Maduro, Arreaza o Lacava: ¿Quién dirige nuestra política exterior?

Esta semana ha estado llena de acontecimientos vinculados a lo internacional. La gira del presidente Maduro a China previa a la Asamblea General de la ONU donde Venezuela fue principal protagonista, tanto por las referencias que sobre nuestra Patria se hicieron en los discursos de presidentes, cancilleres y primeros ministros de diversas partes del mundo y también por la inesperada intervención del presidente Maduro, quien contra todo pronóstico agorero, viajó a Estados Unidos, dando un excelente discurso altamente difundido en todo el mundo. Mientras eso ocurría, en el estado Carabobo, el histriónico gobernador Rafael Lacava recibía a James Story, encargado de negocios del imperio que pretende invadirnos y que permanentemente nos agrede con sanciones, amenazas de intervención militar y todo tipo de arremetidas. En esa reunión que debe haber sido previamente planificada desde el Departamento de estado norteamericano, el gobernador le entregó un regalo al gringo con las siguientes palabras: "Le quiero hacer entrega formal de un BUEN REGALO, chico. Eso simboliza cómo nos sentimos nosotros", agregó al desenvolver un cuadro que ilustra dos puños entrelazados, pintados con los colores ambas banderas. "¡Miren QUÉ BELLO!". https://www.aporrea.org/actualidad/n332131.html.

 

El encargado de negocios de EEUU en Venezuela, James Story y el gobernador Rafael Lacava

 

Lo que no sabemos es el tipo de conversación sostenida, es decir, aparte de hablar de los buenos deseos de parte del gobernador, él le plantearía a este representante gringo, lo que publicó la Cancillería de Venezuela en un Comunicado oficial sobre la posición del imperio contra nosotros: http://mppre.gob.ve/comunicado/venezuela-rechaza-energicamente-nuevas-declaraciones-belicistas-de-donald-trump/

Pero no solamente eso. También Lacava se reunió en la gobernación con el embajador del Reino Unido en Venezuela declarando lo siguiente: "Hoy nos reunimos con excelentísimo embajador del Reino Unido en Venezuela Andrew Keith Soper para avanzar y explorar las oportunidades que representa nuestra entidad para el Reino Unido así como también sobre las relaciones entre las dos naciones para construir un diálogo constructivo en el marco del respeto y el reconocimiento entre ambas realidades. Me contenta mucho saber que hay esa disposición por parte del Reino Unido en avanzar". Y a este también le dio su regalo. https://www.lapatilla.com/wp-content/uploads/2018/09/Screenshot.png?w=597&resize=597%2C333

https://www.lapatilla.com/wp-content/uploads/2018/09/Screenshot.png?w=597&resize=597%2C333C:UsersGisela LeonPicturesLACAVA Y EMB. RU.pngResultado de imagen para Lacava entregando cuadro a encargado de negocios de Estados unidoshttps://www.lapatilla.com/wp-content/uploads/2018/09/Screenshot.png?w=597&resize=597%2C333

También publicó Lacava en sus redes digitales el 20 de septiembre lo siguiente: "Hoy nos reunimos con el excelentísimo embajador del Reino de Países Bajos Norbert Braakhuis donde analizamos y discutimos las tantas posibilidades de la agenda bilateral por su potencialidad y beneficio para ambas naciones. Estamos avanzando en el marco del reconocimiento y respeto mutuo para lo q será un futuro promisorio entre los dos paises y pueblos hermanos. Q viva Venezuela y q viva Carabobo"

https://scontent-lga3-1.cdninstagram.com/vp/e3362f8b76edcfe8b7359ab5574d0685/5C607E5F/t51.2885-15/e35/41394900_1171502452988507_3721071768470863757_n.jpg

Entendiendo las "buenas intenciones" de este gobernador nos preguntamos entonces: ¿Quién dirige la política exterior venezolana, el gobernador de Carabobo, el Canciller Jorge Arreaza, o el presidente Nicolás Maduro? ¿Estas reuniones habrán sido acordadas al más alto nivel, con la aprobación de la Cancillería y del presidente, o son improvisaciones de alguien que se cree con derecho a reunirse con cualquier representante del mundo, aún con aquellos que nos agreden?. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece en su artículo 236, numeral 4 que son atribuciones y obligaciones del Presidente o Presidenta de la República: "Dirigir las relaciones exteriores de la República y celebrar y ratificar los tratados, convenios o acuerdos internacionales".

También en el portal de la Cancillería venezolana o Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores, a cargo del ministro Jorge Arreaza se establece que es una institución cuya misión es "planificar, formular y ejecutar la política internacional del estado y la nación venezolana, bajo la conducción directa del presidente de la república". De allí que la suspicacia se apodere de nosotros cuando observamos como Lacava invade terrenos de la cancillería o de la presidencia. Imaginemos por un momento qué haría el gobierno si, por ejemplo, desde la gobernación del Táchira, se realizaran este tipo de encuentros, sobre todo con diplomáticos estadounidenses, al lado de la frontera colombiana desde donde también se nos amenaza y se le tiene asignada la función interventora, con 7 bases militares norteamericanas suficientemente abastecidas de armamentos, personal y pertrechos. O desde la gobernación de Nueva Esparta, que pudiese ser tomada como "cabeza de playa" para una intervención a nuestra patria.

En ninguna parte de la Constitución se establecen atribuciones para gobernadores de estado en materia de relaciones exteriores. Hay que estar atentos a todo. En los detalles está el diablo, decía sabiamente Chávez. De allí que este tipo de actuaciones deben estar clarificadas para todos y todas.

A veces observando las actuaciones del gobernador Lacava, muy publicitadas y de alto impacto comunicacional, recordamos al General Acosta Carles, con el mismo nivel de histrionismo, jamás hablando de Socialismo, tantas veces apoyado entonces por el presidente Chávez hasta que en junio del 2008 lo denunció por sus inconsecuencias y dislates administrativos y vinculación con mafias carabobeñas. Esperamos que con Lacava no se repita ese error del gobierno bolivariano y del pueblo carabobeño.

En este mismo orden de ideas, al ver la imagen de Lacava entregando un cuadro al encargado de negocios gringo con las banderas de ambas naciones, es muy semejante a otra imagen muy criticada como muestra de "lamebotismo" del presidente chileno para congraciarse (¡¡más aún!!) con Donald Trump al mostrarle una bandera estadounidense con un recuadro donde se encontraba la bandera chilena. Una imagen que representa lo que este presidente empresario, derechista, pinochetista y apátrida desea, el engullimiento de Chile por los Estados Unidos. https://www.aporrea.org/actualidad/n115960.html.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1549 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: