Es decir, con nuestro Permiso

A pesar de los intensos esfuerzos por humillarnos, seguimos firmes con dignidad y lealtad enfrentando al enemigo imperial. Quiere apoderarse de todas las riquezas naturales y minerales que poseemos. Han provocado ex-profeso, la profunda crisis económica que jamás hayamos tenido. Pero nada de lo que hagan logrará amilanárnos o acobardarnos. Ni nos arrodillaremos jamás, ante el terrorista e injerencista imperio norteamericano. A los incautos e inconscientes, les han hecho creer que el camino al Socialismo del Siglo XXI, es un modelo económico fracasado, cuando en realidad ellos mismos se han encargado de evitar que el Socialismo brote en cualquier punto sobre el planeta Tierra. Pero muchos pueblos han demostrado estar hasta la coronilla por tanta opresión, desde la primera revuelta conocida como la Revolución Francesa. Lo que la élite imperial y sus acólitos, ocultan al mundo, es la fascista propaganda que mantienen, repitiendo falsedades y mentiras, desde sus empresas de sucia manipulación, para controlar desde la percepción mental que los mercados de bienes esenciales y la extracción descarada de nuestra moneda junto a nuestros materiales estratégicos son prácticas de nuestro gobierno para justificar sus injerencias, conspiraciones y embargos comerciales encubiertos, con los cuales pretenden impedir a todo costo, nuestro inexorable desarrollo.

Expertos de países aliados y otros interesados que han venido al suelo patrio, se han dado cuenta que somos el blanco predilecto en esa planificada guerra económica que han diseñado para tumbar al Presidente Nicolás Maduro. Quieren destruir nuestra Constitución Bolivariana, la mejor del mundo. Quieren exterminarnos a todos los chavistas, por ser un pueblo irreductible, invencible y rebelde. No nos hemos amilanado como lo han intentado con otros pueblos, donde intervienieron militarmente. Quieren despojarnos de toda la diversidad de recursos naturales y minerales por los cuales nos envidian. Saben de los altos potenciales agricolas, turísticos y mineros metálicos y no metálicos que tenemos y saben que con ello tenemos el punto de partida para nuestro despegue como país potencia. Sin dejar de mencionar la capacidad que hemos desarrollado para mantener a la empresa petrolera más exitosa del mundo, PDVSA, a la cual también han infiltrado y socavado para tratar de reducirla a cenizas. Todo lector patriota consciente, debe saber que toda esa conspiración persigue nuestros yacimientos de Aluminio, Calcio, Caolin, Cobre, Coltan, Diamantes, Fosfatos, Gas Natural, Hierro, Magnesio, Manganeso, Mercurio, Níquel, Oro, Petróleo, Plata, Plomo, Rhodio, Sal, Talco, Thorio, Vanadio (en el Crudo Boscán del estado Zulia), Yeso y Zinc, entre otros minerales estratégicos. De hecho, somos la reserva más grande del mundo en Petróleo y este es el principal objetivo en la mente de los halcones del imperio criminal.

Para simular sus verdaderas intenciones, los dueños de los grandes capitales alineados con la Cábala Oscura Illuminati, unilateral e ilegalmente, desde sus cargos imperiales, promulgan sanciones contra revolucionarios y funcionarios de nuestro gobierno, mintiendo sobre actividades ilicitas de las cuales nunca presentan pruebas contundentes. Pero el verdadero trasfondo de tales sanciones ilegales, es el glorioso, rebelde, combativo, irreverente, guerrero, decidido y bravo pueblo hijo de Bolivar y Chávez. Enfrentamos abiertamente una bestial guerra directa contra nuestras necesidades básicas de alimentos, medicinas y artículos de higiene que no tiene otro propósito distinto, sino generarnos malestar e intentar la desestabilización social, para que en medio de una locura basada en el Caos Total, le pasemos factura a nuestro gobierno y que los inconscientes cambien sus preferencias políticas. De esa manera pretenden socavar el incondicional, leal e irrestricto apoyo popular a la Revolución Bolivariana demostrada desde 1999, en 2002, 2003, en el 2017 y lo que va del 2018. Al controlar los mercados de bienes esenciales, los halcones imperiales hacen creer que nuestra moneda no vale nada, para apropiarse indebidamente de nuestro dinero colocado en el exterior para comprar alimentos y medicinas. Luego imponen ilegalmente un bloqueo similar al que le han impuesto al hermano pueblo cubano en casi seis décadas. Y a ellos, se suman las malsanas intenciones del Emperador Terrorista Donald Trump de pensar en una posible intervención militar en nuestro suelo patrio. Hecho que desencadenaría la peor pesadilla que hayan podido tener desde los tiempos del Vietcong digna de una película de ciencia ficción. Con todo eso como preámbulo, no han podido ocultar las cifras de la econometría real venezolana. A pesar de haber provocado la caída de los precios del petróleo, para continuar su intento de destruir la OPEP, nuestro promedio del PIB desde el 2013 al presente esta en "un 9 por ciento por encima del PIB registrado en los ultimos 30 años". No son especulaciones nuestras. Lo afirman expertos y expertas en Economía, tales como la profesora Pascualina Curccio, Tony Boza y otros.

El error más evidente cometido en revolución, y esto es crítica constructiva, desde la llegada del comandante eterno, es no haber tomado previsiones para que nuestra economía real no estuviese "anclada" a capitales de la rancia oligarquia apátrida y a los capitales "golondrinos" extranjeros que representan los actuales monopolios y oligopolios controladores de la producción, importación y distribucion de nuestros bienes esenciales. Bienes que han sido, deliberadamente escondidos, acaparados, desviados y contrabandeados selectiva y programadamente. Las empresas imperialistas como la Procter&Gamble y similares, cambiaron los formatos de producción y condicionaron las ventas. Dejaron de distribuir grandes cantidades de presentaciones "baratas" para envasar pocas lineas de productos con mayor volumen de producto, para colocarlos a precios más altos con la misma estructura de costos, usando nuestros dolares preferenciales suministrados por nuestra revolución, y los muy ladrones los vendieron a precios desorbitantes, como si hubiesen sido adquiridos con el maldito dólar paralelo.

Con ello, impiden que la gente pobre tenga acceso a productos más baratos, iniciando así el "efecto bola de nieve" del malestar general de todos los venezolanos. Previo a la destrucción de la asamblea nacional, hoy en desacato, hicieron la promesa electoral "de la última cola" que se haría el 5 de Diciembre de 2015. Lograron engañar a una gran cantidad de ciudadanos y ciudadanas descontentas con la situación y retomaron un segmento de los cinco poderes de la nación. La escuálida oposición en forma abierta, quedó al descubierto al sumarse desenfrenadamente a la guerra económica, asegurando que el Presidente Maduro saldría de Miraflores en 6 meses y prepararon la agenda de viajes al exterior para solicitar la intervención militar contra nuestra patria. Al saberse definitivamente derrotados electoralmente, los factores opositores se montaron en la violencia fascista promoviendo toda clase de prácticas anti democráticas, a espaldas de nuestra Constitución, para "destruir" la Revolución Bolivariana. La constante investigación de los movimientos de esa clase, incluyendo las actividades de la embajada gringa en Caracas y otros estados del país, permitió descubrir que la escasez de alimentos, medicinas y otros bienes, no se debía a la disminución de la producción o importación de los mismos sino que quienes iban a Cúcuta o a otros mercados, los encontraban ilegalmente y de contrabando en abundancia plena, extraidos desde los galpones y anaqueles de nuestros propios mercados. Fue exactamente, la misma linea directríz de guerra económica usada contra Salvador Allende a principios de la década de los setenta en Chile y a Nicaragua a finales de los 80 y en otros escenarios como Yugoslavia, a la que destruyeron para convertirla en siete naciones segregadas. Lecciónes llenas de contenido para entender que el estado debe controlar los canales de distribución e impedir rotundamente que desaparezcan todos los productos de primera necesidad para la vida y la salud del pueblo. Son y serán siempre materia de seguridad estrategica y alimentaria y por lo tanto deben ser resguardados y garantizados para que lleguen a todos los estratos de la población venezolana.

La maltrecha oposición ha usado sus canales de información para desvirtuar la verdad de las causas de la guerra economica. Apuntan directamente hacia el control de precios y la política cambiaria. Cuando en realidad nos están pasando la factura por nuestra "testarudez" consciente de defender la implantación del Socialismo del Siglo XXI. Razón por la cual debemos pagar el alto precio de la escasez inducida por no arrodillarnos frente a las pretensiones imperiales. Financiada descaradamente por las Ongś norteamericanas y sus grandes medios de comunicación, van a todos los escenarios donde les hacen antesala, para difundir la falsa teoría de que nuestra crisis se debe al Modelo Socialista Bolivariano que avala nuestra Constitución, aprobada el 15 de Diciembre de 1999, por referendo consultivo solicitado por nuestro comandante eterno Hugo Chávez en aquella semana trágica para nuestro pueblo varguense.

Quieren ocultarle al mundo la inmensa cantidad de beneficios sociales que los venezolanos disfrutamos gracias a esta Revolución. Quieren ocultarle al mundo que nuestro gobierno revolucionario destina sin discriminacion alguna, gran cantidad de recursos para el perfeccionamiento del Sistema de Misiones y Grandes Misiones en sectores de la salud, la vivienda, la educación y otras áreas totalmente olvidades, desasistidas e ignoradas por mas de ciento cincuenta años. A plena mitad del año 2018 el presidente Maduro ha cumplido fielmente la promesa de destinar más del 70 por ciento del presupuesto nacional para el fortalecimiento de todos los programas gubernamentales con vista a proteger el empleo, el salario, el poder adquisitivo contra toda la "guarimba" del Grupo Polar, Fedecámaras, Fedenaga, Cavidea, Consecomercio y otros miembros de la rancia oligarquia apátrida. Nuestro gobierno ha sido un escudo protector que nos ha permitido sobrevivir frente a la guerra que nos han impuesto, y en retorno, tiene todo nuestro apoyo, especialmente ahora que le ha dado un golpe mortal al maldito dolar today y al imperio en sus pretensiones de querer arrodillarnos. Gracias a los bonos contra la guerra económica, los estratos más pobres de nuestra población han salido adelante en esta resistencia heróica del pueblo de Bolívar.

Los enemigos y traidores de la patria se han confabulado para controlar el mercado ilegal que promueve la inflacion inducida de los precios de alimentos, medicinas, bienes y de las divisas como el dolar. Promueven también dichos cambios de manera arbitraria creando un efecto consecuente en el nivel de precios en general. Al alterar injustificadamente todas las estructuras de costos, la fuerza del impacto se siente con mayor intensidad en el estrato más debil de la sociedad, que es donde esta el apoyo más fuerte del proceso revolucionario. Unida al desabastecimiento programado y a la sistematica alianza entre fabricantes y revendedores y al bloqueo financiero internacional, la canalla mediatica esparce su fétido olor de manipulación premeditada para vender falsos positivos de riesgos financieros en nuestra economía y quienes lo califican, también empapados con jugosos beneficios de los grandes capitales, desde la U.S. Federal Reserve, le dan a Venezuela, pais que honra cabalmente sus compromisos de pagos de deudas, la peor puntuación para alejar a otros capitales que desean invertir en Venezuela. Además de ser víctimas de esta guerra económica, fuimos víctimas también de quienes desde hace más de cien años se apoderaron de toda la renta petrolera que nuestro país trajo al erario público, como primer productor mundial. La rancia oligarquia apátrida, amasó sus fortunas robándola de nuestras arcas, para mantenerla fuera del territorio y asegurar así sus privilegios para mantenerse en el poder. Privilegios que murieron con la llegada de la revolución y el Comandante eterno Hugo Chávez.

En una revolución no solo hay que acabar con las estructuras viciosas del estado burgues agonizante. Tambien hay que acabar con todas las secuelas que intentan mantener intactas dichas estructuras. En la instalación del IV Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela, la presencia de más de 700 líderes, presagia un desenlace político sin precedentes en la historia de nuestra revolución. La medida audaz de transformar el Bolivar fuerte a Bolivar Soberano, la puesta en funcionamiento de un nuevo cono y las estrategias de revalorizar nuestro signo monetario, ligado a los criptoactivos certificados y reconocidos, permite pronosticar tiempos de exitoso augurio para el pueblo y contínuas pesadillas para quienes desde Washington, Bogota y la Union Europea, apuestan al fracaso de nuestra revolución. Como les dijo el propio Presidente, "les volvimos a quemar los dedos a las mafias conspiradoras en esta nueva operacion llamada Manos de Papel II".

No hubo, no hay ni habrá forma de impedir nuestra resistencia para doblegarnos. Los herederos de Guaicaipuro, Bolívar y Chávez somos el producto de un crisol de glorias refinados como el Oro con temple de acero superior al toledano. Somos superiores porque amamos al projimo, a la madre naturaleza y a toda forma de vida y conciencia que nos rodea. Por eso, jamás podrán contra nosotros. Y no nos temblará el pulso para imponer nuestra Verdad. Podemos andar por las calles de nuestra patria con la frente bien en alto. No tenemos máculas ni rabos de paja. Jamás nos sentamos ni nos sentaremos con escarnecedores para hollar lo que es mas sagrado para nosotros: Nuestro Amor por la Libertad de nuestra patria.

De aqui en adelante, la ANC fortalecerá nuestra Constitucion Bolivariana y con ella nuestra economía. Tomaremos juntos sin duda ni titubeo alguno, el control total y definitivo sobre la propiedad de todos los medios de producción. Porque ya hemos hecho de la rutina, la inclusión social, que alcanza a todos los estratos de nuestras comunidades. Nuestro pueblo lo sabe y está consciente de ello. Sometamos de manera estricta y precisa a las grandes empresas privadas. Tenemos las leyes para hacerlo y hacerlas cumplir como ellas lo mandan. Especialmente a las que conspiran contra el pueblo y la Revolución. Este país es de los venezolanos y las venezolanas. Y compartimos con aquellos hermanos y hermanas de otras latitudes que han encontrado un hogar digno y un trabajo estable. Incluyendo a los y las que hoy, después de hacerse ricos, se sumaron a la locura de la guerra económica. Convertidos en capitalistas apátridas o extranjeros conspiradores sin distinción de género o nacionalidad. Si necesitan divisas, que ninguno en el gobierno, a cambio de comisiones se las facilite. Que las produzcan con el sudor de la frente, en lugar de recibirlas de nuestras arcas como verdaderos parásitos. Si quieren invertir que traigan sus propios capitales. Lo que está o entrará en las reservas internacionales, nos pertenece como pueblo y como colectivo. Y las reservas internacionales deben crecer hasta el infinito. Para que cada vez nuestra economía sea infinitamente más fuerte. Somos los dueños absolutos de nuestras riquezas y recursos naturales. Asi que quien quiera accesar a ellas primero debe tener, por consenso de todo el pueblo, nuestra definitiva aprobación o negación, Es decir, Nuestro Permiso.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 498 veces.



Juan Manuel Olivera Melendez


Visite el perfil de Juan Manuel Olivera Melendez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Manuel Olivera Melendez

Juan Manuel Olivera Melendez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a267124.htmlCd0NV CAC = Y co = US