Oposiciones en Venezuela y las lealtades

La fauna política venezolana es muy rica en atomizaciones, aunque, unos queriendo y otros sin querer, todos obedecen los dictámenes imperiales del gobierno estadounidense y todos se nuclean en un solo objetivo cardinal, la caída del chavismo como expresión político-cultural lo que, indefectiblemente pasa por la salida de Nicolás Maduro Moros.

Respecto de las lealtades, hemos de apuntar que unos confunden "fidelidad" con "lealtad", lo que pone por encima de toda racionalidad y la eticidad revolucionaria, a los antivalores que nos carcome como un cáncer, tales como: la obediencia ciega, la irracionalidad, la sensiblería, el performance o show, la abulia, laissez faire (dejar hacer y dejar pasar) y las afectividades liberadoras de bragueta e hilo dental, colocando en riesgo todo el legado del Comandante Hugo Chávez y todos los sacrificios de vidas humanas que han ofrendado las mujeres y hombres de izquierda, amén del Pueblo inerme que siempre termina siendo el "pagapeos" en la historia republicana.

Respecto de las oposiciones venezolanas, el tiempo se ha encargado de demostrar que más fuerte que la dirigencia o jefes políticos de los partidos políticos de la derecha opositora, más la hipócrita derecha ataviada del llamado "chavismo crítico", por encima de todos ellos, está la trinidad embrutecedora del sujeto venezolano, conformado por:

1. El poder económico que controla el noventa por ciento (90%) de los medios de producción y goza de los viejos modos de producción capitalistas heredados de la IV República, que aún no hemos sido capaces de cambiarlos, por la abulia y el laissez faire, para que todo siga igual; a éste sector privilegiado en todo sentido, en una pirámide burgoeconómica, lo conforman desde los dueños de grandes emporios económicos, como Polar, entre otros asociados a capitales transnacionales y la Asociación Bancaria Nacional (ABN), hasta la emergente clase de bachaqueros y especuladores, que con patente de comercio y servicios, se han dado a la tarea de destrozar el valor adquisitivo del trabajador y la familia venezolana, con una sostenida especulación diaria, como fase superior de la liquidación, antes del Bolívar Fuerte (B.F.)y, ahora, del Bolívar Soberano, por aquella efectiva arma de doble fin, la del lucro desmedido y voraz, con finalidad política, que goza de la más repugnante impunidad y carantoñas amorosas de todo tipo y de toda procedencia;

2. El poder religioso concentrado en la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), la que durante diecinueve (19) años, con la bendición del Vaticano, con los papas habidos, hasta el actual, el popular y simpático Francisco, se han dedicado a conspirar en todas las formas posibles, primero, para derrocar al Comandante Hugo Chávez, ahora, contra el Presidente Nicolás Maduro; estos prelados de la CEV, cada uno, con el poder de su báculo como pastor de una grey, se han valido del clero, de sacerdotes, religiosos y monjas, de formación escasa y fascistoide, en su mayoría, para que éstos operen como ejércitos en cada región de Venezuela, sembrando odio contra los chavistas en todas sus prédicas en los templos y colaborando activamente en la caída del chavismo, de manera abierta y brutal, bajo la más aterradora impunidad celestineada por muchos de a quienes corresponde investigar, acusar, enjuiciar y sancionar sus delitos de políticos filofascistas que se esconden en una sotana y en un hábito con la cruz como arma de terror;

- El poder de las universidades, representa la remozada expresión del poder político que asumió las riendas de lo que por años predicó como "la política de la antipolítica", con su falsa asepsia de ideología que justifica las poses y posturas postmodernas al servicio del capitalismo y de los intereses de la burguesía, cuyos reyezuelos rectores de las universidades públicas se nuclean en la falsa pose de "academia" y el retorcimiento del concepto de "autonomía universitaria", en donde se forman estudiantes y profesionales bajo la concepción burguesa de mano de obra medianamente calificada al servicio de los intereses de un Estado burgués con ideología no sólo burguesa, sino también, antisocialista y antichavista, con paladines corruptos que han convertido a las universidades en cuarteles de fascistas, bajo las directrices del imperio estadounidense, gracias a una inmunda impunidad y cabronería del algunos agentes con funciones de Estado y de gobierno, como pose de institucional;

Con esta tríada, los políticos de oficio de la derecha venezolana no pasan de ser unos fantoches que esperan montarse en la ola de cualquier acierto conspirativo, para ellos asumir los cargos públicos en representación y al servicio de los intereses de la tríada embrutecedora del venezolano.

Y se hacen pertinentes las siguientes preguntas:

1. ¿Si los dueños de supermercados, panaderías, tiendas, farmacias y servicios son particulares que especulan y se están haciendo a cada instante híperpluscuammillonarios, por qué ese Pueblo que hace la cola para pagar mansitos, le mienta la madre al Presidente Nicolás Maduro y a los chavistas, pero no a ellos, los especuladores?. Respuesta: por la impunidad y celestinaje;

2. ¿Por qué los obispos y sacerdotes tienen patente de corso para insultar a chavistas, mentir ante los medios y llamar abiertamente a la rebelión y actos violencia? Respuesta: impunidad y celestinaje;

3. ¿Por qué la impunidad de rectores universitarios, el robo abierto como el caso de los fondos de jubilación de las universidades, malversación de partidas, más la organización y llamado a acciones terroristas? Respuesta: por impunidad y celestinaje.

En este panorama y con la reinante impunidad, el Pueblo trabajador, más la bobota "clase media" que, ignorante y estúpida como es, se cree burguesa sin ser nada más que un triste remedo, entre todos los de abajo, padecemos una asfixia económica y terrorista de todo tipo, por casi seis (6) años, lo que nos obliga a identificar el enemigo inmediato y próximo a vencer con las armas que fueren necesarias, más allá de toda institucionalidad y con métodos y acciones inusitados, porque está claro que los pobres, los jubilados y los asalariados, no saldremos de la pobreza y no podremos comprar, ni lingoticos, ni petros, mientras estemos arruinados como estamos.

Y, como la tarea no es sólo de Nicolás Maduro, ni la burguesía hace revolución, urge en cada uno de nosotros los de a pie, la mayoría nacional y los que creemos en el chavismo como cultura y expresión político social, surja lo mejor de nosotros, desde una lealtad con el legado del Comandante Chávez, con una preocupación firme en aprender a ser socialistas serios, cultos, estudiosos, responsables y trabajadores, contra toda chapucería y eslogan pasajero.

Urge, entonces, que aprendamos a diferenciar el socialismo del siglo XXI de lo que es el capitalismo. Urge, que sin escondernos en fidelidades dañinas, cuidemos al partido de la revolución chavista, el PSUV y su hermandad con los partidos del Gran Polo Patriótico, liquidando la corrupción y llevándonos por delante a los ladrones que están robando al Pueblo, con la especulación y usura. No hay fórmulas mágicas, como tampoco es imposible lograrlo. Identificando a los enemigos de clase, expresados en sus diversas máscaras oposicionistas, fortalezcamos la lealtad revolucionaria enfrentando a esos enemigos. Lo demás es paja.

NOTAS NECESARIAS:

- Los llamados fake news no resultaron respecto del naciente y pujante Estado Vargas. Ante los embates de la naturaleza, como los torrenciales aguaceros, el terror que querían difundir en redes radioeléctricas y electrónicas fracasó. Se impuso la verdad: el Gobernador García Carneiro y todo un ejército de mujeres y hombres han atendido a tiempo las calamidades y se han superado las dificultades. El Pueblo varguense aprendió a apostar por lo bueno, lo bello y lo tranquilo. De Vargas ser un chiquero anexo a Caracas, se convirtió en un Estado, cuya gente bonita se siente orgullosa de esta tierra. Por cierto, Vargas es uno de los estados más seguros. Falta por derrotar la especulación en comercios y servicios y sería el Estado más envidiable de la República Bolivariana de Venezuela.

- Ojalá, el Presidente Nicolás Maduro ordenara que las becas estudiantiles se eleven sustancialmente y los bachilleres estudiantes universitarios sean beneficiarios directamente por el Carnet de la Patria. Para un estudiante, hoy sale más caro solicitar este beneficio en su universidad o ante el MPPEUCT, que recibir el beneficio. Es urgente aumentar sustancialmente las becas estudiantiles porque más de un cincuenta por ciento (50%) de esta población estudiantil requiere su beca para pagar residencias, pasajes, alimentos, vestido, útiles de estudio, etc.. Y no lo tienen. En cambio, estas becas, junto con el resto de providencias estudiantiles, se han convertido en botijas, para que los rectores llenen sus bolsillos con un dinero que se desaparece fácilmente, porque el papel y la computadora aguantan todo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 441 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a270884.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO