La gran inversión de Guaidó

1.- Cuando vimos a Juan Guaidó luego de autoproclamarse Presidente de la República no pudimos imaginar su increíble reconocimiento por parte del Gobierno Norteamericano, como Presidente Provisional de Venezuela, en una clara y absolutamente ilegal actitud ante el derecho internacional y haciendo uso de la autorización tácita o real otorgada por el autoproclamado se ha prácticamente adueñado de todos los activos financieros y fijos de PDVESA en Estados Unidos, actos que serían responsabilidad penal del Sr- Guaidó por supuesto otorgamiento de derechos a una nación extranjera en ejercicio de una presidencia usurpada y el Gobierno de USA aprovechando la ocasión ha presionado a otros países para que comentan igual acto de piratería económico-financiero, en perjuicio de la economía y soberanía de Venezuela

Nunca pensamos que en su pretensión propresidencial de Venezuela llegaría al colmo de considerar que sus acciones provocaran las esperables reacciones civiles, conducentes a caos popular y que tales hechos terminaran con grandes daños materiales y además tuvo la cachaza de considerar que, las pérdidas de vidas que sus acciones violentas pudieran causar, no sería solo victimas y muertos por la violencia desatada sino que, debíamos considerar como él, que era una simple inversión política en vidas en busca de la Presidencia de la República por la vía violenta y no la que está en la Constitución y que legitima la ascensión al Poder Ejecutivo del país, que son simplemente unas elecciones libres, universales y secretas, como se han venido realizando durante 20 años para diferentes cuerpos de elección popular, sin que hasta el presente, se hayan objetado con base al procedimiento electoral venezolano ni UNA sola mesa de las al rededor de 70.000 mesas escrutadas en las 25 elecciones realizadas.

2.- El descomunal sabotaje contra el sistema eléctrico nacional efectuado a partir del día jueves 7 ppdo., según se desprende de las declaraciones de voceros de la Oposición y del propio Juan Guaidó autoproclamado en una plaza pública como Presidente Encargado, fue una acción de presión que ejercía y aumentaría, para que "se vaya Maduro" y hasta llegó a propagarse la conseja, de que el corte de energía seguiría hasta que Maduro se fuera. La rapidísima reacción de las autoridades Norteamericanas en sólo minutos, con Mike Pompeo a la cabeza, ante el acto de Blackout producido, dejan clara evidencia de que estaban en conocimiento de que tal ataque a profundidad ocurriría, lo que nos obliga a pensar que ellos con sus especializados grupos de hackers, utilizando equipos de altísima tecnología que, según parece sólo posee el Gobierno de EEUU, lo habían programado en connivencia con el Autoproclamado, según informaciones detalladas de la redes sociales, a escasos minutos de iniciado el corte de energía, cuando todavía era imposible conocer la magnitud del daño causado, se permitían anunciar que causaría la caída del Presidente, según se expresa en este twett escogido entre varios: "los venezolanos sin comida, sin medicinas , sin energía eléctrica y pronto sin Maduro", permitiendo vislumbrar que le sería imposible retener el poder por el caos generalizado que, tan descomunal ataque produciría en el pueblo y en la Fuerza Armada Nacional.

3.- Como parece que para el Sr. Guaidó todo lo que signifique destrucción que pueda utilizarse como arma política debe ser usado, se tiró a fondo como dirían los taurinos: a matar, con el mayor sabotaje eléctrico de que se tenga memoria, afectando profundamente, desde las vidas de venezolanos, que perecieron por falta de asistencia médica que requería de energía, como respiradores cuya carencia causa una muerte horrible por asfixia o procesos de diálisis, las incubadoras de los retenes infantiles sin su temperatura requerida hasta que se conectara un planta de emergencia, ni hablar de la desaparición de la energía en los quirófanos; decesos que no importan porque forman parte según el autoproclamado de inversión a su futuro, los daños a la salud, educación, los bienes materiales, los negocios, las actividades cotidianas como trabajador independiente que utiliza energía, la desaparición del servicio bancario con todas sus consecuencias o como comerciante al menor en comercio callejero que no puede adquirir su mercancía, que le sirven para ganar el sustento de su familia, y que si no trabaja vendiendo sus mercaderías secas, quizá chucherías, o cualquier otra cosa, no come, Como ejemplo de daño causado podemos citar que muchos negocios de mercancía perecedera requieren de refrigeración, para subsistir; pásese Sr. Guaidó, por un deposito de helados de heladerías modestas, que existen en todo el país y verán como corre por el piso lo que se conoce como la "mezcla" base del helado ahora derretido, de hecho no recuperable. Puede pensar también en las carnicerías y pescaderías que tuvieron que botar sus existencias, una parte por dañada y regalar otra porque aunque la vendieran barata, con la poca disponibilidad de efectivo y sin energía para alimentar los puntos de venta no podían efectuar transacciones bancarias. Las pérdidas Sr. Guaidó son milmillonarias sólo que distribuidas ente muchos no se ven tan abrumadoras, pero de todas formas ocurrieron, causando a la nación como un todo, perdidas que llevarán mucho tiempo en recuperarse y ese daño lo causó Ud., por su demencial ambición fuera de toda lógica y con absoluto desprecio por la Constitución para lo cual se hizo a su medida ese adefesio que llamó Estatuto de Transición.

Pudiera seguir mencionando afectados por docenas y estoy seguro de que el Sr, Guaidó, padre del desaguisado se frotaba las manos a medida que aumentaba la cantidad en vidas afectads y destrozos que a su retorcido juicio, otorgaba mayor posibilidad al estallido social que amenazara gravemente la estabilidad del Gobierno de Maduro y mientras más grande el daño y quizá el mayor número de muertos, aumentaban las posibilidades de violencia callejera con las víctimas mortales, conocidas por los criminales de la política internacional como "daños colaterales" para Ud., sólo justificada inversión, dando mayor efecto explosivo hacia el caos, que, como dije consideraría Guaidó como una mega inversión para el derrocamiento de Maduro en su beneficio y por supuesto el del Imperio.

En conocimiento de la magnitud del ataque y que el ramalazo podía alcanzarlo también a él, avisó a su familia, seguramente se proveyó de una buena planta para tener hielo que campanear en su escogido Wiskey 18 años, mientras preparaban una suculenta parrilla para sus allegados, entretanto esperaba el resultado de su criminal inversión, el estallido y los saqueos, como quien espera el resultado de una elección rutinaria, en cambio que, el bravo pueblo no podía en su fin de semana de descanso, disfrutar de una cerveza fría por el estropicio causado nada más ni menos que a 30.000.000 de venezolanos de entre los cuales algunos, no muchos seguidores del autoproclamado que, ahora pensarán si siguen apoyando a tan perverso personaje, por no medir el alcance de sus acciones al despreciar el dolor y las carencias ajenas, y dejarse embaucar por sus promotores estadounidenses, que lo convencieron de que sería Presidente de Venezuela.

4.- Juan, el autoproclamado parece no haber comprendido que, él es una minúscula pieza en el juego monumental del petróleo a nivel mundial; que a Estados Unidos lo único que lo mueve sobre Venezuela es la apetencia de nuestras reservas petroleras y que el cuento de la dictadura en Venezuela no es más que una excusa para continuar atacándonos más a fondo con la guerra económica principal causante de nuestros problemas, ahora profundizada por acciones más directas como el intento fallido del 23 de febrero y el reciente sabotaje eléctrico, contando con el desechable, que de no continuar siendo útil a los intereses del imperio, puede ser eliminado en cualquier momento y substituido por alguien más conveniente, porque está preavisado con el regaño que le espetó el Vicepresidente Pence, ( if you can´t run your worck you must be replaced) "si no puedes ejecutar la tarea deberás ser reemplazado", por el fallido desastre del ingreso de la "ayuda humanitaria" como la punta de lanza para la "bandera falsa", el casus belli como excusa desencadenante de acción militar desde Colombia, en el puente internacional Simón Bolívar de San Antonio.

Su postura prepotente y su discurso altisonantemente ofensivo, con características de reto, conjuntamente con su tácito reconocimiento que hacen ineludible su responsabilidad probablemente directa como beneficiario principal, pero ineludiblemente indirecta en el inmenso sabotaje a la producción y distribución de energía eléctrica en el País, pudiera estar llenando el vaso de la paciencia de la Fiscalía General de la República y que por sus distintos actos asimilables a delitos punibles: como usurpación de cargo, violación de la constitución, presunta disposición de bienes nacionales y algunos otros pecadillos en el ejercicio de una supuesta Presidencia de Venezuela sin ningún basamento constitucional, a pesar de las amenazas constantes de "rápida intervención" de los más altos personeros del Gobierno Estadounidense, tratando de blindarle para evitar una acción judicial, pudiera no dar resultados por la avasallante realidad de los hechos, y que tal proceder por parte de la Fiscalía, no sería sino un acto de nuestra soberanía de acción en lo jurídico.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1057 veces.



Edgar Valero Díaz

Ingeniero Agrónomo.

 edgarvalerodiaz@gmail.com

Visite el perfil de Edgar Valero Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a276951.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO