El suicidio de la clase media en Venezuela

Parodiando a Benedetti en su poema, la clase media en Venezuela estaba en medio de todo, con el todo por la media que estaba chupando; espejismo de media clase, quería olvidarse que era una capa privilegiada de la clase obrera.

En su media gana de olvido, la capa media, se puso a bachaquear también; se hizo aliada del medio fascista de Mendoza para robarle 200.000 mil bolívares a la clase obrera empobrecida, apuntándole con un huevo de gallina.

De vuelta al mar de los pobres, la capa media descapotada remata un coroto, un antiguo lujo para poder comer, hasta que prontamente vuelva el hambre sin ninguna pulcritud; amenazada siempre por la última ruina; todavía sigue medio soñando con ser medio Mendoza.

Medio desubicada todavía, la capa media no tiene nunca el dinero suficiente para llenar su despensa. El dólar Cúcuta, y el dólar Today estaban medio alejados de las medias posibilidades de sobrevivir medio comiendo.

La risa plena de la capa media que bailaba con el "todo viene aumentao", ahora es una media mueca, al no poder ni medio alcanzar los elevados precios de todos los alimentos y de todos los venenos. La capa media en Venezuela, se esta medio vistiendo para darle su último beso a la muerte.

En medio de la ruina, la capa media, está vendiendo sus casas con algunos ladrillos menos, para mudarse al barrio humilde donde siempre han vivido sus hermanos de clase, antes considerados como medio hermanos bastardos.

Con la esperanza a la media, la capa media enloquece antes del suicidio anunciado; ha fundido todos los motores, malpuesto todos los injertos, apichado todos los amores, quebrado todos los planes, entristecido a la risa, desaprovechado el humor que ha podido servirle para morir de mejor manera. La muerte de la clase media es un medio fastidio.

El sueño americano de la capa media, era completo, aunque ahora no llegue ni a sueñito. Miami se ha alejado a una distancia sideral, y no hay un medio pasaje, ni un medio avión que suba hasta allá.

La capa media en Venezuela ha vivido la quiebra de todos los inventos desde el Avon hasta el Stanhome; todo ha sido engullido por el descontrol de cambio, la dolarización de los precios, la africanización de los salarios, el transporte, la calidad de los servicios, y la banalización de la muerte.

La capa media, ya no puede estar en el medio; se encuentra descendida, vigilada por los buitres carroñeros que presagian el festín.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2649 veces.



Eduardo Mármol


Visite el perfil de Eduardo Mármol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a265648.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO