Micro análisis del Discurso de Nicolás Maduro ante la ONU

Para entender el carácter, eficacia política y dimensión histórica del discurso del Presidente Nicolas Maduro ante la ONU este 27 de noviembre de 2018 es preciso ponerlo en contexto:

Contexto discursivo:

  • El discurso del Presidente Maduro es ofrecido en el marco jurídico y discursivo de la 73º Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y su sede asentada en la ciudad de Nueva York, capital comercial, finaciera y cultural de Estados Unidos.

  • No es un detalle que el discurso del Presidente de Venezuela Nicolás Maduro se ofrezca luego de una inclemente campaña de declaraciones y denuncias en su contra formuladas por prominentes autoridades políticas, económicas y militares de USA asi como de países de la Unión Europea y del Grupo de Lima.

  • El discurso ante la ONU ocurre tras 3 años consecutivos de gravosas sanciones y sabotajes ilegales y criminales a la economía venezolana, el comercio, la salud, la educación, la alimentación y la moneda, entre otras presiones extremas.

  • Por eso, el solo hecho de haber resuelto asistir personalmente Nicolás Maduro a Nueva York; y entrar en la boca del lobo imperialista, incluso en medio de las más enconadas tensiones contra país alguno en el hemisferio y contra su persona, en sí mismo auspicia la confección un discurso histórico.

  • El discurso —ante el más importante foro mundial del multilateralismo del planeta— se cumple a pocos meses de una espectacular intentona de magnicidio con drones, que según arrojan recientes investigaciones, estuvo planeada, financiada y comandada por factores de poder de Estados Unidos y la complicidad de otros paises de la región.

El discurso:

  1. Maduro enuncia un discurso de género ético-político en defensa de la legitimidad de la Revolución Bolivariana.

  2. Su discurso soporta su autoridad discursiva en su legitimidad no sólo democrático/ electoral, sino en el hecho de asumirse vocero de clase y representante legítimo de un pueblo humilde y rebelde, históricamante expoliado por el capitalismo y, antes, por el colonialismo occidental.

  3. El discurso de Maduro constituye sin duda la pieza oratoria más importante de la reciente sesión del principal organismo multilateral pues desmonta el carácter ideológico (falsa consciencia) del gobierno de Estados Unidos, que esgrime el argumento de la supuesta tragedia humanitaria en Venezuela como expediente para justificar las sanciones y hasta una intervención armada a manos de una coalisión de países vecinos con gobiernos de derecha, obesionados con intervenir a Venezuela para forzar el derrocamiento del gobierno.

  4. El Presidente Maduro denuncia el carácter chantajista, anacrónico, bárbaro, y trágico del papel que busca seguir cumpliendo EE.UU. como artificioso y autodesignado policía del mundo, en contravención de todo el derecho internacional e institucionalidad multilateral.

  5. Maduro apela al discurso judiciario a objeto de denunciar y enjuiciar moral y diplomáticamente el remozamiento de la "política del gran garrote" y de los cruentos golpes militares de Estado en la región ya aparentemente superados en las décadas del 60 y 70 del pasado siglo. Apela para ello a la buena voluntad e intereses compartidos de la comunidad internacional civilizada para defender la legítima vigencia del principio de la soberanía y la libre autodetermincion de todos los pueblos y su legítimo derecho al desarrollo.

  6. El Presidente Maduro apela a un discurso polémico que cuestiona la tensión bilateral EE.UU/ Venezuela, sacándola del ámbito jurídico-diplomático del derecho humanitario, para reubicar la disyuntiva en la historia neocolonial de Venezuela y de la región generados tras la doctrina Monroe.

  7. En el marco de una potencial y cacareada intervención armada imperial contra Venezuela articulada a una coalisión de países de la región, comandada por EE.UU., Maduro articula un discurso de la resistencia en el que llama a poner fin a la larga historia de injerencias imperialistas, propugnando la pronta constitución de una nueva ONU en la que cada Estado y cada pueblo puedan dirimir y definir sus destinos sin intromisiones. Mucho menos si son legitimadas en una hegemonía meramente soportada en el poderío militar, el chantaje mediático, las sanciones ilícitas, y en toscos eufemismos y complicidades.

  8. Frente a un discurso de naturaleza imperialista/ capitalista —articulado por Trump— saturado de pedantería y narcicismo de clase dominante, ironía y doble rasero, cabe caracterizar la alocución del Presidente Nicolás Maduro como un discurso dialogante, apegado al marco jurídico e institucional de Venezuela, y al derecho internacional.

  9. Asimismo, Maduro remoza un discurso decolonial que recupera el proyecto confederado bolivariano de una región hermanada por la historia, la cultura y los valores compartidos.

  10. El reciente discurso de Maduro ante la ONU bien puede adicionarse a discursos ya históricos por imborrables, como el de Martin Luther King: "Contra la guerra de Vietnam", el de Nelson Mandela y su arenga "Es un ideal por el que estoy preparado a morir"; y la última proclama de Hugo Chávez, todos con inusitada fuerza transformadora del multilateralismo y de la historia del oprobio.

  11. Pero seguramente, la nota más definitoria del carácter histórico del discurso de Nicolás Maduro pudo evidenciarse en la atenta recepción de sus alegatos, varias veces interrupidos por aplausos y que cerró con aplausos de pie de buena parte de los diplomáticos, en franca contraposición con la risotada general que desencadenó el inicio del discurso grandilocuente, propagandístico e hiperbólico de Trump, reacción que lo obligó a reconocer públicamente, que nunca esperó ser tomado a burla por la Asamblea General en su conjunto.

  12. Una carcajada espontánea y general que a más de un escribidor de discursos en la Casa Blanca le costará su cargo. Pero que, más importante aún, marca un hito como fin del unilateralismo diplomático multilateral de los Estados Unidos.

  13. La larga fila que se hizo —posterior al discurso de Nicolás Maduro— para felicitarlo por su brillante intervención puede y debe ser tomada como un discurso implícito de respaldo diplomático de su gestión y, sobre todo, de reconocimiento del derecho internacional de los estados a no seguir siendo víctimas de nuevas prácticas injerencismo y de terrorismo imperial.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2350 veces.



Luis Delgado Arria


Visite el perfil de Luis Delgado Arria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: