La resurrección de los marcadores paralelos de la cotización del dólar: @PromedioDolarVe

Continuamos en el monitoreo de las variables políticas, económicas, sociales, ambientales, culturales, geográficas y militares, como la contiene el artículo 326 del texto constitucional, donde se señalan los ámbitos sobre los cuales se ejercen los principios de la seguridad de la Nación. Y continúan surgiendo elementos que nos obligan a seguir escribiendo, y advertir sobre los intentos de modalidad de agresión contra nuestra patria.

A tres días casi en la que habrá una recepción de la supuesta ayuda humanitaria en el país (que ni es ayuda ni mucho menos humanitaria) nos hemos topado con una importante decisión del Ejecutivo Nacional. Me refiero a que autoridades militares venezolanas han anunciado el cierre de la frontera venezolana con las Antillas Holandesas. Información ésta que fue reseñada por agencias internacionales de noticias, a través de sus cuentas en la plataforma twitter.

Específicamente, la información que acabamos de señalar, de acuerdo al diario Nuevo Día, la señaló el segundo comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) Falcón, general Miguel Morales Miranda, quien explicó que esta acción está en el contexto de la Operación Centinela.

La Operación Centinela ha venido siendo efectuada por la FANB desde hace cuatro meses en todo el territorio venezolano con el fin de resguardar la soberanía nacional, de acuerdo a las precisiones de este general. Asimismo, recordó la presencia de los efectivos militares en puertos, aeropuertos y muelles del país.

No podemos obviar, que el pasado 13 de febrero de 2019, el gobierno de los Países Bajos informó que Curazao servirá como uno de los centros de acopio para recibir la supuesta asistencia humanitaria para Venezuela.

Pero, una vez tomado este tema como introducción, quiero referirme a uno poco tratado, aunque no por ello menos importante, y que lo he tomado como título del presente artículo.

Uno de los elementos que he destacado en la actual coyuntura tiene que ver con el denominado Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica y Social promovido e impulsado por el presidente Nicolás Maduro, desde el pasado 20 de agosto de 2018. Dicho plan, en el marco de la conmemoración de los 160 años del inicio de la Guerra Federal, está cumpliendo para el momento en que escribimos estas líneas, 6 meses exactamente.

Hemos señalado que el plan se ha venido implementando, y ha sido el Primer Mandatario Nacional el que ha venido estableciendo en el mismo factores de corrección, y hemos podido notar que el plan se viene adecuando y ajustando a la realidad venezolana, lo cual comienza a hacer sentir ciertos efectos benéficos a la ciudadanía, sobre todo a sectores vulnerables.

Casi a finales del mes de enero, se permitió la operación en el sistema bancario y cambiario venezolano de la plataforma Interbanex, autorizada por el propio Banco Central de Venezuela (BCV), esto ha hecho, por una parte, que por primera vez y en muchísimo tiempo, la tasa Dicom se equiparará, y hasta superará la cotización del dólar estadounidense en el mercado paralelo.

Y esto aunque poco comentando, se comenzó a hacer sentir en elementos de la economía cotidiana del ciudadano y ciudadana de a pie, al expresar algunos rubros indispensables para el acceso a alimentos, medicamentos, bienes, servicios y otros insumos, ciertos descensos en sus precios, pero evidentemente estas buenas noticias no son del interés de ciertos conglomerados mediáticos a nivel nacional e internacional.

Una camarada seguidora de mis modestos aportes, me había sugerido escribir algo sobre el dólar paralelo y el dólar Cúcuta. Reitero lo que ya he señalado en otras oportunidades: No soy economista ni pretendo serlo, y la Revolución Bolivariana tiene personas dedicada a esa área tan neurálgica y delicada (Pascualina Curcio, Jesús Faría, Adel El Zabayar, Andrés Giuseppe, Oscar Forero, Luis Salas, entre otras y otros), que pueden comentar con mucha mayor propiedad que este servidor, sobre el tema económico. Además que desde mi óptica, en varias oportunidades me he permitido comentar sobre el uso del mecanismo perverso de la utilización de la divisa norteamericana como arma de guerra de desestabilización contra Venezuela.

Ha sido Pascualina Curcio una de las economistas que ha venido advirtiendo reiteradamente sobre el bloqueo comercial y económico contra Venezuela, aunado al acaparamiento y especulación de los productos e insumos necesarios para nuestro pueblo para la satisfacción de sus necesidades. Y una de las principales armas en el contexto de la guerra económica que hoy afecta al país versa sobre la manipulación del tipo de cambio de la divisa yanqui.

Y ante la cierta estabilización, y cierto control sobre esta arma advertida por Curcio, ya algunos actores económicos vinculados con sectores de la oposición política al gobierno de Nicolás Maduro manifestaban que paulatinamente el tipo de cambio del dólar en el mercado paralelo "volvería a subir". ¿Casualidad o profecía autocumplida?

Es en ese sentido, que a través de las plataformas tecnológicas, fui advertido hace un par de días del surgimiento, o resurgimiento más bien de los marcadores del dólar en el mercado paralelo. En este caso, se reimpulsa la cuenta twitter @PromedioDolarVe para manipular nuevamente el tipo de cambio y llevarnos nuevamente al pernicioso circulo vicioso que se traduzca en la distorsión económica de aumento de precios en cuestión de horas.

Todo esto contribuirá al desquiciamiento de nuestra economía, bajo la estrategia de crisis y colapso de la misma, tal y como la indicó hace varios meses ya el señor William Brownfield, ex embajador de EEUU en Colombia y Venezuela, pensando que con ello, logrará una implosión social que conlleve a la salida violenta del poder del actual Jefe de Estado venezolano, y la instalación de un Gobierno de Transición en el país.

Pareciera que los promotores de la cuenta twitter @PromedioDolarVe fueran los mismos de la cuenta @MonitorDolarVe, que el año pasado constituyo en uno de los marcadores más nocivos de la cotización de la divisa norteamericana, y que en el mes de enero cerró de manera intempestiva. ¿Será que ya pensaron que habían cumplido con su cometido desestabilizador y que el gobierno de Nicolás Maduro caía en esos días? Por una interrogante que me surge.

Lo cierto del caso es que, este nuevo marcador, en el día de ayer 19 de febrero de 2019, y hasta las 5:00 pm, señalaba que la cotización del euro la ubicaba en 3.608,06 bolívares soberanos, y la del dólar en 3.155,34, contrastándola con la del Dicom, la cual cotiza el euro en 3.740,70 bolívares soberanos y el dólar en 3.298,39 bolívares soberanos.

Es por ello, que en estas líneas me permito lanzar esta advertencia a las autoridades venezolanas, y fundamentalmente aquellas que hacen inteligencia financiera y económica, para evitar nuevamente estos mecanismos de desestabilización económica.

Parece mentira, pero el ambiente pre bélico que ha privado en el país en la última semana por lo menos, ha hecho que nos olvidemos por un instante de los temas de la economía, obviando los elementos de merma de precios y cierta estabilidad del tipo de cambio que señalé al inicio del presente artículo. No nos descuidemos en ese frente, que no en balde, es la principal preocupación de la familia venezolana.

Espero con ello haber cumplido también con el deber patriótico de advertir de peligros y asechanzas a nuestro Gobierno y contribuir a garantizar estabilidad política, económica y social, orden, gobernabilidad y gobernanza.

Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen.

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!

¡Hasta la Victoria Siempre!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3105 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a276164.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO