Valor

El valor es una elevada cualidad de la conciencia de clase para sí. Es una integralidad donde interviene la Filosofía, la Historia y la Economía Política. El valor no puede ser confundido con la temeridad, que es fruto de la espontaneidad, y la improvisación de la conducta, que ya está estructurada por la cultura, concreción histórica, hija predilecta de la manera como se produce, y por tanto, del modo como se vive. El valor entonces, es gradual y vario pinto dependiendo de su arraigo y sus derivaciones.

Los protagonistas callejeros de la guarimba, que dirigió y ejecutó el imperialismo en Venezuela, apoyado por sus cómplices conocidos y encubiertos, no precisaron del valor, para hundirle la daga invisible del miedo en las entrañas del bravo pueblo venezolano, para lo cual estaban tarifados esos traidores a la nación; al contrario, esos miserables alquilados, la mayoría de ellos jóvenes, no podían ni pueden ser capaces de traspasar la raya de la temeridad, y el extremismo pendenciero.

Al sur de nuestro continente tenemos muchos paradigmas del valor, que "reúnen en sí el decoro de muchos hombres" al sentir de José Martí. Se precisó de mucho valor para iniciar y desarrollar nuestro proceso independentista en América Latina y el Caribe. Simón Bolívar encabeza esa lista en la larga marcha para culminar la liberación nacional de todas las Repúblicas que precisan unirse como un bloque nuestro americano.

Esta tierra nuestra está poblada de mujeres y hombres con valor para enfrentarse al imperialismo y sus lacayos, sólo que todavía no han entrado en escena, no han peleado, pero pronto tendrán que pelear sin vacilaciones, sin temeridad y sin miedo, desde la fortaleza de su valentía para vencer al oprobio de la dominación capitalista que mata de hambre a los pueblos, y especialmente hoy, al pueblo venezolano.

Recientemente, Cuba y los muchísimos amigos que la Revolución cubana tiene en el mundo, conmemoraron los 90 años del nacimiento de Ernesto Che Guevara de la Serna, un paradigma del valor para defender el principio de los pueblos oprimidos a luchar por su independencia, la liberación nacional y el socialismo.

Precisamente el Che fundamentó su valor incuestionable en el arraigo de la conciencia de clase y de patria, para reiniciar un proceso de liberación en cada uno de nuestros pueblos oprimidos de América Latina y el Caribe. El imperialismo no ha descansado desde entonces para matar cualquier semilla que incube un levantamiento general de los pueblos por sacudirse el yugo de la dictadura capitalista.

Al frente de la primera incursión del Che en la madre África, y posteriormente en la hermana Bolivia, estuvo siempre la dirección de la Revolución cubana, y su líder, Fidel. Su pequeño, pero heroico, ejército no fue derrotado en la altiplanicie boliviana. Su simiente vive, y puede germinar en cualquier parte del mundo, donde el hambre capitalista arrincone mortalmente a los oprimidos

Se precisaba del valor suficiente para oponerse a las variopintas formas de opresión que el capitalismo, en su fase superior el imperialismo, ha implementado en gran parte del mundo. En Venezuela hace falta valor para enfrentarse a los enemigos de la clase obrera, que, desde la empresa, el comercio y el bachaqueo privado, están matando de hambre a nuestro pueblo trabajador.

Hasta ahora la constitución nacional, sigue en el olvido para la construcción del Poder Popular ¿Será un problema de valor?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 804 veces.



Eduardo Mármol


Visite el perfil de Eduardo Mármol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Mármol

Eduardo Mármol

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a265696.htmlCd0NV CAC = Y co = US