Los pensamientos de nuestro Libertador Simón Bolívar (XLVII)

Continuemos enumerando los pensamientos de este gran venezolano, Simón Bolívar el Libertador, ahora con aquellos que comienzan con la letra S.

S.

“Si es virtud la indulgencia, lo es, ciertamente, cuando es ejercida por un particular, pero no por un Gobierno”

“Si hay una violencia justa, es aquella que se emplea en hacer a los hombres buenos; y, por consiguiente felices; y no hay libertad legítima sino cuando ésta se dirige a honrar a la humanidad y perfeccionarle su suerte”

“Si la historia graba bien la grandeza de los hechos humanos, no dirá muchas bellezas que excedan a ésta”

“Si la lisonja es un veneno mortal para las almas bajas, los elogios debidos al mérito alimentan las almas sublimes”

“Si la naturaleza se opone a nuestros designios, lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca”

“Si la patria necesita de un soldado, siempre me tendrá pronto para defender su causa”

“Si mi muerte contribuye para que cesen los partidos y se consolide la unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro”

“Si mis servicios tienen algún valor a los ojos del pueblo que el Congreso representa, me atreveré, por ellos, que uno de los primeros pasos del Gobierno peruano sea el reconocimiento de la nueva república del Alto Perú”

“Si no hay un respeto sagrado por la patria, por las leyes y por las autoridades, la sociedad es una confusión, un abismo; es un conflicto singular de hombre a hombre, y de cuerpo a cuerpo”

“Si quieres elevarte a la categoría de hombre digno, procura ser, además de honrado y virtuoso, humilde y respetuoso”

“Si un gobierno descendiera a contentar la ambición y la avaricia humana, pensad que no existirían pueblos que obedeciesen. Es menester sacrificar en obsequio del orden y del vigor de nuestra administración, las pretensiones interesadas”

“Si un hombre fuese necesario para sostener el Estado, este Estado no deberá subsistir, y al fin no existiría”

“Si yo os amase más que a Bolivia, os aconsejaría alejaros de los crueles suplicios a que condena el ejercicio del poder supremo; más no. Bolivia es para vos, como para mi, nuestra hija predilecta: Junín y Ayacucho la engendraron: los libertadores deben mantenerla a costa de sus sacrificios”

“Si yo fuese envidioso, apenas podría merecer el nombre de hombre”

“Si yo me he excedido en mis atribuciones, es mía la culpa; pero yo consagro gustoso hasta mi inocencia a la salvación de la patria. Este sacrificio me faltaba, y yo me glorio de no haberlo ahorrado”

“Siempre el ladrón tiene miedo de la Justicia”

“Siempre las almas generosas se interesan en la suerte de un pueblo que se esmera por recobrar los derechos con que el Creador y la naturaleza lo han dotado; y es necesario estar bien fascinado por el error y por las pasiones para no abrigar esta noble sensación”

“Siempre los tiranos se han ligado y los libres jamás. ¡Desgraciada condición humana!”

“Siempre se debe creer lo contrario de lo que diga el enemigo”

“Siempre verás al ignorante y necio darse humos de talentoso y vivo”


Esta nota ha sido leída aproximadamente 300 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a276993.htmlCd0NV CAC = Y co = US