Se difama al presidente y ¡no hay libertad de expresión!

La ciencia no representa una luz en el descubrimiento de la verdad, sino un elemento utilizable para las perversas intensiones de aquellos periodistas que se encuentran al servicio del poder económico y de intereses del capital del imperio yanqui.

Es muy fácil difundir en los medios de comunicación y redes sociales una racha de injurias constante contra funcionarios del gobierno, sindicándolos de hechos delictuosos para así buscar la forma de opacar la imagen de estos, que son los más allegados al gobierno y a nuestra revolución, como también lo hacen con el presidente Nicolás Maduro.

Este gobierno ha tenido una serie de errores como toda obra humana, pero también un sinfín de aciertos en sus programas que ha permitido permanecer a esta revolución por casi 20 años y que enorgullece a nuestra patria, porque esta revolución se ha convertido en un paradigma para los demás pueblos de América y del mundo o mejor dicho una amenaza inusual para los Estados Unidos.

Afortunadamente en el gremio del periodismo hay hombres y mujeres que ejercen tan digna profesión, que no han perdido la noción de la estricta pulcritud, sin embargo, hay otros comunicadores que permiten que dueños de algunos medios de comunicación los utilicen para conspirar descaradamente contra el gobierno del Presidente Maduro, hasta llegar al extremo vergonzoso de acusarlo de traficante de drogas y ahora de estar patrocinando las caravanas hondureñas hacia los Estados Unidos, que infamia vil y cobarde de estos miserables que han inventado tremenda calumnia, comenzando por el vicepresidente de ese país.

Aquí nada sucede, no hay castigo para esta banda de facinerosos que merecen aplicarles todo el peso de la ley por difamar la majestad del presidente de la República Bolivariana de Venezuela y todavía tienen el cinismo de recurrir a instancias internacionales acusando al gobierno de reprimir la libertad de expresión y de pensamiento. La canalla como siempre utilizando sus mentiras que ni ellos mismos se la creen.

Estos "comunicadores sociales" se han convertido impunemente en sembradores del terror.

Una prensa irresponsable ignora la realidad del mundo o disfruta los hechos con el solo criterio de la utilidad que tal conducta representa para las fuerzas imperialistas, que es engañar y que se reciba la información que ellos quieren que recibamos para poder controlarnos y estar sumisos a ellos.

La prensa seria se ocupa de informar la realidad e invita a buscar mas allá de esa información suministrada para poder discernir cual es la realidad.

Una prensa tumultuosa y pueril, ahoga la luz del patriotismo con un grito de serrallo, dejándose dominar por políticos aventureros que se levantan en el nombre de Dios sobre los cambios de una aristocracia avara.

Amigos lectores, no permitan que los manipulen ingenuamente los medios de comunicación opositores de esta revolución, investiguen a través de otros medios de información y se darán cuenta como manejan la información, hasta el punto de hacerle creer al mundo que en nuestra patria no hay libertad de expresión.

Pero les llegara el momento de agotárseles los argumentos, de no tener mas nada que decir frente a una revolución que no tiene marcha atrás, porque cada día se consolida más junto a su pueblo.

Patria Socialista, viviremos y venceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 696 veces.



Juan Rafael Rangel Ortiz


Visite el perfil de Juan Rafael Rangel Ortiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Rafael Rangel Ortiz

Juan Rafael Rangel Ortiz

Más artículos de este autor