Solo para orates los cuerdos sobran

Hasta cuándo nos seguirán repitiendo las mismas monsergas, el mundo no es así sino como unos pocos quieren que sea, en cada cabeza hay uno diferente, o, dicho en otras palabras, cada loco con su tema. Esos pocos que son, arrastras a los muchos que están, a sus barrancos, sus precipicios, no tocan fondo, como pozos sin fondo una vez que se sube sobre su ego, se sienten invencibles, se imaginan los elegidos por la providencia, y los inflan el yo y se colocan más allá del bien y del mal; ya no pueden para y sienten el vértigo al mirarse de nuevo en lo que son, simples mortales. Y no dan pie con bola, no eran nada de extraordinario hasta que tuvieron un poco de poder, y al finalmente tenerlo, ahora no saben qué hacer con él, cómo administrarlo, porque lo que llega de la nada y es que las cosas no se hicieron de la nada, tuvo que haber algo previo, pero los emperadores olvidan que fueron individuos que pasaron por fases y alcanzaron la gloria, para luego aplastar todo aquello que le hiciera recordar de dónde vino, y pasa con toda la prole diseminada sobre el planeta para gobernar per secula seculorum, sólo ellos, amos, dueños y señores de la gente, los bienes, y servidos para disfrutar de una vida de lujos, sin trabajar, pero mandar y hacer que se les obedezca ciegamente, fielmente, sumisamente, en el nombre de dios, el papa, el rey, el gobernante, el jefe, y de esta forma dadas las instituciones, la familia, el grupo, la sociedad, el Estado y el Nuevo Orden Global.

Es la cartilla que nos leen, que debemos aprender para saber cómo debemos actuar, cuándo, cómo, dónde y porqué. Pues porque está quien lo demanda, quien lo impone, quien lo condiciona, por las buenas o por las malas, mecánicamente al principio. Alguien tuvo que haber que eventualmente le diera cuerda al universo para que funcionara, y durante milenios resultó, y se acató a pie juntilla. Entonces el movimiento constante de las manecillas del reloj iba hacia la derecha, la siniestra ya estaba sentenciada, pecado. Imaginemos por un momento que se revirtiera todo lo que hemos hecho hasta hoy y comenzáramos a ver las cosas al contrario de lo que ha sido y ya no partiéramos del cenit sino desde la base, y ascendiendo en la naturaleza, donde todos y todas las especies medramos, pasamos del instinto al sentimiento, al pensamiento, la racionalidad y la conciencia, la percepción plena y total de lo que hemos sido, somos y seremos, por el hecho de estar en el aquí y ahora perenne. Porque no hay pasado, no hay futuro, somos lo que hacemos y por eso es que debemos aprender a hacerlo bien, o somos tan necios, tan ignorantes, tan embrutecidos que nos negamos a nosotros mismos como la causa y consecuencia de lo que creamos y destruimos. Repito, imaginemos solo por un momento, no vaya a ser que nos lo tomemos al pie de la letra y en serio y comencemos a ser mejores personas, más francas y sinceras, más nosotros mismos y compitamos con los demás egos para derrotarlos en batallas de ideas, de propuestas, de argumentos, de concebir desde el ingenio, desde la imaginación creativa, las estructuras de sentido, partiendo eso sí desde ambos hemisferios, el derecho y el izquierdo y viceversa, incluso ambos a la vez, y apuntalemos hacia dónde queremos ir, hacia la edificación o la extinción de la especie humana, porque esto, ya lo estamos logrando hace ya un buen rato.

Sí, no se asombren, por cierto, la vida es adaptación, yo me adapto, tú te adaptas, él se adapta, nosotros nos adaptamos, ellos se adaptan y o todos lo hacemos o a seguir llorando al valle, la montaña, la salva, el llano, los desiertos y o sea, nos o/u océanos. Es que respondemos a los estímulos del cuarto, del medio y de la totalidad, no es que solo sea lucha de clases, que también, les recuerdo que nos incorporamos hace millones de años a esto, desde aquellas primeras necesidades, las más básicas, y ascendemos hacia las más complejas, vamos de lo abstracto a lo complejo, de la nada como idea positiva, al todo como completitud, entonces que existe el tiempo y transcurra donde estamos situados, el espacio que va siendo en la medida en que lo cubro, lo recorro, lo habito, lo hago posible, me beneficio, un barullo donde todo comienza, se abre la función y suben los actores al escenario que llamamos existencia.

Qué hay antes, existencia, de ahí el progreso, la creación de lo que evoluciona, el desarrollo en Fa mayor, del La, su vibración es la idea concreta que se hace mente, y comienza a nadar en el vasto océano de las posibilidades que tenemos como vida, pasar de uno a otro estado en cada estadio. Reptamos sobre nuestra propia corporeidad y el instinto nos guia, y nos erguimos, vamos a tientas, caminamos y cada vez nos distanciamos más de los ancestros, pero queda la herencia, y con ella lo que nos hicieron creer para ser lo que somos, para hacer lo que hacemos, para lograr los éxitos y los fracasos, hasta alcanzar el fin de nuestros días, nunca el horizonte, eso queda para la trascendencia, por lo que la vida es más que simplemente ser. Sería absurdo saber que una partícula pueda estar en dos sitios a la vez, y seguir cuestionándonos de qué fue primero el huevo que puso la gallina, o la gallina que puso el huevo, o más claro, sé que para muchos es enredado, para mí también lo fue.

Hablamos porque pensamos, y sobre ese algo, alguien, alguna cosa, eso que desde antes y fue supuesto que no anda entre nosotros, sino que va y viene, según algunos, según otros no, hizo de la nada todo, de una y a la vez, sí, de una singularidad densa y caliente la concibió sin complicaciones y puso la existencia de él, ella, ello, armonizándolo con sonidos y estruendos de bandas marciales celestiales que difuminaron notas a su paso por el pentagrama entre las gloriosas notas del himno a la creación, oigan la brisa, el sonido, el eco, la cadencia de los bemoles y la fugas, alucináis. Son las múltiples e infinitas posibilidades que se pueden concebir sobre asuntos fuera de serie, no solo de política vive el hombre, a la mujer le da lo mismo, esas, dirán son cosas de hombres. Así el asunto, se gana o se pierde en este sueño o pesadilla. Tú lo crees, Tú lo creas, aunque no lo creas, todo es texto, hasta este contexto lo es.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 404 veces.



Franco Orlando


Visite el perfil de Franco Orlando para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a274055.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO