Señor Mario Moronta: usted miente, irrespeta y delinque

"Con mi respetuoso saludo".

Así arranca usted, señor (Sr.) Mario Moronta, una supuesta carta pública y abierta, dirigida, supuestamente, al Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros y a la Fuerza Armada Nacional "Bolivariana" (FANB), dicho sea de paso, en un escrito cargado de mentiras, odio, desdén y desprecio por el otro, irrespeto, haciendo apología del delito y contribuyendo a la violencia y muerte, de manera irresponsable y artera.

La misma "misiva" que en sus términos usted llama así, aunque es evidente que es otro el documento y otra la intención suya, de no ser por el daño que usted está causando al Pueblo venezolano, a los más humildes y a los creyentes en la religión católica, no valdría la pena gastar media línea para darle respuesta o que usted crea que ha adquirido cierto protagonismo, porque con ese escrito usted no le hace ningún daño a nuestro Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros, ni a la honrosa FANB, le recuerdo, "Bolivariana", aunque la línea política del golpismo al servicio de la burguesía aliada imperial es desaparecer todo vestigio de Simón Bolívar, a quien, hipócritamente y entre torpezas lingüístico-mentales, usted cita, paradójicamente, en "Mi delirio sobre el Chimborazo".

Yo a usted le escribo, no escondido, cual sabandija, en la cómoda posición de jerarquía católica como príncipe de la iglesia, es decir, valiéndome de la condición de obispo como patente de corso que usted utiliza para la impunidad, ni tomando el nombre de "dios" en vano, si es que creyese o existiese tal conseja. Yo le escribo, amparado en el estado social de derecho y de justicia que nos hemos dado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV: 1999), a la que usted debe subordinarse y punto. Lo contrario es delito, como los que usted está cometiendo, y, en las actuales circunstancias, un acto de traición a la Patria, con pose y palabras melifluas y engañosas, como las expresadas en su infeliz ¿misiva?, que yo denominaría panfleto político con intención de arrimar las brasas al golpe de Estado en progreso que ustedes están orquestando y de carambola, ganar méritos para un tentativo cardenalato.

Usted, señor Mario Moronta, creyendo que está pontificando expresa que "No es ningún secreto que hoy atravesamos la más grave crisis política, económica, social y moral que azota al país…", "Sé que le disgusta a Usted y a sus seguidores que se le hable de "crisis o emergencia humanitaria"".

Pues bien, señor Mario Moronta, en su moralina, intencionadamente, le da un pásalo a la historia contemporánea de Venezuela y olvida la peor crisis política, económica, social y moral, causada por los mismos que hoy la están causando, en donde la corrupción y la hambruna nos llevaron a la rebelión del Pueblo en los años ochenta del siglo XX, con asesinatos en masas y selectivos, de dirigentes políticos, campesinos, obreros y estudiantes, asesinados por los gobiernos adecos y copeyanos, con los que usted compartía el plato, en ampulosas comelonas, desde sus cómoda posición clerical, muy alejados del Pueblo y como siempre, cual putas o celestinas de la burguesía criolla a la que pretenden restaurar en el poder.

Ciertamente, señor Mario Moronta, hoy tenemos una crisis económica, que como elemento determinante de la macroestructura del Estado, interviene y determina al resto de la superestructura, es decir, a las instituciones, las normas y a la sociedad en pleno, lo que hace aflorar muchas miserias humanas, como la suya, por ejemplo.

Pero, cosa curiosa, usted, señor Mario Moronta, está muy ocupado en descalificar a nuestro Presidente Constitucional, Nicolás Maduro Moros, pero no menciona para nada a los causantes de la crisis económica que está agobiando al Pueblo trabajador, a la llamada clase media y a los obreros en general. Usted sabe muy bien, aunque se haga el pendejo, que los causantes de esta crisis son los dueños de comercios y servicios, ese sector privado del que usted recibe, no migajas, sino pingües regalos que le dan para vivir en opulencia disfrazada de pobreza pastoral que le permiten, por ejemplo, viajar por todo el mundo, visitar, comer, conocer, consumir y paremos de contar.

Usted señor Mario Moronta, sabe que hoy, en plena crisis económica, los ricos son híperpluscuammillonarios, es decir, mil millones de veces más ricos, a cuenta del: desabastecimiento programado como negocio económico y cálculo o arma política para derrocar a Nicolás Maduro, la especulación o usura diaria y el ataque a la moneda venezolana, coordinada desde la vecina Colombia y EEUU, con dinero lavado del narcotráfico y los negocios de esos señorones a los que usted bendice y da indulgencias. Pero, para usted eso no es corrupción. Usted sabe muy bien que ellos son los causantes de la actual crisis económica. La gran debilidad ha sido la tolerancia que ha tenido nuestro Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros, en aras de la paz y la vida.

Y a usted, señor Mario Moronta, le da la gana de llamar a eso "crisis o emergencia humanitaria", cuando sabe, como a usted le gusta que suceda, que se trata de una muy sucia y bastarda "guerra económica" contra el Pueblo, para derrocar a Nicolás Maduro y desaparecer de la faz de la tierra la revolución bolivariana, socialista y chavista. Claro, a esa cofradía de hipócritas con patente de corso y escudados en una sotana, como usted, les gusta la pobreza del pueblo trabajador, para darles limosna, montar y justificar el Estado burgués en donde la iglesia católica aburguesada enseña a los pendejos que los pobres forman parte del estado natural de las cosas y, así, ustedes y sus amos dueños del capital acumulado en riquezas súbitas, dan limosna y migajas, entre bombos y celebraciones, echando bendiciones a los poderosos que después de causar el hambre y miseria que usted alega, ahora pretenden dar limosnas. Ya el Pueblo aprendió a no recibir limosna, sino a tener lo que nos pertenece por derecho y que nos damos a nosotros mismos. Usted no sabe de eso, porque usted no sabe qué es trabajar, en toda su parasitaria vida de chuleo clerical.

Además, con mucha insistencia, señor Mario Moronta, usted apela en su ataque artero contra el Presidente Nicolás Maduro, que hay "guerra de la corrupción", pero, le reitero, usted no dice quiénes son los corruptos de ese sector privado que a cada instante están robando al Pueblo. Usted se centra en señalar al gobierno de corrupto, haciéndose el pendejo y en su moralina (muy propia en todo su discurso, hipócrita), olvida deliberadamente que antes del Arco Minero y el control del Estado, todo este recurso valioso mineral iba a manos privadas que se lo robaban, lo sacaban a Brasil, Aruba, Bonaire y Curazao. Olvida usted, señor Mario Moronta el desastre ecológico con los famosos "garimpeiros" y el daño profundo a la corteza terrestre, el daño ecológico con mercurio que ellos causaban, los focos de enfermedades, la prostitución y los cárteles de drogas y tráfico de minerales preciosos, que este gobierno revolucionario ha combatido con la eficiencia que no aparece en ningún medio. Usted, señor Mario Moronta no se ha acercado a ninguna mina de explotación de oro, diamante, ni de nada, para que salga a hablar paja, a decir tochadas como decimos en términos gochos nosotros los andinos.

Usted, señor Mario Moronta debe vivir en Narnia, para no ver que a pesar de esta guerra económica -que no solo molesta y perturba al Presidente Constitucional, Nicolás Maduro, sino a cada venezolano consciente- en la República Bolivariana de Venezuela, estamos avanzando en construir y dar viviendas dignas a las familias venezolanas, sobre todo, a los más pobres, con ese dinero se pagan todos los programas sociales, como Barrio Adentro, educación gratuita y de calidad en todos los niveles (como no sucede en los gobiernos del Cártel de Lima), incluso, directamente, ustedes, los jerarcas de la iglesia católica reciben ayuda y apoyo económico del gobierno revolucionario para supuestamente sus obras sociales, cuyos destinos sólo ustedes saben.

Otro de sus delitos, señor Mario Moronta, basado en sus mentiras perversas, están en los señalamientos contra el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), cuando los acusa de "andar persiguiendo a quienes piensan diferente al gobierno". Diga usted, si tiene hombría, si tiene las bolas bien puestas, si es tan cristiano y tan pastor como se autoproclama, los casos, con nombre y apellidos de los que usted es testigo o sabe que son perseguidos políticos. Si no lo hace, usted, señor Mario Moronta, no pasará de ser más que un vulgar mentiroso y un delincuente que debería ser procesado judicialmente, por difamación, injuria y perjurio. Pero, usted, señor Mario Moronta, sabe que eso no sucederá porque en este país, los obispos y ciertos sacerdotes gozan de total impunidad y por ello es que cometen tantos delitos impunemente.

Usted, señor Mario Moronta, en su escrito refleja lo que el psicoanálisis ha explicado ampliamente, como lo es la "proyección", cuando insiste tanto con aquello de que "Debo decirle la verdad", para dar cuenta de que usted miente con descaro y sin rubor alguno, tal y como se denota y se connota en su infeliz escrito en cuestión.

Una verdad a medias, una media verdad, siempre serán mentiras. Este es su caso, señor Mario Moronta. Cuando usted afirma que "la gente del pueblo está cansada, porque sigue siendo menospreciada", es una verdad a medias. Usted, señor Mario Moronta no ha visto esos mares de gente, de Pueblo, de pobres y humildes, de obreros, profesionales y de jóvenes, que todos los días salimos a manifestar nuestro apoyo a nuestro Presidente Constitucional Nicolás Maduro, a nuestra Soberanía Nacional, a nuestra CRBV. Todos los días, señor Mario Moronta, la mayoría nacional salimos a hacer largas colas para comprar comida al sector privado, en supermercados, farmacias, bodegas, a pagar servicios privados, expuestos a su especulación y usura. Acaso, ¿para usted y los de su clase, nosotros, los chavistas, como mayoría nacional, no somos gente, ni Pueblo? ¿Somos invisibles?, ¿Me va a decir que no lo ve, ni lo ha visto? ¿Cuántas veces en los últimos meses y años ha salido usted, señor Mario Moronta a hacer mercado? Nunca. Usted es un soberano hablador de paja, un irresponsable.

Es por ello que cuando usted critica el incesante llamado al "diálogo" por parte del Presidente Constitucional Nicolás Maduro, usted sentencia que ese llamado al diálogo significa "escuchar" (¿únicamente? Y ¿quién a quién?), mientras que a renglón seguido y en los párrafos siguientes, pide y ordena usted al Presidente Constitucional Nicolás Maduro que entregue el gobierno, que se aparte. ¡Usted sí es arrecho, señor Mario Moronta! Usted, de un plumazo desconoce que el diálogo es interacción social, decantamiento y llegar a acuerdos, sobre la base de la verdad. Le insisto, la verdad. Un diálogo nacional no es para ver cómo sale del gobierno el Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros. Eso a lo que usted apela se llama "capitulación" y "golpe de mano", es decir, golpe de Estado, por presión y arrinconamiento, cosa que no toleraremos esa parte del país, es decir, ese Pueblo o esa gente que usted desconoce.

Es tan artero en su mentira, señor Mario Moronta, que además señala que el Presidente Constitucional Nicolás Maduro ha acudido al Papa, supongo que se refiere a Francisco (si no se ha autoproclamado otro Papa), para que garantice el diálogo. Usted, señor Mario Moronta sabe que eso no es así. Usted, deliberadamente, distorsiona la verdad. Usted miente.

El Presidente Nicolás Maduro ha invitado a propiciar, participar y acompañar el Dialogo Nacional. Pero, nunca se ha pedido garantía a ningún tercero para un diálogo entre venezolanos. Eso es totalmente falso. Yo, particularmente, sé y me consta que el Papa Francisco está jugando a dos manos: por un lado envía emisarios para un supuesto diálogo, mientras que por el otro, le da luz verde a tipejos como usted, señor Mario Moronta o al Secretario del Estado del Vaticano y ex Nuncio en Venezuela, Pietro Parolín, para conspirar y ayudar a derrocar al Presidente Constitucional.

Le aseguro, señor Mario Moronta que esto también lo sabe nuestro Presidente Constitucional Nicolás Maduro. Aun así, pese a las miserias humanas que hay en la jerarquía eclesiástica católica, el Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros es un empedernido creyente del diálogo, así sea con el mismo Satán. Le aseguro, señor Mario Moronta que de esto el SEBIN, como es su trabajo, sabe más y tiene más pruebas de las que usted se pueda imaginar.

Usted, señor Mario Moronta, en medio de su pedantería, se arroga la vocería del Pueblo, ignorándonos a nosotros, ese Pueblo que estamos organizados en Comunas, colectivos, grupos de intereses diversos e instituciones que contempla la CRBV. Y en esa pedantería y prepotencia suya, señor Mario Moronta, resume todo a tres (3) peticiones: dos para justificar la intervención estadounidense y de sus lacayos colombianos, brasileños y arubeños, en contubernio con ustedes, los lacayos traidores a la Patria de nuestro suelo venezolano;; y, la tercera, para pedir y ordenar al Presidente Constitucional Nicolás Maduro que capitule y se entregue, con una amenaza velada, con aquel lenguaje sinuoso, amanerado y artero, en expresiones suyas, como "Arriésguese y la historia será mucho más benigna con Usted". Yo le pregunto, pedazo de pendejo, a usted: ¿Y si no lo hace, qué?

Usted, señor Mario Moronta, es o se hace el pendejo cuando sabe las razones de fondo del "éxodo" de nuestros hermanos, hijos y amigos. Usted sabe que la causa es el estrangulamiento económico del gobierno estadounidense y del terrorismo económico que todos los días nos aplican con los precios en Venezuela. ¿Por qué oculta esta verdad, señor Mario Moronta?, porque a usted no le importan un rábano los emigrados, sino utilizar este fenómeno como bandera política.

Igualmente, usted sabe, señor Mario Moronta, que en todo Estado, institución y gobierno en donde haya capital, éstos serán susceptibles de corrupción, por la tentación o afán de lucro individual. Y usted obvia todos los casos de corrupción que, tanto el Presidente Constitucional Nicolás Maduro, como el Fiscal General de la República (FGR), Tarek William Saab y los dos últimos titulares de la Contraloría General de la República (CGR), han tramitado y procesado en cientos de veces, en donde, ¡Qué curioso!, usted silencia que en cada caso de corrupción, por un funcionario chavista corrupto, aparecen asociados a él, madejas de opositores y pseudoempresarios enemigos del gobierno, en sociedad de delincuentes, sin soslayar que la mayoría de estos corruptos están refugiados en suelo de los Estados Unidos de Norteamérica (EEUU).

Imagínese que por los casos de corrupción en el Banco Ambrosiano del Vaticano o los casos actuales de violaciones de menores a manos de obispos y curas que han aflorado en todo el mundo, entonces unos cuantos de ustedes decidan que algún obispo o cardenal se autoproclame Papa o que por los casos de pedofilia y de tantos curas y obispos maricos y violadores que hay en Venezuela, se cierre o prohíba la profesión de culto o su vida pública. No.

No por ser maricos unos cuantos obispos y sacerdotes se les censura, ni se les persigue de ninguna manera, menos aún, en un gobierno revolucionario que ha establecido derechos para los homosexuales y la sexodiversidad en general, de la que muchos de ustedes forman parte, aunque sean del clero venezolano. Se les censuran sí, los graves delitos de pedofilia, los delitos de corrupción y el utilizar su condición de obispo y sacerdote para manipular políticamente bajo engaños, aunque lamentablemente, no se les ha procesado judicialmente, como debería ser. Pero, su libertad de culto, su libertad de expresión y todos los derechos constitucionales, jamás se les han coartado, ni se les ha pedido que renuncien o capitulen.

Señor Mario Moronta, si quiere nombres de mi señalamiento hecho, ut supra, vamos a echarle pichón, a cambio de que usted haga público los supuestos nombres de militares que supuestamente recurren al clero para pedirles que les compren medicinas en Colombia, y; todo el pueblo venezolano verá que esa injuria que usted señala contra los militares, no es más que otra habladera de paja de usted, señor Mario Moronta, quien cobarde y arteramente, agrede a nuestra FANB. Lo reto a que dé los nombres y apellidos de tales elementos militares y yo le doy la lista de los obispos y curas incursos en violaciones de niños y en corrupción de toda índole.

De los homosexuales no haré mención de nombres nunca, porque los estimo, los respeto sin moralina alguna y creo que tienen derecho a serlo, sin que afecte mi heterosexualidad o preferencia sexual. Y de esa parte honrosa del clero, la que está al lado de los pobres, de los que dan testimonio de entrega al Pueblo, no tengo que decir otra cosa, que tampoco están exentas de esta afrenta de los que como usted, señor Mario Moronta, los avergüenzan y deshonran. Por miles de pequeños seres como usted, señor Mario Moronta, aflora un Ernesto Cardenal, para bien de la humanidad.

Entre otras perlas, en medio de su incultura, su falta de formación teórica y la estupidez ilustrada, usted acusa a nuestro Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros y a nosotros, los chavistas, por nuestra ideología, de romper con "la integración latinoamericana". Eso es totalmente cierto. Hemos roto con la integración latinoamericana, como criterio y concepción capitalista, para hacer renacer la hermandad y la unión de los pueblos en alianzas solidarias, sin mezquindad capitalista, como: la ALBA-TCP, la UNASUR, PetroCaribe, CELAC, entre otras tantas.

Finalmente, usted, señor Mario Moronta está haciendo apología del delito, con una interpretación laxa del deber, función y misión de la FANB e incita a los militares para que delincan. Además, usted deja entrever la costura y hace insinuaciones que palmo a palmo, entre su discurso y el plan de invasión con excusa de ayuda humanitaria que están tramando para derrocar al Presidente Constitucional Nicolás Maduro. Es decir, usted, señor Mario Moronta es un vulgar delincuente escondido en la patente de corso de la sotana. Usted, más que dirigirse a nuestro Presidente Constitucional, Nicolás maduro Moros, el suyo y el mío, está tratando de congraciarse con algunos y ganar unos méritos, a cuenta de falsas aseveraciones, intentando falsos positivos con la libertad y persecuciones, que no existen más allá de su enferma mente, además de amenazas veladas con aquello de enfrentar a su dios, si es que existiese, apelando al miedo y la manipulación, que no creo que sea sólo para ser coronado como cardenal, aunque por unos dos años le infle su ego. Se trata de los requerimientos de sus amos, de sus mecenas, el hecho de su proclama infeliz, que le garantiza una vejez cómoda y con billete. Pero, del Pueblo, de los pobres, de los que pasan hambre y de los inermes, usted está bien lejos, mientras que nuestros dirigentes se la pasan en las calles, en los barrios, debajo de las piedras, en todas partes.

Y por si fuese poco, le pide dos cosas, muy estúpidas, al Presidente Constitucional Nicolás maduro Moros:

"…que le indique a sus seguidores que cuando critiquen o manifiesten sus desacuerdos con lo que le he dicho ni ofendan ni descalifiquen. Podemos estar en desacuerdo, y lo estamos; pero merecemos respeto", "…Así que no se tomen represalias, ni persecuciones, ni nada que atente contra la seguridad física, psíquica e integral de mi familia, de amigos allegados, de los sacerdotes ni de sus comunidades que sirvo como pastor de la Iglesia".

Ante esas falacias, grandísimo estúpido, Mario Moronta, yo le recuerdo que jamás nadie ha perseguido a nadie de la jerarquía eclesiástica, ni del clero en general. Usted, señor Mario Moronta es un cínico y mentiroso contumaz. Usted sale con este circo barato, porque sabe que amparado en la sotana y su cómoda posición como obispo, no responderá a ninguno de sus delitos, porque esa ha sido una pésima costumbre en Venezuela, en donde ustedes conspiran, roban, practican la pedofilia, joden y cometen todo tipo de delitos, amparados en el fetichismo religioso que les ha dado patente de corso, creyéndose que están más allá del bien y del mal, razón por la cual se limpian el culo con la CRBV impunemente. No pida respeto cuando usted nos irrespeta. Afronte como un varón y como un Barón sus acciones y no sea tan asquerosamente cobarde. Asuma sus palabras y afronte sus consecuencias.

Finalmente, señor Mario Moronta, causa hilaridad que en su irrespeto hacia el Presidente Constitucional Nicolás Maduro, usted cree que con decirle únicamente señor (Sr.) lo está minimizando o le está quitando la majestad del cargo o lo está desconociendo como el único Presidente Constitucional. Nada de eso. Ya cuando le arenga pidiéndole que capitule, significa, que, por lo menos, usted reconoce que Nicolás Maduro Moros es el Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela. Fíjese, señor Mario Moronta, así somos los comunistas, los socialistas, los chavistas: somos importantes porque somos personas humanas, iguales entre todos. No nos escondemos en títulos nobiliarios, ni en chapas de títulos universitarios, ni en cargos, ni abolengo, ni pedigrí. Yo, por ejemplo, he alcanzado todos los grados académicos universitarios, Licenciado, Magister Scientiae, Doctor en Ciencias Sociales, en universidades que no son tapa amarilla y a pulso contra una universidad al servicio del Estado burgués. Y le escribo a usted, como Luis Pino, el señor Luis Pino. De manera que así como yo, millones de venezolanos nos sentimos muy orgullosos de tener a un SEÑOR PRESIDENTE CONSTITUCIONAL, como lo es Nicolás Maduro Moros.

Usted no va a enfrentar a ningún dios, ni al SEBIN, ni a ninguna otra pendejada. Usted, señor Mario Moronta, va a enfrentar a cada hijo de este Pueblo, a cada madre a la que la derecha fascista e invasores le asesinen a sus hijos, a cada trabajador al que los comerciantes y burgueses le roban su salario. A ellos usted empezará a enfrentarlos y no podrá mirarlos a la cara en el púlpito. Le aconsejo que con la mitra también se tape los ojos para que no vea la censura y el castigo moral de este noble Pueblo. Espero, le haya quedado claro. ¡Chávez vive, la Patria sigue! #LealesSiempreTraidoresNunca.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1526 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a276238.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO