otro, y las comparamos con la del referéndum (15 Agosto 2004), hace dos años y cuatro meses, las votaciones son idénticas, en otras palabras las dos fuerzas quedaron en un punto muerto, se volvió a sacar la misma votación porcentualmente.

Los revolucionarios (Los que con Chávez o sin Chávez somos socialistas y revolucionarios), fácticamente hablando no tenemos mucho que celebrar por el contrario existen muchas cosas que nos deben preocupar, como esta:

1) En importancia no se avanzó ni un voto más, desde el 15-A, lo que implica que esa mayoría absoluta de Gobernaciones, Alcaldías, Juntas Parroquiales y la totalidad de la Asamblea Nacional, no aportó ni un voto, realistamente hablando, al Comandante; esa votación es del Comandante solito.

2) De nada sirvió tantos metros cúbicos de cemento y hierros en rieles de ferrocarril porque se obtuvo la misma votación del 15-A, cuando no existían, por lo tanto el asunto no es cuantitativo sino cualitativo, de calidad, de la calidad de gobierno revolucionario que tenemos, de la calidad de revolucionarios que tenemos, de la calidad de partido de la revolución que tenemos.

3) La derecha se consolidó como proyecto político de masas (40%, es casi la mitad); y lo mas tristes para los revolucionarios es que esa derecha si es radical y ultrosa, es neoliberal y pro-yanqui; mientras que en el lado de acá tenemos a un proyecto ambiguo y centrista que a excepción de los discursos encendidos del Comandante es una real “Centro-Derecha”.

4) Indiscutiblemente que nos toca revisarnos, pero sin hipocresías y complacencias por temor a perder dadivas (Migajas), en el mejor de los casos, que es lo que el “Chavismo” nos ha dado a los revolucionarios; y esa revisión para que sea sincera, proporcional y objetiva debe concluir que nos toca depurarnos (O separarnos definitivamente del Chavismo) de elementos infiltrados de la vieja partidocracia que tienen puestos de mando claves en el “proceso”, de una tendencia militarista de derecha que manda y de morirse Chávez hoy, seria su sustituto (por eso pedimos larga vida a Chávez) y del Chavismo Light conformado por la vieja izquierda reformista venezolana que hoy goza de mucha felicidad.

5) La depuración debe comenzar por el aparato político del proceso, la idea del partido único seria una buena oportunidad pero chocando y desplazando a los coleados, infiltrados y Light de no hacerse así seria una reedición de V Republica; y por el aparato del estado combatiendo la burocracia y la corrupción.

6) Pero la burocracia y corrupción no son entes etéreos sino que tienen nombre y apellidos, nombre de mujer y de hombre y que deberían ser echados a patadas del aparato estatal, los unos y los otros, deberían estar presos. Burocracia son la mayoría de empleados públicos que vienen de la IV Republica que atienden mal al publico y no cumplen eficientemente con su trabajo, impidiendo con esta conducta indolente y negligente que le llegue ciertos logros de la revolución al pueblo mas pobre y oprimido, para quien las cosas no han cambiado mucho a excepción de una ilusión de esperanza.

7) La corrupción se combate, en lo inmediato con represión, de no meter corruptos presos a borbotones, porque los hay en igual proporción, la lucha contra la corrupción es un mero discurso; pero a la corrupción no se combates con esta Fiscalia que tenemos, promotora de la impunidad, con este poder judicial complaciente con el delincuente rico y con esta policía cuya reforma dirigida por el flamante Ministro del Interior va a conllevar a una negociación con la vieja policía matona y corrupta del puntofijismo y tendremos mas de lo mismo. La corrupción se combate con una fiscalia inquisitiva y con voluntad de perseguir y castigar corruptos (Y no de perdonarlos) con un poder judicial mas pendiente de poner a buen resguardo tras las rejas a los delincuentes ricos y políticos influyentes que defalcan el tesoro publico y no venderles sentencias absolutorias y con una policía especializada en los delitos anticorrupción y de cuello blanco.

El Comandante debería liderizar este proceso de revisión-depuración pero como la vida me ha enseñado que las únicas soluciones valederas y de fondo son las colectivas, a la par de pedir que el Comandante dirija este proceso, en los términos aquí planteados, pido también a las buenas voluntades del país concientes y preocupadas por la conformación de una vanguardia revolucionaria que le de un golpe de timón a este proceso y lo ponga a girar hacia la izquierda como el caballo blanco de bolívar en el escudo patrio porque de seguir por el camino que vamos (A pesar del gane electoral que yo también celebro), las derechas, la de afuera que conforma un 40% y la de adentro, que ahora pasa a ser la mas peligrosa, nos tragaran y entonces de nada sirvieron 27-F, 4-F, 13-A, etc., ni lo mucho que se ha hecho por derrotar al Imperialismo en nuestra Patria, con tan poquitos avances serios que hemos logrado.

franciscosierracorrales@yahoo.com.ar



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3895 veces.



Francisco Sierra Corrales


Visite el perfil de Francisco Sierra Corrales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: