Sugerencia para los actuales inquilinos del edificio republicano presidencial de Miraflores

En la actualidad estamos protagonizando una grave y difícil situación económica que afecta los ingresos públicos de la nación, ocasionando un acelerado deterioro de las condiciones de vida de la gran mayoría de habitantes del país, como consecuencia de la caída de alrededor del 67 % de la producción petrolera nacional entre los años 2008 y 2018, acompañada también de una reducción en la producción de gas asociado y de los derivados petroquímicos (plásticos y materiales para la industria agropecuaria). Esta dramática y dura situación económica y social se agrava por el conjunto de medidas y acciones de cerco económico que viene aplicando y promoviendo el Gobierno/Estado de los EEUU y varios de sus aliados en la Unión Europea y América Latina contra funcionarios públicos venezolanos, el Estado y el Gobierno Nacional, que finalmente afectan fundamentalmente de manera directa y contundente a la mayoría de los venezolanos.

Somos más de veinte millones de integrantes de esta Nación Independiente y Republicana quienes sufrimos diariamente los efectos de la grave situación económica y el cerco internacional, ya que la ausencia de divisas que siempre se han obtenido por la venta del petróleo venezolano y se han vendido a precios subsidiados a los actores económicos públicos y privados, presionan permanentemente hacia el alza el precio de las divisas e impactan las posibilidades de importar insumos, partes y bienes terminados en un país que tiene todo el siglo XX y el XXI viviendo de las importaciones. Me parece que antes que definirlo como una Nación Rentista podría ser caracterizada como una República o Coto de Cazadores e Intermediadores Públicos y Privados de la Renta Pública Petrolera. Para medir cuáles son los resultados de estos procesos de cacería debemos tener presente expresiones muy antiguas como la que dice …"cuando la vasija está llena (de monedas) hasta el justo peca"… Y preguntarnos porque las Monarquías Españolas apenas comenzaron a explotar y acumular recursos minerales, desde estos territorios conquistados, para enviarlos hacia España, enviaron también funcionarios de la Real Hacienda con grandes baúles de gruesas maderas y con tres cerraduras y llaves distintas, para ser abiertas y cerradas solamente en actos públicos y minuciosamente documentados por los tres funcionarios enviados desde España.

Los denominados Juicios de Residencia adelantados por los funcionarios monárquicos españoles contra los empleados reales acusados de robar bienes del gobierno monárquico muestran lo antiguo de esas prácticas. La tentación del robo, la sustracción, la malversación y la corrupción no es un problema del capitalismo, es una construcción milenaria de los seres humanos. Por ello las más variadas culturas humanas durante miles de años han construido sus códigos éticos de supervisión y control de la actuación de los componentes de cada una de esas sociedades. Estas construcciones narrativas se expresan a través de discursos religiosos, normas convencionales, costumbres, prejuicios, valoraciones subjetivas, referencias estéticas, jerarquías, división del trabajo, normas morales, premios y castigos.

Las medicinas, alimentos, repuestos, vehículos de todo tipo, equipos de tecnología, agroquímicos, insumos, libros, revistas, computadoras, pentdrives, programas, armamentos, ropa, joyerías, juguetes, bebidas alcohólicas, tabacos, perfumería, productos de aseo personal, artículos para la limpieza, maquinarias, equipos electrónicos, telefonía móvil y fija, telecomunicaciones y muchos productos más se han estado importando con las divisas petroleras durante alrededor de 100 años. Eso explica porque todos esos productos siempre tenían un precio de venta en Venezuela por debajo de los precios de comercialización en otros países como Colombia, Brásil, Ecuador, Perú, México y los Estados Unidos. En Venezuela los gobiernos de Juan Vicente Gómez, Eleazar López Contreras, Isaías Medina Angarita, el Trienio Adeco, el gobierno de los militares y Marcos Pérez Jiménez, Wolfang Larrazabal, Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, Rafael Caldera, Carlos Andrés Pérez, Luis Herrera Campins, Jaime Lusinchi, Carlos Andréz Pérez II, Ramón J. Velásquez, Rafael Caldera II, Hugo Chávez y Nicolás Maduro han mantenido una política de Gobierno y Estado de subsidios o sobrevaloración de las monedas nacionales para garantizar bajos precios de todos estos productos. Todos eso lo ha hecho posible EL INGRESO DE DIVISAS PETROLERAS, por esta característica de nuestra economía es que los gobiernos venezolanos deben CUIDAR la industria petrolera porque de su producción, productividad y precios depende nuestra estabilidad como SOCIEDAD INDEPENDIENTE.

Actualmente estamos en medio de esta grave situación nacional, en unas navidades 2018 afectadas por los efectos de la hiperinflación, devaluación, recortes salariales, ausencia de divisas, escasez de muchos productos y amenazas de aumento de las sanciones económicas y el cerco internacional para las próximas semanas. Por esto le sugiero a los ocupantes actuales del Edificio Republicano Presidencial de Miraflores, es decir el Presidente Nicolás Maduro, sus Ministros y Asesores, la posibilidad de levantar un Censo de Funcionarios que dependen del Poder Ejecutivo Nacional (Gobierno) que ocupan Cargos Nacionales e Internacionales de Relevancia y con Beneficios Especiales (vehículos, chofer, escoltas, viáticos, primas, sueldos en divisas y otros amplios beneficios) y solicitarles que le aporten un día de esfuerzo/trabajo (NO ES UN DÍA DE SALARIO ES UN DIA DE PARTICIPACIÓN) en defensa del gobierno para el cual desempeñan esos sensibles cargos. Esto permitiría que esos miles de funcionarios con Importantes Cargos Nacionales e Internacionales participen con sus ideas, escritos, argumentaciones y EMOTIVA defensa del gobierno del cual forman parte importante, en los más diversos medios telemáticos mundiales, nacionales, regionales y locales, canales de televisión, emisoras de radio, internet, foros públicos, conferencias, entrevistas, talleres, seminarios, debates.

Una dinámica como esta permitiría conocer públicamente estos miles de funcionarios y contar con sus interesantes aportes analíticos, reflexivos, con sus conocimientos en el manejo de las políticas públicas nacionales para las cuales trabajan desde sus cargos nacionales e internacionales. Aclaro que NO me refiero a los funcionarios o empleados públicos en general, me estoy refiriendo exclusivamente a quienes ejercen cargos de Alto Nivel y Relevancia, con Especiales Beneficios y también quienes reciben sus salarios y bonificaciones en divisas. Así tendríamos una dinámica de debates y discusiones más elevada que también incidiría entre los actores y seguidores de la oposición actual y de otras perspectivas y opciones políticas que surgirán inevitablemente en Venezuela. Todo el país se beneficiaría del aporte de todas estas voces que están siendo pagados con el Presupuesto Nacional y que hasta ahora no han sido convocados a contribuir con sus valiosos aportes como Directivos, Gerentes, Representantes y Funcionarios Diplomáticos.

Deseando que en estas fechas de fiestas navideñas y advenimiento de un año 2019 por venir, la gran mayoría de los venezolanos que sufrimos diariamente los severos efectos de la situación económica nacional, construyamos espacios para reunirnos con la familia y los afectos, compartiendo el presente y mirando el futuro con optimismo y esperanzas.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1404 veces.



Germán Yépez Colmenares

Historiador - Profesor de la UCV

 germilio.yeco@gmail.com

Visite el perfil de Germán Yépez Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Germán Yépez Colmenares

Germán Yépez Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a273123.htmlCd0NV CAC = Y co = US